Liberan a último inmigrante de la huelga de hambre en centro de detención de ICE

Miembros de la Resistencia al NWDC anuncian el lanzamiento de su campaña “Chinga la Migra”, afuera del Centro de Detención del Noroeste. Foto: La Resistencia.

Miembros de la Resistencia al NWDC anuncian el lanzamiento de su campaña “Chinga la Migra”, afuera del Centro de Detención del Noroeste. Foto: La Resistencia.

De la redacción

Después de seis años en prisión en el Centro de Detención del Noroeste (NWDC), el último participante la huelga de hambre lanzada en 2014 por inmigrantes presos y el grupo defensor de los detenidos ahí, Resistencia al NWDC . El caso destaca la necesidad de establecer la responsabilidad del gobierno local en la detención prolongada.

Como se recordará, el grupo la Resistencia al Centro de Detención del Noroeste (NWDC Resistance) comenzó a organizar una serie de huelgas de hambre en 2014 con presos detenidos en esa cárcel que el servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) renta al poderoso Grupo GEO. Las movilizaciones de estos activistas y algunos prisioneros del NWDC, buscan mejorar el trato y exigir respeto a los derechos humanos y civiles de los detenidos, que por lo general salen de ahí hacia la deportación.

“También buscamos establecer que gobierno local y estatal asuman la responsabilidad sobre las consecuencias de la detención prolongada”, dijo esta mañana a Noticiero Latino Maru Mora Villalpando, cofundadora del NWDC Resistance y miembra de MiJente, organización defensora de los derechos civiles y humanos de los inmigrantes perseguidos por Inmigración.

Pues bien, este martes 11 de junio de 2019 NWDC Resistance celebró  la liberación de Fernando, un inmigrante que “había estado enjaulado desde 2012 en dicha prisión de Inmigración, en Tacoma, Washington…. es el último participante conocido de la masiva huelga de hambre de marzo de 2014 que permaneció detenido”, dice la también activista Villalpando, quien enfrenta ella misma un proceso de deportación, como hemos reportado.

Esa huelga de hambre que arrancó en la primavera de 2014, “y las docenas de huelgas que la siguieron”, muchas de las cuales también han sido reportadas oportunamente en este espacio informativo, “llamaron la atención nacional e internacional sobre las prácticas infames y abusivas de ICE en las instalaciones que renta a GEO Group”, la poderosa corporación trasnacional que lucra construyendo y operando prisiones del gobierno federal estadunidense.

Fernando, quien había llegado a Estados Unidos a la edad de 4 años, “soportó más de seis años de detención cuando fue recluido, con varios tramos largos en régimen de confinamiento solitario, sólo por el deseo de reunirse con su familia y sus tres hijos”, que son ciudadanos de Estados Unidos, aclara la activista a Noticiero Latino.
En un comunicado de la Resistencia al NWDC, se explica que la historia de Fernando demuestra cómo “los inmigrantes en el estado de Washington siguen siendo detenidos, enjaulados y deportados”. Fernando destacó en la escuela secundaria y fue admitido en la Universidad de Washington con una beca. Pero “La beca fue rescindida cuando su falta de estatus migratorio legal salió a la luz, y entonces no pudo inscribirse”.

Siguieron años difíciles, continúa Villalpando, “Hasta que terminó en el NWDC después de ser trasladado de una cárcel local de Washington tras un arresto”. Como suele ocurrir con ICE, aún en violación a la propia Ley de Inmigración, los agentes federales se enteraron de la fecha que saldría libre Fernando y “luego lo detuvieron por más de nueve veces la duración de su sentencia penal”.

Familiares e hijos de inmigrantes presos en el Centro de Detención del Noroeste (NWDC), protestan y piden la liberación de sus seres queridos en Tacoma, Washington. Foto: La Resistencia / Facebook.

Familiares e hijos de inmigrantes presos en el Centro de Detención del Noroeste (NWDC), protestan y piden la liberación de sus seres queridos en Tacoma, Washington. Foto: La Resistencia / Facebook.

La abogada de Fernando, Minda Thorward dijo estar “encantada de que Fernando finalmente sea liberado, después de más de seis largos años de detención ilegal”.

Entre tanto, Fernando está libre. Pero su caso no es único. “En todo el país, miles de inmigrantes languidecen en detención, encarcelados sin recurso mientras el gobierno busca deportarlos”. Pero en el caso de Fernando, agrega Thorward , “un equipo de abogados que dedicaron miles de horas, muchos de ellos sin pago, obligó a ICE a liberarlo. Pocos tienen ese acceso… Un sistema que encarcela, aprisiona, esclaviza y abusa de seres humanos sobre la base de su lugar de nacimiento, ¡debe ser abolido!”, remató la abogada.

Además, cuenta Villalpando que “La familia de Fernando, incluidos sus hermanos e hijos, solicitó en numerosas ocasiones que el juez de Inmigración reuniera a Fernando con su familia mediante la concesión de una fianza; y cada vez que lo solicitó, entre 2012 y 2019 le fue denegada”.

Cuando finalmente un tribunal superior le ordenó a ICE otorgarle fianza a Fernando, “el juez de Inmigración fijó esa fianza en 30 mil dólares. Una cantidad exorbitante… Gracias al apoyo de RAICES y Free our Neighbors para pagar su fianza, Fernando salió del NWDC el martes por la tarde para reunirse con su familia”. Los jueces de Inmigración,  señala Villalpando, “han establecido las fianzas a tasas cada vez más prohibitivamente altas, lo que deja sin este beneficio a una de cada cinco personas atrapadas en detención prolongada simplemente porque son pobres”, deploró la activista.

Sin embargo, el caso de Fernando con Inmigración sigue sin resolverse, pero “su batalla contra la deportación ahora continuará fuera de los muros del NWDC”. Al enterarse de su liberación, Fernando dijo: “¡Qué victoria! Es una gran victoria para nosotros aquí… Tal vez haya esperanza para todas las familias rotas”.

Lo primero que hará Fernando cuenta Maru Mora Villalpando, “es ir al océano por primera vez con su hijo. También planea tomar clases de escritura creativa”. Y a pesar de que la Resistencia celebra la liberación de Fernando, “seguimos pidiendo a la Ciudad de Tacoma y al Estado de Washington que hagan todo lo que esté a su alcance para asegurar la liberación de todas las más de mil 500 personas detenidas contra su voluntad en la prisión de inmigración de Tacoma”, concluyó la activista desde Seattle■

En una de las audiencias con la Comisión Internacional de Derechos Humanos en Washington, DC, Maru Mora Villalpando y otros defensores de los derechos humanos celebraron audiencias para exponer sus casos. Foto: La Resistencia / Facebook.

En una de las audiencias con la Comisión Internacional de Derechos Humanos en Washington, DC, Maru Mora Villalpando y otros defensores de los derechos humanos celebraron audiencias para exponer sus casos. Foto: La Resistencia / Facebook.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>