Propone precandidato demócrata detallado plan para reformar la fuerza letal de la policía

Esta manifestación en apoyo al Proyecto de Reforma de la Ley Criminal, busca terminar con las políticas duras y las desigualdades raciales en el sistema de justicia penal. Foto: ACLU.

Esta manifestación en apoyo al Proyecto de Reforma de la Ley Criminal, busca terminar con las políticas duras y las desigualdades raciales en el sistema de justicia penal. Foto: ACLU.

De la redacción

En un momento clave para la vida política de Estados Unidos los precandidatos demócratas a la presidencia en 2020 han dado un lugar importante al tema de la justicia criminal, como lo reportamos en estas páginas. El tema ocupa un lugar preponderante para poner control al abuso de fuerza, en ocasiones letal, de los departamentos de policía; en particular contra las personas de color y los pobres. En este contexto salta a la vista el plan que anuncia hoy Julián Castro, demócrata de San Antonio Texas que fuera exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano bajo la administración Obama, y también exalcalde de su ciudad natal, San Antonio Texas, quien busca la nominación de su partido para la justa presidencial del 2020. Este reporte es parte de nuestra serie sobre la reforma al sistema de justicia penal, en colaboración con The Justice Colaborative y con fondos parciales de la Fundación Public Welfare.

 

El precandidato presidencial demócrata para 2020, Julián Castro devela hoy lunes su plan para reformar la vigilancia policial en Estados Unidos, a fin de “reparar la relación a menudo deshilachada entre los departamentos de policía y las comunidades a las que sirve”, dice un comunicado de prensa de su propia oficina. El plan “representaría una de las revisiones más amplias y consecuentes de la policía local en décadas, y es la primera propuesta de este tipo lanzada por un candidato a la presidencia en 2020″.

Como se sabe, durante el fin se llevó a cabo el Foro Grandes Ideas (Big Ideas), en la convención del Partido Demócrata de California, el mayor estado de la nación que realizará elecciones primarias, encuentro que finalizó este domingo en la ciudad de San Francisco y que fue organizado por MoveOn. En este foro 14 precandidatos presidenciales presentaron sus plataformas de campaña ante entusiasta electores.

En dicho encuentro Castro anticipó una versión de su plan, en el que establecería “estándares y pautas nacionales para la conducta de la policía, aumentaría la transparencia y la responsabilidad de los departamentos policiales y de sus oficiales, y pondría fin a la cultura del exceso de la fuerza y la militarización policial”, al tiempo que “abordaría los incidentes generalizados de violencia y acoso contra civiles de la raza negra y café”, léase, los latinos.

En su alocución, Julián Castro evocó incidentes que representan la discriminación en la impartición de la justicia. “Desde Stephon Clark, a Pamela Turner, a Tamir Rice, o a Philando Castile, demasiadas vidas han sido trágicamente trilladas a manos de un sistema policial roto”.

Agregó: “Me enorgullece presentar mi plan ‘People First Policing’ (La policía primero que la gente), que establece nuevos estándares para los departamentos de policía, responsabiliza a los oficiales por el uso excesivo de la fuerza, y ​​comenzaría a acotar la brecha entre los departamentos de policía y las comunidades a las que sirve”.

Obviamente el plan de reforma policial -People First / La gente Primero-, contenido en la plataforma política del exSecretario Castro incluye, como ningún otro candidato quizás, un plan completo o desarrollado para atender el tema de la Inmigración, y la Educación, “que han establecido los estándares nacionales para estos temas”.

Pero además el plan habla de la salud y la prosperidad económica de todos los habitantes de Estados Unidos. Y sobre todo, de la alarmantemente alta tasa de asesinatos de la policía contra negros y latinos, -como hemos reportado ampliamente-, que en el momento de su asesinato se hallaban desarmados.

“Si la policía en Charleston, Carolina del Sur puede arrestar a Dylann Roof después de que asesinó a nueve personas que se encontraban en el estudio de la Biblia, sin lastimarlo… entonces no me digan que Michael Brown, Tamir Rice y Aiyana Jones, o Eric Garner y Jason Pero, y Stephon Clark, y Sandra Bland no deberían seguir vivos hoy también”, elevó la pregunta en el referido foro Julián Castro.

Y es que en marzo de 2018, en Sacramento, California la policía disparó y mató al joven de la raza negra llamado Stephon Clark, como reportamos en su oportunidad. Se podría decir que Stephon estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado. Pero el hecho es que él estaba en el patio trasero de la casa de su abuela.

“La policía estaba buscando un vándalo en el vecindario esa noche, en la oscuridad. Un helicóptero de la policía vio a Stephon, de 22 años de edad, y dos oficiales corrieron para intentar detenerlo. Giraron en una esquina ciega y uno gritó: ‘¡Pistola, pistola, pistola, pistola!’. Los oficiales dispararon sus armas inmediatamente 20 veces. Stephon Clark cayó y murió allí en el patio trasero de la casa de su abuela, con un teléfono celular en el suelo junto a él. No había arma. No había hecho nada malo”, afirma el comuicado de Castro.

La historia de Stephon Clark no es única. En Estados Unidos, según un análisis de The Washington Post, cita el comunicado de la oficina de Castro, “la policía dispara y mata a casi mil personas cada año. Cuando se desglosa ese número, se ve claramente que los hombres negros y latinos constituyen una cantidad desproporcionada de víctimas del exceso de fuerza letal de la policial. Este no es un caso de unas pocas manzanas podridas. El sistema está roto”.

El plan de Julián Castro para los referidos temas es uno de los más completos que en este momento pueden leerse en línea, entre los planes de los otros precandidatos a la representación del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales del 2020”, sostiene el comunicado■

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo