Rechaza la Suprema reactivar ley que restringe el voto en Carolina del Norte

votoDe la redacción

La Corte Suprema frustró ayer lunes la reactivación de una de las más restrictivas leyes de votación que un tribunal de apelaciones haya suspendido hasta la fecha en el país, la ley de identificación (ID) del votante de Carolina del Norte, por su carácter inconstitucional; pues se trata, dijo, de “un intento por dirigirse a los afroestadunidenses con una precisión casi quirúrgica”, reporta The New York Times.

El máximo tribunal de la nación se negó a escuchar una apelación de los republicanos para “contrarrestar lo que ellos afirman -sin pruebas, afirma la fuente-, fue un fraude electoral generalizado en Carolina del Norte”, durante las elecciones presidenciales que llevaron a Trump a la Casa Blanca.

Y es que las formas de identificación utilizadas de manera desproporcionada por los negros, incluyen las credenciales de identificación emitidas a los empleados del gobierno, a los estudiantes y a las personas que reciben asistencia pública.

Al parecer, tanto los demócratas como los grupos defensores de los derechos civiles envueltos en este caso desconfiaban de que la composición de l Corte Suprema fallara en su favor con el nombramiento del juez Neil Gorsuch, que da mayoría a los republicanos en el máximo tribunal.

Se trata de “Un feo capítulo en la supresión del voto que es finalmente cerrado”, declaró al Times Dale Ho, director del Proyecto de Derechos del Votante de la Unión Estadunidense de Libertades Civiles, A.C.L.U.

Tras la derrota, el liderazgo de la Legislatura en Carolina del Norte, dominada por los republicanos, asegura que intentará imponer nuevas restricciones al ejercicio del sufragio entre las minorías. Pero el gobernador demócrata de Carolina del Norte, Roy Cooper dio la bienvenida a la decisión del Tribunal Supremo, de no escuchar la referida apelación, y advirtió que las opciones de los republicanos serán cada vez más limitadas.

La referida ley, promulgada por la legislatura estatal en 2013, ha impuesto restricciones como las largas filas de espera para la votación e incluyó los nuevos requisitos de identificación de votación. Pero después, en una votación de 5 contra 4 el Tribunal Supremo revocó la decisión porque debilita la supervisión federal de la parte central de la Ley Federal de Derechos de Votación.

El Tribunal revocó cinco partes de la ley: sus requisitos de identificación de votantes, una reversión de la votación anticipada, la eliminación de la inscripción el mismo día que se vota y el pre-registro de algunos adolescentes a partir de los 17 años, así como la prohibición de contar los votos emitidos en precinto equivocado.

La corte encontró que las cinco restricciones “afectan desproporcionadamente a los afroamericanos”. Las disposiciones de la ley relativas a la identificación para votar, por ejemplo, sólo excluyó desproporcionadamente a aquellos tipos de identificación con foto que portan los afroestadunidenses y no las que poseen los blancos, sostiene la fuente.

El estado de Carolina del Norte ha “fallado en identificar Incluso a una sola persona que haya sido acusado de cometer en persona fraude en la votación. Tampoco encontró pruebas de fraude en el voto ausente por correo, método utilizado de manera desproporcionada por los votantes blancos.

La Legislatura, sin embargo, mantiene el voto en ausencia exento del requisito de identificación con foto. La corte asentó que la restricción a la votación temprana tuvo un efecto mucho mayor sobre los votantes negros, que “utilizan de manera desproporcionada los primeros siete días de la votación temprana” para votar. La ley, agregó el tribunal, elimina una de las dos principales asistencias a las urnas, la de los domingos, cuando las iglesias negras aprovechan este día para pasar de la iglesia a los lugares de votación, señala el Times.

Los jueces que revocaron las medidas de la Legislatura de Carolina del Norte son propensos a tomar una posición más definitiva que derive en el respeto al derecho al voto en el nivel nacional. El caso más probable a ser candidato a una demanda contra la ley de identificación o ID del voto es la legislación de Texas, de 2011, para votar.

Un juez federal de distrito habría dicho en abril que la Legislatura de Texas ha discriminado intencionadamente contra los votantes negros y latinos cuando promulgó esa ley restrictiva.

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo