Refuerzan ayuno por la reforma migratoria líderes de fe

De La Redacción

Obama1

Más de mil miembros de la organización de fe PICO en todo el país ayunan en solidaridad con los llamados “defensores nacionales de la reforma migratoria”. Los líderes de esta organización nacional se comprometieron a realizar un ayuno para “enviar un fuerte mensaje al Congreso de que las familias inmigrantes no pueden esperar más por una camino a la ciudadanía”.

Como un imperativo moral y en solidaridad con los ayunantes que participan en “Ayuno por las Familias” o “Fast4Families” desde hace tres semanas en el Paseo Nacional, mil 41 líderes y miembros de la congregación Red Nacional de PICO en todo el país se comprometieron a ayunar el 1 de diciembre para enviar un mensaje de que “nuestras familias no pueden esperar más por un camino a la ciudadanía”.

La motivación para el ayuno deriva del compromiso al que se unieron los miembros de Pico con Fast4familias que dice: “Inspirados por los escritos y ejemplos del Rev. Martin Luther King, Gandhi y César Chávez, estoy ayunando para acabar con la crisis moral causada por nuestro sistema roto de inmigración. Estoy ayunando como un acto de oración por las familias que se rompen a diario con las deportaciones. Estoy ayunando para despertar las conciencias de los políticos que se niegan a actuar y que necesitan que se les recuerde que cada día que se abstienen de pronunciarse, es un día que más familias se separan”.

Los miembros de la comunidad de fe (Pico) y líderes laborales en Nueva York, Filadelfia, Fresno, el Condado de Orange y Phoenix ya se han unido a los ayunantes en DC, adelantándose a la acción de solidaridad del 1 de diciembre, y otros líderes nacionales en Washington se han sumado a varios días ayunos en solidaridad también, incluido Eddie Carmona, director de la Campaña por la Ciudadanía, que estará en ayuno del 1 al 3 de diciembre.

Así mismo, el Rev. Alvin Herring, Director de Capacitación de la Red Nacional PICO participó en esa huelga de hambre en el Paseo Nacional la semana pasada, y dijo que “dando gracias, incluso en medio de la lucha y las penurias, es un acto radical de esperanza y de fe profunda”. Agregó que “Es por eso que en esta semana de Acción de Gracias, me uní a mis hermanos y hermanas que están en ayunas para conseguir la ciudadanía a la que aspiran 11 millones de estadunidenses. Me inspiro en sus demostraciones de fe y en su coraje para vivir esa fe a través de su sacrificio”.

Por su parte Jesús Ramírez, líder de jóvenes con IndyCAN en Indianápolis y la Red Nacional de PICO que dejaron de ingerir alimentos por más de una semana como parte del ayuno nacional, declaró: “Mi familia se mudó a Estados Unidos hace casi una década, cuando un cártel en México asesinó a mi tío y amenazó de muerte a mi padre. Hoy en día, ya no me preocupa que puedan matar a mi padre, sino que vaya yo a volver a casa desde la escuela y mis padres no estén allí; que ellos hayan sido detenidos y deportados. Este es el costo de la inacción del Congreso, la constante amenaza de la separación familiar”.

Los líderes religiosos y comunitarios no se darán por vencidos en el objetivo que persiguen de lograr una reforma migratoria con camino a la ciudadanía. La Red Nacional de PICO y afiliados en los grupos de trabajo, de negocios y de derechos de los inmigrantes continuarán las movilizaciones, orando y ayunando hasta que el Congreso traiga un voto al pleno sobre la ciudadanía, sostienen un comunicado.

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo