Recortes severos, desaparición de presupuesto para 17 agencias y aumento a gasto militar

Este Sistema de comunicación satelital, Skynet es parte del armamento de los ejércitos modernos en las guerras actuales.

Este Sistema de comunicación satelital, Skynet es parte del armamento de los ejércitos modernos en las guerras actuales.

De la Redacción

El plan de gastos del presidente Trump, de 1.1 billones de dólares (trillones para Estados Unidos), prevé profundos recortes en muchos programas gubernamentales, aunque deja intactos derechos como el Seguro Social. Pero inclina demasiado la balanza hacia el gasto militar, la seguridad nacional y fronteriza.

Además, este presupuesto para 2018 es un riesgo para un político cuyos partidarios incluyen a trabajadores de bajos ingresos que dependen de muchos de esos programas que el presidente Trump propone recortar; aunque es posible que a muchos de estos electores no les importe tanto que su presidente no cumpla con las promesas y más bien genere políticas hostiles que favorecen sólo a una minoría adinerada.

Dicho presupuesto recorta por ejemplo una quinta parte a dos agencias federales: al Departamento del Trabajo un -21%, y a la Secretaría de Agricultura otro -21%. Al Departamento de Estado le resta poco menos de una tercera parte, el -29%, y a la Agencia de Protección al Medio Ambiente, la EPA, un poco más, el -31%, sostiene The New York Times.

Así mismo, desaparece el financiamiento para 17 Agencias federales, entre las se hallan el programa de entrega de alimentos a personas mayores, Meals on Wheels, la Radio Pública Nacional, y la Fundación Nacional para el Fomento a las Artes y las Humanidades, con lo que la actual administración afirma que reducirá 64 mil 400 millones de dólares al déficit fiscal del gobierno, algo que tanto preocupa a los republicanos conservadores.

Por otro lado eleva el gasto un diez por ciento, a su record histórico de 59 mil 500 millones de dólares en la expansión de sólo tres agencias: Defensa (+9%), Seguridad Nacional (+7%) y Asuntos de los Veteranos (+7%).

Medicare y el Seguro Social se ha quedado intactos por el momento.

La Educación en cambio vio un incremento sustancial, aunque la mayor parte del dinero va hacia el apoyo a programas escolares privados de la nueva Secretaria del ramo, Betsy DeVos, con escuelas chárter y un sistema limitado de vouchers o vales para ayudar a los padres de familia de bajos ingresos que quiera poner a sus hijos en escuelas privadas.

La propuesta del presidente Trump, que marca recortes profundos a una amplia franja de la burocracia federal, dice la fuente, se consideró un correctivo necesario para el crecimiento del poder del gobierno. El mismo que los republicanos prometían reducir.

La reacción no se hizo esperar

Estos cambios propuestos apenas si se ha asomado, y ahora viene el cabildeo en el Congreso. Sin embargo, incluso miembros del propio Partido Republicano cuestionaron algunos de los recortes -y lo que no se estaba recortando-, con las voces de alarma más fuertes viniendo de los científicos, los defensores de los derechos humanos, los maestros, los diplomáticos, los artistas y los trabajadores, dice el Times.

La directora ejecutiva del National Employment Law Project, Christine Owens calificó los recortes al Departamento de Trabajo de “draconianos”. Son “ideas anticuadas de una ciencia equivocada”, dijo la Unión de Científicos Preocupados. “Perjudicará a nuestra economía, matará los empleos y nos hará menos seguros”, señaló Amnistía Internacional.

No obstante el plan de gastos del gobierno cuenta con la aprobación de otros.

Por ejemplo el presidente de la Cámara de Representantes, Paul D. Ryan dice que durante mucho tiempo ha sentido la necesidad de revisar los programas de derechos sociales para disciplinar el gasto del gobierno federal. Y agregó sentirse alentado por los incrementos del proyecto de presupuesto propuestos para el gasto militar.

En un comunicado Ryan dijo a la fuente estar “resuelto a trabajar con la administración para reducir el tamaño del gobierno, hacer crecer nuestra economía, asegurar nuestras fronteras y asegurar que nuestras tropas tengan las herramientas necesarias para completar sus misiones”. Sin embargo, no abordó ninguno de los recortes propuestos.

Para concluir, el senador republicano de Utah, Mike Lee llamó al presupuesto de Trump “un paso sólido para enfrentar el excesivo gasto que está causando nuestra deuda nacional”, y agregó que el mandatario debe ser “elogiado” por tomar algunas decisiones difíciles.

Pero Lee no se comprometió a apoyar dicho plan de gastos y añadió que esperaba trabajar con sus colegas del Congreso para “elaborar y aprobar un presupuesto equilibrado y fiscalmente sólido en los próximos meses”. Mike Lee enfrenta la reelección por su distrito el año que viene■

This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo