Revés de la Suprema Corte a Trump para derogar DACA e incluir la ciudadanía en el censo

Corte Suprema Corte de Justicia. Foto: dreamstime.com.

Corte Suprema Corte de Justicia. Foto: dreamstime.com.

De la redacción

La Suprema Corte de Justicia de la nación decidió no revisar la petición del gobierno federal para terminar con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, DACA, el programa que blindó de la deportación a unos 700 mil inmigrantes indocumentados llegados a este país cuando niños.

La negativa de los jueces del máximo tribunal de la nación para actuar sobre la petición de Trump significa que “el presidente no puede usar este litigio -al menos por ahora-, para aprovechar las negociaciones sobre el cierre del gobierno”, dijo Steve Vladeck, analista de CNN en temas de la Suprema Corte y profesor de derecho de la Universidad de Texas.

En caso de que la Suprema decidiera escuchar la petición de Trump sobre DACA, “lo más pronto que la revisaría sería este otoño, sin tomar ninguna decisión hasta principios de 2020″, dijo.

Por otro lado, el gobierno federal planea pedir a la Corte Suprema que revise el fallo de un tribunal inferior que bloquea la inclusión de la pregunta sobre la ciudadanía en la planilla del censo de 2020, según informó el Departamento de Justicia este martes.

La medida se produjo una semana después de que Jesse Furman, el juez de distrito que emitiera el primer fallo de un tribunal importante (Nueva York) sobre la batalla legal acerca de la ciudadanía. Esto provocó que más de dos docenas de estados, ciudades y otros grupos hayan presentado múltiples juicios en todo el país para eliminar la controvertida pregunta, dice NPR.

“Los críticos de la pregunta temen que esto resulte en un conteo insuficiente de no ciudadanos y de cualquier ciudadano que viva con ellos”, que pueden tener miedo de revelar su estatus migratorio en el enrarecido clima político que prevalece actualmente.

Porque eso podría poner en peligro la precisión de los recuentos de la población, utilizados para determinar los escaños correspondientes en el Congreso y los votos de los colegios electorales, así como los cientos de miles de millones de dólares en fondos federales que se distribuyen entre los estados de acuerdo al tamaño de su población.

La administración Trump sostiene que dicha pregunta sobre la ciudadanía sirve al gobierno para hacer cumplir mejor parte de la Ley de Derechos de Votación. Pero el juez Furman concluyó en su opinión que la administración engañó al público con esa “justificación simulada”. El Departamento de Justicia apeló la decisión de Furman ante el Segundo Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos.

Por el momento al menos, DACA parece estar asegurada hasta las elecciones presidenciales del 2020. Quien parce en cambio no tener asegurado su puesto es el propio presidente Trump, sujeto a múltiples investigaciones judiciales, y con una aceptación popular que tiende a la baja por el tema del cierre de gobierno y su insistencia en construir un muro fronterizo

Según la firma encuestadora Rasmussen, tanto el Senado como la Cámara de Representantes tienen índices de aprobación inferiores al 20 por ciento; y la mayoría de los estadunidenses ahora creen que el gobierno no es la solución sino el problema. Las últimas cifras indican que un 33% de posibles votantes aprueba firmemente el desempeño de Trump, frente a un 47% que lo desaprueba firmemente.

Y con la más reciente “oferta” de una breve extensión de tres años de protección a los recipientes de DACA, los llamados Dreamers o Soñadores para no ser deportados, los demócratas ahora tienen incluso menos incentivos para aceptar una negociación a cambio de los casi 6 mil millones de dólares que pide Trump para construir su muro. Trump esperaba sin embargo que una mayoría conservadora de 5-4 en la Suprema Corte de Justicia aumentaría su poder de negociación.

La presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi calificó la oferta de Trump este fin de semana como “el reciclaje de varias iniciativas rechazadas ya, cada una de las cuales inaceptables, que en su totalidad no representan un esfuerzo de buena fe para restaurar la certeza en la vida de las personas”, dice CNBC.

Y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles “Chuck” Schumer criticó el plan como “un no compromiso”, y culpó a Trump de ser él mismo quien le quitara las protecciones a los Soñadores en primera instancia.

Con todo, expertos legales y algunos legisladores demócratas señalan que la extensión propuesta para dar tres años de protección a DACA no llega a los términos ya discutidos y descartados.

Además, las encuestas muestran ahora que los estadunidenses culpan cada vez más a Trump por el cierre de gobierno, ya que este viernes 800 mil trabajadores federales enfrentan la falta de un segundo cheque de sueldo, lo que está poniendo en riesgo de múltiples peligros a la sociedad estadunidense en su conjunto. Incluidos los que votaron por Trump■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo