Reaccionan ante decisión del DHS de cancelar el TPS para nicaragüenses

De la redacción

La Alianza para el TPS manifiesta su solidaridad con los nicaragüenses y hace un llamado para salvar este programa que brinda un estatus temporal hasta encontrar una solución permanente. Foto: TPS Aliance.

La Alianza para el TPS manifiesta su solidaridad con los nicaragüenses y hace un llamado para salvar este programa que brinda un estatus temporal hasta encontrar una solución permanente. Foto: TPS Aliance.

Hoy llegó la decisión oficial que miles de nicaragüenses y otros inmigrantes en Estados Unidos temía que llegara: la secretaria en funciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Elaine Duke anunció que canceló el Estatus de Protección Temporal (TPS) para unos 5 mil 300 nicaragüenses, argumentando que hoy en Nicaragua las condiciones que empujaron a sus connacionales a salir de su país, han mejorado.

Por su parte, “el gobierno Trump amplió una extensión provisional para los inmigrantes de Honduras con TPS, lo que muchos temen sea la antesala de la cancelación definitiva como en el caso de Nicaragua”, dice el periódico La Opinión de Los Ángeles.

De esta forma fue automática la extensión de 6 meses para casi 86 mil titulares hondureños de este estatus temporal, indicando que las autoridades necesitan hacer más investigaciones sobre las condiciones en el terreno, en ese país centroamericano, para tomar una decisión final. Esto dice un comunicado de una coalición de organizaciones laborales, sindicales y de derechos humanos que defienden a los inmigrantes.

Por su parte, America’s Voice afirma que “la cruel decisión de la Administración Trump, que afecta a los nicaragüenses profundamente arraigados en Estados Unidos, es parte de su esfuerzo por hacer retroceder el TPS para avanzar en su estrategia de deportación masiva”.

Estas son las acciones “clave” que revelan las aviesas intenciones de la administración federal, continúa la fuente:

  • En primer lugar, “desgarra cualquier noción de prioridades con respecto a la aplicación de la ley, que expone a la deportación a los 11 millones de inmigrantes indocumentados, independientemente de las acciones o contribuciones que haga esta comunidad al país”.
  • En segundo lugar, “la administración –Trump- lanzó un ataque sostenido contra las jurisdicciones locales que se centran en la seguridad pública, en lugar de ayudar e instigar a la fuerza de deportación de Trump”.
  • Tercero, la administración revocó DACA para los inmigrantes jóvenes, poniendo en riesgo de deportación a 800 mil jóvenes “que tienen unos 20 años viviendo en este país y un promedio de 26 años de edad”.

Ahora están desmantelando sistemáticamente las protecciones para más de 300 mil beneficiarios del TPS, “muchos de los cuales han construido familias, empresas y vidas en Estados Unidos”, señala America’s Voice.

En respuesta al anuncio del DHS, de poner fin a la protección del TPS para sus titulares nicaragüenses en enero de 2019 y sólo otorgar una extensión de seis meses a los titulares de TPS hondureños, Irania Sánchez, inmigrante de Nicaragua con la Junta Directiva de Make the Road New York, emitió la siguiente declaración en nombre de los más de 21 mil miembros de esa organización comunitaria:

“La decisión del Departamento de Seguridad Nacional de poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) para los nicaragüenses y dejar a miles de hondureños en el limbo es escandalosa e incorrecta. Este es otro ataque directo a las familias de inmigrantes vulnerables que necesitan este estatus legal especial protegido, porque la situación en sus países es grave”.

Sánchez señala que “no se puede dejar a cientos de miles de inmigrantes a merced de las políticas oficiales diseñadas por los supremacistas blancos de esta la administración”. El Congreso, afirma, debe aprobar una legislación “para proteger a las familias de TPS antes de que esta administración genere una crisis humanitaria”.

En una nutrida manifestación en la ciudad de Nueva York y Long Island, miembros de Se Hace Camino se unieron para exigir al DHS y al Congreso “que actúen para Salvar el TPS, con el hashtag o símbolo que precede a un tema, #SaveTPS.

En una reunión para encarar el problema AlianzaAmericas afirma que no se quieren reconocer las contribuciones de los titulares de TPS ni las condiciones reales de los países de donde provienen estos inmigrantes. Foto: AlianzaAmerica Tweeter.

En una reunión para encarar el problema AlianzaAmericas afirma que no se quieren reconocer las contribuciones de los titulares de TPS ni las condiciones reales de los países de donde provienen estos inmigrantes. Foto: AlianzaAmerica Tweeter.

Para Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, la estrategia de deportación masiva de la administración Trump presenta estas características:

  • Esta Administración parece desinteresada en mantener juntas a las familias, en mantener a los trabajadores esenciales en industrias críticas o en evitar que los países vecinos se conviertan en estados fallidos.
  • Parecen preocuparse más por los aplausos de los derechistas que quieren expulsar a los inmigrantes, mantener alejados a los refugiados, prohibir a los musulmanes y reducir la inmigración legal. Esto no es lo que somos. No nos quedaremos quietos ante este gobierno. Elevaremos nuestras voces con la esperanza de que una medida de sensatez influya en las próximas decisiones del DHS en Haití, El Salvador y Honduras.
  • Y pedimos al Congreso que avance en la brecha para que aquellos con TPS sean formalmente reconocidos por ser lo que ya son: residentes permanentes de los Estados Unidos■
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo