¿Podemos ayudar a que no se seque el Río Colorado?

Paisaje del pueblo de San Luís, Colorado. Foto: Samuel Orozco.

Paisaje del verde valle en el pueblo de San Luís, Colorado. Foto: Samuel Orozco.

El río Colorado se está secando, amenazando el abasto de agua para poco más de 40 millones de habitantes que viven en su cuenca. Recientemente, el gobierno federal gestionó un plan de contingencia con los estados afectados y además desembolsa pagos a agricultores y rancheros a cambio de que ahorren agua. ¿Qué tan grave es la crisis del Río Colorado y qué tan presentes están los líderes latinos en los planes para salvarlo? Rubén Tapia preparó una reseña.


Los niveles del lago Mead, el lago más grande del país, y del lago Powell han caído a mínimos históricos poniendo en peligro el suministro de agua a los hogares, los sembradíos y hasta la producción de energía hidroeléctrica

Daniela Zavala, directora de comunicaciones de la organización ambientalista, HECHO, destaca que décadas de sequía sin precedentes causadas por el cambio climático y el uso excesivo de este vital líquido es lo que está secando al río Colorado. Pero hay algo más.

Y tiene que ver mucho con esos acuerdos y decisiones que fueron establecidos hace un siglo cuando el caudal era más abundante

En noviembre de 1922 representantes de Arizona, California, Colorado, Nuevo México, Nevada, Utah y Wyoming, siete estados de la cuenca del río Colorado firmaron un pacto conocido como la Ley del Río, para compartir el agua y evitar litigios. Se hicieron proyecciones y California, como estado agrícola emergente obtuvo el suministro mayor.

Sin embargo, a un siglo de firmado el acuerdo y en medio de una intensa seguía en 2021 intervino el gobierno federal, dice Zavala.

Fue allí cuando el gobierno federal hizo como la primera declaración formal de escasez del río Colorado, que dio pie a esa legislación que aprobó el Congreso a nivel federal

Entre las medidas adoptadas por el gobierno federal está dar incentivos económicos a los agricultores para que reduzcan el uso del agua y otras medidas.

Defensores latinos del medio ambiente como Juan Roberto Madrid, de la organización Green latino, es una voz crítica a esas medidas, que considera como un curita.

Están usando más agua de lo que hay, no es nomás que están pagando al ranchero que no ponga agua en sus campos. También está invirtiendo dinero para wáter recycling plants y otras medidas

Madrid destaca que las recientes lluvias por muy abundantes que sean no pueden revertir décadas de severa sequía. Además, tiene dos observaciones:

La primera es que no están diciendo todos tiene que bajar permanente el uso del agua. La segunda es que al ranchero se le está pagando para que guarde agua y no la esté poniendo en su campo; entonces, no hay verduras, no hay maíz, y quien no está trabajando es el latino, el mexicano, están sin trabajo

Para Jorge Figueroa, miembro del Círculo Hermanas del Río, cuando crearon los lagos Mead y Powell con las aguas del río Colorado, no sólo devastaron a las comunidades nativas, que por siglos vivieron del río, sino que además ya no llega agua al delta del río que desemboca en México. Junto a otros ambientalistas lleva décadas ayudando a recuperar el río.

“Hay organizaciones sin fines de lucro, como Sonoran Institute, o ProNatura Noroeste,
que llevan décadas trabajando para ayudar a traer el río de nuevo al pueblo de México, y también para los indígenas

El activista Figueroa considera que las ciudades no se quedarán sin agua, pero si le preocupa mucho la agricultura.

El sistema, lo legal, los acuerdos, la Ley del Río nos va a asegurar que vamos a tener agua en las ciudades. Lo que preocupa es la devastación que va a causar la sequía que va a traer el río Colorado con el cambio climático en la agricultura

En el debate para ayudar a salvar el río Colorado, Green Latinos tiene un plan y busca un lugar en la mesa de toma de las decisiones, dice Juan Roberto Madrid.

Para saber que nuestras voces están allí, que nos oigan

Por su parte Jorge Figueroa, del Círculo de Hermanas del Rio, apoyar a candidatos ambientales ayudaría mucho.

Votar por políticos que crean en el cambio climático, y que tengan fondos, políticas públicas para ayudar a reconectarnos y a proteger nuestros ríos

Pero también tener una amplia representación en las juntas que administran el agua en los estados, algunas son electas y otra asignadas, finaliza Daniela Zavala, de la organización HECHO.

Creemos firmemente que los líderes latinos tienen que formar parte de esa conversación

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, Ruben Tapia.

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.