Preservar vigente DACA y aceptar nuevas solicitudes, falla juez federal

El juez federal para el Distrito de Columbia, John D. Bates, quien aparece en la foto frente a Trump, fue designado por el expresidente Jorge W. Bush. Él dictaminó que la rescisión de DACA de Trump es ”ilegal, arbitraria y caprichosa”. Foto: Inmigrantes legales para América.

El juez federal para el Distrito de Columbia, John D. Bates, quien aparece en la foto frente a Trump, fue designado por el expresidente Jorge W. Bush. Él dictaminó que la rescisión de DACA de Trump es ”ilegal, arbitraria y caprichosa”. Foto: Inmigrantes legales para América.

De la redacción

El juez de distrito, John D. Bates, dictaminó en Washington, DC, que la Administración Trump “terminó ilegalmente DACA Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia)”; y le dio un plazo de 90 días para que presente un mejor razonamiento legal, que el usado para cancelar el programa, o de lo contrario no sólo debe continuar con el programa vigente para los beneficiarios actuales, sino que además “debe aceptar nuevas solicitudes” de inscripción. Porque la orden ejecutiva de Trump para cancelar el programa, dice Bates, “se basaba en motivos virtualmente inexplicables”, y sostiene  que la orden de Trump es “ilegal”, reporta hoy The New York Times.

Como dijimos ayer en este mismo espacio, la orden del juez federal del Distrito de Columbia, John D. Bates, se trata de un fallo que viene a ser “el más reciente de una serie de derrotas judiciales para la administración Trump sobre DACA”, que llegó en vísperas de los argumentos orales que escuchó ayer la Corte Suprema de Estados Unidos en el caso de la prohibición musulmana.

En ambos casos, la Administración Trump continúa usando su poder para atacar, en lugar de proteger, a aquellos que Trump y el Procurador General de Justicia de la nación, Jeff Sesiones consideran ‘el otro’.

El Director Ejecutivo de America’s Voice, Frank Sharry reaccionó al anuncio del juez Bates: “En una democracia fuerte, el estado de derecho protege las libertades de todos y los derechos de las minorías. Bajo Trump y Sesiones, la autoridad se utiliza para proteger la base ‘interna’ de los seguidores blancos de Trump, y el objetivo del ‘grupo de afuera’ o las minorías étnicas y religiosas es una guerra viciosa de nosotros contra ellos”.

Sharry sostiene además que “La mayoría de los estadunidenses cree en la idea estadunidense de una nación inclusiva donde la libertad y la justicia se extienden a todos”. Y prometió seguir resistiendo a las políticas antinmigrantes de esta administración: “Esperemos que los tribunales, incluido el Tribunal Supremo, continúen haciendo lo mismo “.

America’s Voice dice hoy en un comunicado de prensa que el presidente del Grupo de Práctica de Inmigración, Ulmer & Berne LLP y ex presidente de la Asociación Estadunidense de Abogados de Inmigración, David Leopold declaró que “desde que Donald Trump tomó el juramento, ha utilizado su presidencia para avanzar en una agenda extremista antinmigrante destinada a librar al país de personas de color, musulmanes y otros que no encajan en su fea visión de Estados Unidos”.

Agrega: “Ya sea que esté prohibiendo a los musulmanes o cancelando DACA, Trump ha intentado usar su poder ejecutivo para construir barreras y dividir a las familias, en lugar de ofrecer soluciones para arreglar el sistema de inmigración disfuncional de la nación”.

La buena noticia, sin embargo, sostiene David Leopold, es que “la judicatura ha retrocedido casi unánimemente en contra de los intentos de Trump de destruir la Constitución”.

Entre tanto, este miércoles el juez John D. Bates se unió al coro de jueces federales que se han enfrentado a la cancelación ilegal de DACA dictada por Trump y prohibir la rescisión del programa por parte de la administración.

La decisión del juez Bates es significativa, porque demuestra, una vez más, que “los jueces federales de todo el país están celosamente protegiendo el estado de derecho frente al extremismo antinmigrante de Trump”.

Y añadió: “Esperemos que cuando los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos consideren el caso de la prohibición musulmana, sigan el ejemplo de los tribunales inferiores que le enseñaron a Donald Trump que Estados Unidos es una ‘nación de leyes, no de hombres’”.

Por su parte Juan Escalante, un titular de DACA y gerente de comunicaciones de America’s Voice, señaló en el comunicado que “no sólo se suspendieron las vidas de 800 mil estadunidenses que aspiraban –al programa- cuando Donald Trump lo terminó cruelmente, sino que también puso fin al futuro de innumerables jóvenes Soñadres que esperaban ansiosos una mayor longevidad de DACA; eso también se desvaneció”.

En todo el país una nueva generación de Dreamers está creciendo sin la capacidad de conducir un vehículo o trabajar “debido a los odiosos ataques de la Administración Trump hacia los inmigrantes”.

Escalante afirma también que “Los próximos 90 días se sentirán como años para muchos adolescentes que esperan continuar su educación en universidades estadunidenses pero que no pueden debido a su falta de estatus migratorio y la imposibilidad de postularse para DACA”.

Y remata: “Las vidas de los Dreamers como yo no deberían depender de los fallos de los tribunales ni de los berrinches presidenciales ene Twitter. Es hora de que el Congreso actúe y apruebe legislación para proteger a todos los Dreamers“.

Con todo, Hasan Shafiqullah, director de la Unidad de Leyes de Inmigración de la Sociedqad de Ayuda Legal / Legal Aid Society de Nueva York, dijo a The New York Times que “el fallo marcó la esperanza, especialmente para los hermanos menores de los destinatarios de DACA que en septiembre pasado no eran elegibles para solicitar el programa porque eran demasiado jóvenes.

This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo