Recortes a Olimpiadas Especiales no son “decisions difíciles”, sino “moralmente en bancarrota”

El congresista demócrata de Wisconsin, Mark Pocon fustigó a la asignada de Trump para el Departamento de Educación, Betsy DeVos, por el recorte de la funcionaria federal a los programas especiales para menores y adultos con discapacidades físicas y mentales.  Foto: The Advocate.

El congresista demócrata de Wisconsin, Mark Pocon fustigó a la asignada de Trump para el Departamento de Educación, Betsy DeVos, por el recorte de la funcionaria federal a los programas especiales para menores y adultos con discapacidades físicas y mentales. Foto: The Advocate.

De la redacción

Como parte del proceso del presupuesto de 2020, la Secretaria del Departamento de Educación de Estados Unidos, Betsy DeVos propuso* recortes que habrían perjudicado a unos 272 mil niños con discapacidades físicas y mentales, y a personas de clase trabajadora. La propuesta incluye entre otros, recortes por cas 18 millones de dólares a las Olimpiadas Especiales, un programa del gobierno federal que fue exaltado recientemente en una cena en el Capitolio por la propia DeVos. Su propuesta, incluye un aumento para los ejecutivos del departamento que dirige.

En general la Secretaria del Departamento de Educación, Bertsy DeVos propone un recorte del 12 por ciento al sector de esta agencia federal, que afecta a populares programas de educación especial, como las Olimpiadas Especiales, las becas de educación especial para los estados, el Instituto Técnico Nacional para Ciegos y sordos, y la Universidad de Gallaudet; y al mismo tiempo propone un aumento del 15.6% para los salarios de los ejecutivos del Departamento de Educación.

Las Olimpiadas Especiales se crearon para apoyar una competencia saludable entre niños y adultos con discapacidades intelectuales y físicas.

La cadena MSNBC señala que en una cena en el Capitolio la Secretaria DeVos elogió recientemente a las Olimpiadas Especiales: “Me siento muy orgullosa de respaldar las Olimpiadas Especiales, un importante programa que promueve el liderazgo y el empoderamiento de los estudiantes para que sean agentes del cambio”.

La educación especial y las oportunidades para los niños, como las Olimpiadas Especiales, “son vitales para el éxito y el desarrollo general de los niños con discapacidades”, dice por su parte un comunicado de MoveOn, organización que impulsa candidatos y legislaciones para el cambio social. Pero Betsy DeVos está sugiriendo que las “decisiones difíciles” deben tomarse para balancear el presupuesto”. Sin embargo los críticos de la medida afirman que reducir los fondos federales para las Olimpiadas Especiales no es una desición “difícil”, sino “moralmente en bancarrota”.

El recorte que propone DeVos a dichos programas de educación especial para niños con discapacidades físicas y mentales, agrega la cadena televisiva, es similar a la cifra que gasta el presidente Trump en unos pocos viajes a su campo de golf en La Florida durante los fines de semana.

Por otro lado, el gobierno de Trump parece no tener problemas para gastar el dinero de los contribuyentes en dichos viajes de fines de semana. Ni parece tener problemas para gastar dinero federal en enjaular a los niños que han sido separados de sus padres en la frontera. Así como tampoco parece tener problemas para financiar guerras interminables en todo el mundo.

Pero cuando se trata de la educación, la salud y el bienestar social, es difícil creer que el gobierno no puede continuar financiando algunos de los programas más populares en esta nación.

Como reportamos en su oportunidad, lo mismo acaba de suceder con la propuesta para derogar la Ley de Salud Costeable (ACA), y dejar a las compañías de seguros médicos rechazar la cobertura, o cobrarla a precios exorbitantes a las personas con problemas de salud preexistentes. De hecho, existen cálculos que suponen que estos recortes –más de un millón de millones de dólares- servirían para compensar el inmenso déficit que generó la reforma fiscal que favoreció con descuentos impositivos a las corporaciones y a menos del 1% de los individuos más ricos del país.

Además de los 21 millones de derechohabientes que perderían su cobertura médica con la medida, se calcula que otros 130 millones de personas en Estados Unidos -poco menos de la mitad de la población del país- tienen condiciones de salud preexistentes; incluidos los niños con deficiencias físicas y mentales que verían recortados los programas de Educación Especial, las Olimpiadas Especiales, las becas de educación especial para los estados, y el Instituto Técnico Nacional para Ciegos y sordos, entre otros programas.

En una comparecencia reciente que DeVos tuvo en el Comité de Finanzas de la Cámara de Representantes, que es donde se aprueba el presupuesto, el congresista demócrata de Wisconsin, Mark Pocan preguntó a DeVos si sabía cuántos niños serían afectados con el referido recorte presupuestal, a lo que la Secretaria no supo reponer.

DeVos tampoco pudo responder a una serie de preguntas de Pocan sobre el funcionamiento del Departamento de Educación que ella dirige, y su relación con los programas especiales. Al grado que el congresista tuvo que preguntarle a DeVos: “¿Está segura que hablamos el mismo idioma?”.
Hay quienes afirman que la propia Secretaria desconocía los detales del presupuesto del Departamento de Educación, y que las cifras del referido recorte fueron introducidas por la administración federal.

En su declaración para recortar el presupuesto , DeVos dijo este el miércoles que su departamento había asignado millones de dólares a estudiantes con discapacidades. “No se equivoquen: nos enfocamos todos los días en aumentar las expectativas y mejorar los resultados para bebés y niños pequeños, niños y jóvenes con discapacidades”, dijo.

Pero las Olimpiadas Especiales es una organización privada, no un programa federal, que recauda millones cada año, según su declaración. “Dadas nuestras realidades presupuestarias actuales”, dijo DeVos, “el gobierno federal no puede financiar todos los programas dignos, en particular los que disfrutan del apoyo sólido de donaciones privadas”■

*.- Nota de último momento:

El presidente Trump cambió bruscamente de rumbo hoy jueves por la tarde dando marcha atrás a su recorte propuesto al presupuesto de las Olimpiadas Especiales, en medio de una protesta bipartidista. La decisión depende en última instancia del Congreso, que ha optado por financiar el programa los dos años anteriores a pesar de las insistentes solicitudes de la administración  Trump para finalizar la financiación.

This entry was posted in Educación, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo