Plazos para inscribirse y asegurarse (I)

Jesus CanoHoy 23 de diciembre concluye la fecha límite para que la mayoría de los estadunidenses o personas que residen legalmente en este país obtengan un seguro médico a partir del 1 de enero de 2014, bajo la Ley de Salud Costeable conocida como Obamacare. Pero una serie de opciones tomadas por diversas administraciones estatales, retrasos y problemas experimentados en el sitio web se están convirtiendo en un hito o en incertidumbre sobre el futuro de la ley. No obstante, el plan es muy sencillo: Quienes se inscriban a un plan de seguro médico a más tardar hoy 23 de diciembre, tendrán cobertura cuando arranque el primer día de Año Nuevo. No obstante la inscripción seguirá abierta hasta el 31 de marzo para comprar un seguro que de cobertura en lo que resta del año, pero si para esta fecha no se han inscrito o no tienen seguro, tendrán que pagar la multa que impone la referida ley.

Primera

Como hemos venido publicando oportunamente dentro de nuestro despacho de Salud en este espacio, Radio Bilingüe retoma hoy el tema de la inscripción a los planes de seguro médico para ayudar a la audiencia a disipar dudas y temores. Se informa que sobre todo los californianos se están dando prisa para cumplir con el plazo, aunque pocos latinos se han inscrito para obtener seguro en este estado, lo que ha provocado llamadas de alarma de legisladores que afirman que el éxito del programa de intercambio de seguros de salud de California depende de la inscripción de los latinos. En esta entrega, donde el Director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco retoma el tema en una edición reciente transmitida en el Programa de Línea Abierta que él mismo condujo, dos expertos en la Ley de Atención Médica Costeable en California y en Washington, DC comentan las noticias sobre el nuevo mercado en línea y responden las preguntas de los radioescuchas. Los invitados al programa son: Santiago Lucero, Jefe de Relaciones con los Medios, de Covered California, Sacramento, CA (www. CoveredCA.com); y Sinsi Hernández-Cancio, Directora de Equidad en la Salud, Familias USA., Washington, DC (www.familiesusa.org).

En medio de las prisas y las compras de seguro médico de último momento, señala Orozco, reportes afirman que en California la cifra de consumidores que compraron seguro de salud en línea aumentó exponencialmente en lo que va de este mes. Sin embargo, esto no sucede así con el consumidor latino. Según Covered California, el número de latinos que se ha inscrito es muy bajo: sólo un 5 por ciento de los inscritos en octubre y noviembre son latinos, una cifra muy por debajo del casi 30% de quienes en general residen en el estado. De acuerdo a un sondeo, la población estadunidense en general se siente más informada y más preparada para inscribirse en los planes de seguro, aunque no así quienes carecen de seguro de salud y hasta el momento tienen más preguntas que respuestas. En este grupo se halla los latinos.

Samuel Orozco:

A una semana del arranque de la cobertura de salud bajo el mercado de intercambios, hoy vence el plazo para inscribirse a tiempo y poder contar con un seguro médico disponible a partir del primero de enero. ¿Cuáles son los números en las nóminas de inscripción, al menos en California? ¿Cuántos han buscado planes, y cuántos se han inscrito?

Según Santiago Lucero, “En el último conteo que dimos a conocer la semana pasada, alrededor de 110 mil californianos ya habían optado por un seguro de salud. Obviamente ese número hasta el día de hoy ha aumentado de manera exponencial… y nos estamos acercando ya a los 200 mil californianos que ya están inscritos en un seguro de salud y van a tener cobertura a partir del primero de enero. Entonces son buenas noticias”.

Lucero agrega que California está desarrollando encomiables esfuerzos para llegar a las comunidades, a través de diferentes recursos: “Como organizaciones comunitarias, por medio del Internet y del centro de llamadas telefónicas para atención al cliente”.

Pero, ¿qué pasa con los bajos números entre los nuevos usuarios que hablan español? Se dice que solamente el 5% según reportes, o sea unos cuatro mil 500 se han registrado nada más en California.

“Del 28% de personas que hablan español en California, un gran porcentaje de esta población son personas indocumentadas y por ende no son elegibles para los planes de salud dentro de la Ley de Salud Costeable, y específicamente en este estado, dentro de Covered California”, nos dice Santiago Lucero. O sea que “estamos comparando el 5% en contra de un 28%, en el cual hay una gran comunidad de inmigrantes indocumentados. Claro que tenemos que hacer más para llevar el conocimiento y más información a la comunidad hispana, porque no estamos donde queremos estar con ellos…, y entendemos que la manera más efectiva de llegar a ellos, será precisamente en sus vecindarios, en sus comunidades; y hemos fortalecido el mensaje y fortalecido nuestras organizaciones para que comiencen a inscribir a hispanos en sus comunidades”. Lucero agrega que esto obedece a que muchos latinos prefieren no tramitar sus asuntos a través del Internet ni llamar por teléfono, sino que “quieren ir a sentarse con alguien”.

Orozco apunta que en cuanto a los jóvenes menores de 35 años, que decían sentirse invencibles y que por lo tanto se resistían a inscribirse… al parecer las primeras cuentas muestran otra cosa.

Y es que un 22 o 23% de todos los inscritos son esos jóvenes ‘invencibles’, nos dice Santiago Lucero: “Pero fíjate que desde un principio el mensaje muestra que pueden parecer o sentirse invencibles, pero no son tontos. Entonces, ellos han captado la importancia de tener una cobertura médica, porque obviamente no pueden predecir lo que les va a suceder; y eso ha sido el mensaje que desde un principio y dentro de nuestros diferentes mensajes de comunicación ha sido transmitido a la comunidad joven”.

Orozco:

Así que están llegando en cifras muy comparables a la de su población… ¿Qué hay con lo que se dice a cerca de que una gran cantidad de los inscritos, o de los que han solicitado planes son elegibles a los subsidios del gobierno?

Muchos de ellos no van a poder calificar para la asistencia financiera o estos subsidios, sostiene Lucero. “De repente un joven de 27 años que acaba de entrar a la fuerza laboral y que por ejemplo está ganando nada más 25 o 30 mil dólares al año, estos jóvenes que ganan este porcentaje de salario anualmente van a calificar por una ayuda considerable. Entonces sí, muchos de ellos califican”, para estos subsidios.

Y en general buena parte de la población es elegible para estos subsidios… cerca de 100 mil han sido elegibles hasta el momento, dice Orozco.

En el resto del país la situación es otra. La Secretaria de Salud, Kathleen Sebelius afirmó recién que aproximadamente un millón 200 mil personas están ya inscritas, ya sea en planes de seguro, en Medicaid, o en el programa de salud infantil, CHIP.

Sobre los detalles y el tamaño de la inscripción en el país es Sinsi Hernández-Cancio quien afirma que la información provista por Sebeluis es la última con que se contaba hasta la semana pasada. Hoy lunes 23 de diciembre, que vence el plazo para inscribirse a un plan de salud si se quiere contar con cobertura médica a partir del primero de enero de 2014, no hay muchas cifras a simple vista, pero Radio Publica Nacional informó hoy que la semana pasada se registraron 20 mil nuevos usuarios en la red que la semana que le entecedió.

“En esta afirmación no ha dividido… no sabemos cuántos son latinos, cuántos afroamericanos; esta información no se ha diseminado”, dice Hernández-Cancio. Y en cuanto a los jóvenes, sin contar con datos a la mano la experta dijo que “de la cantidad de personas que se han inscrito, muchos, la mayoría hasta ahora ha sido en programas de gobierno, lo que indica que se trata de las personas con los ingresos más bajos, que son los que tienen mayor prioridad ahora mismo para tratar de ver cómo van a conseguir un seguro; y por eso están recibiendo ayuda financiera e ingresando a Medicaid… Entendemos que muchos de estos son jóvenes, porque cuando uno va empezando en la vida pues no se tiene los salarios más altos”, dijo la experta.

Sinsi Hernández-Cancio subraya que la información con que cuenta el gobierno ha sido obtenida a través de grupos de enfoque, y de diferentes encuestas que han realizado en conjunción con otras organizaciones. De esto se desprende que “la gran mayoría, el 70% de los latinos quieren ayuda en persona; cara a cara, sentarse con alguien que les ayude con este proceso. Y por eso es tan importante el trabajo que están haciendo en California y en otros estados”. Agrega que para este propósito el gobierno federal ha invertido cientos de millones de dólares en redes de organizaciones sin fines de lucro, organizaciones de base o comunitarias. “Con gente certificada, entrenada para ayudar a la persona en su propio idioma, muchos de ellos hablan español. Para ayudar a las familias en el proceso de inscribirse, y determinar cuánta ayuda federal van a recibir para ayudarse a sufragar los gastos de su seguro, y ayudarlos también a entender las diferentes opciones que tienen para los seguros disponibles”.

Hernández Cancio exhorta a sacar ventaja de estas disposiciones; dice que se puede llamar al 1-800-318-9586, y preguntar. Para ello habrá que darle al navegador el código postal de residencia, para conocer cuáles son las organizaciones cercanas a su domicilio. “También se puede acudir al sitio web: cuidadosdesalud.gov, para buscar ayuda local, y ahí ingresar el código postal y acceder a la lista de las organizaciones. Eso es bien importante porque para poder tener seguro desde el primero de enero la fecha límite es el lunes”. O sea hoy, 23 de diciembre.

Uno de los grandes problemas detectados a través de los comentarios de los radioescuchas de Línea Abierta, dice Orozco, es que el trámite es muy complicado.

Y que hay que escoger entre los diferentes planes: Bronce, Plata, Oro y Platino, diferentes compañías de seguro, y también diferentes tipos de provisiones del servicio, que varía de compañía a compañía. Están los HMO’s, los PPO’s, lo que puede resultar confuso para los que están poco familiarizados. Así que la labor del navegador, o del consejero que habla español es super importante, vital. ¿Cómo anda el trabajo de contratar y capacitar a los navegadores en California?

Lucero: “Bueno, nosotros y muchos mercados de salud e incluso el gobierno federal comenzamos mucho antes del primero de octubre; ya se ha formado una red de organizaciones comunitarias que han tenido que ser certificadas, en este caso por Covered California, para poder estar no solamente con californianos, sino también educando e informando, como educadores certificados por Covered California. Hasta hoy hemos certificado cerca de dos mil 300 consejeros inscritos y certificados, de los cuales el 60% habla español”.

Se dice que el tiempo de espera o de duración para recibir una respuesta cuando se llama al centro de llamadas sigue siendo muy largo. ¿Qué están haciendo los estados, están contratando más consejeros bilingües?

Hernández-Cancio: “Hay que acordarse que hay diferencias entre los 25 estados o más que están usando el sistema federal de inscripción, y otros estados como California, que han decidido tomar la responsabilidad de servir a su población en sus propias manos; estados que han establecido su propio proceso en cada estado”. La experta dijo saber que en estados como Texas, La Florida y Virginia, que están usando el sistema federal, tienen tiempo de espera. “Y para ser completamente sincera, con la fecha límite del lunes (hoy), se anticipa que va a haber más tiempo de espera”.

En California, donde se sabe que se están contratando más recepcionistas, Santiago Lucero señala que “ya se abrió un centro en la ciudad de Fresno, y estamos en proceso de contratar más consejeros que atiendan el teléfono para las personas de habla hispana. Pero hay que entender también que esto es simplemente una de tantas opciones que uno tiene para inscribirse; porque uno puede inscribirse por Internet, o llamando por teléfono. Sí, hay un tiempo de espera, pero la gente debe mentalizarse también de que uno no va a comprar un dulce, uno va a comprar una póliza de seguro que va a beneficiar y para muchos va a cambiar su vida, la de ellos y la de su familia. Entonces, hay que armarse de paciencia, y con buena actitud porque esto es algo histórico y están siendo parte de algo histórico”.

Pero, ¿Qué pasa en aquellos casos en los que alguien esté interesando en llenar su solicitud pero no por Internet? ¿Hay forma o solicitudes en español, impresas ya, en papel?

Lucero: “Esta semana estamos justamente por darle la aprobación final a las solicitudes en español que van a disposición de las entidades de inscripción”. Para conseguirlas hay que estar atentos, porque “se van a publicar en Internet, y también se van a enviar a las distintas organizaciones de inscripción y de educación”.

“Ya a partir de la semana pasada”, interviene Sinsi Hernández-Cancio, “comenzó a funcionar, aunque todavía como un programa piloto. Está siendo perfeccionada la solicitud en español, en el sistema federal, y se espera que para enero va a estar en mucho mejor condición… y esa es otra alternativa que tienen para poder inscribirse por el Internet en español”, en el sitio web del gobierno federal, que es cuidadodesalud.gov.

Este momento se abren los teléfonos de Línea Abierta para dar paso a las llamadas habituales de los oyentes.

José llama desde Fresno: “A cerca del registro para el programa de salud. Yo estoy cubierto por el seguro que da el empleador, ¿todavía me tengo que registrar por si decido cambiar de plan en el futuro?”, pegunta.

Hernández-Cancio: “Básicamente, si ya tienes un seguro con tu empleador, y es un seguro que…, a menos que te cueste a ti aproximadamente más del 10% de tu ingreso para pagar tu porción del seguro, no eres elegible para el mercado de seguros; o sea que si tu seguro lo tienes por tu trabajo, y no es excesivamente costoso, no tienes que hacer nada más. Y realmente no tienes opciones para hacer nada más. Ahora, si tú piensas que tienes un seguro demasiado caro, que te cuesta más del 10% de tu salario, para la parte tuya nada más, como trabajador, sin incluir la cobertura para tu familia, entonces sí valdría la pena averiguar cuáles son las opciones que tienes en el mercado de seguros de salud, porque podrías tener una mejor alternativa”.

Retoma José: “Actualmente horita el costo de la aseguranza de los empleadores es de 800 a 900 dólares por mes, para cubrir la familia”.

Hernández-Cancio: “Sí, pero no es por la familia. Desafortunadamente es una cosa que nosotros hubiéramos querido ver mejor, que contaran lo que le cuesta al trabajador cubrir a su familia entera y no sólo a él mismo. Pero hasta que haya un cambio en la ley, lo que tienes que calcular es que si la parte tuya, lo que ofrecen para un individuo en tu trabajo te cuesta más que el 10% de tu ingreso”.

Otro José, éste desde Bakersfield llama para expresar su consternación: “Porque en realidad, si fuera sólo para mi, el seguro me cuesta cerca de 40 dólares por semana; y eso es más o menos como el 20% de mi salario. Y para toda la familia, sí cambia un poco, como a un 10%, porque ya es un poco menos en cada hijo y esposa y todo eso”.

Santiago: “Es muy importante que sepan que lo que ellos contribuyen para la cobertura del empleador, digamos el empleador paga una parte y el empleado otra; si esa parte que aporta el empleado para su propia cobertura es más del 10% de su salario, entonces el gobierno federal está diciendo, ‘No es costeable, y te vamos a permitir que vallas al mercado de salud y veas si eres elegible también para la asistencia financiera’. Ahora, por ejemplo, si de repente el empleador no ofrece cobertura para los dependientes, sino solamente para el empleado, entonces los dependientes tienen la opción de ir al mercado de seguros de salud, y ver si son elegibles también para la asistencia financiera como dependientes; porque el empleado ya tendría cobertura médica”. Pero esto sólo siempre y cuando el empleador no ofrezca cobertura médica para los dependientes, subraya Santiago.

Juan llama desde Kerman, California: “Mi familia está en el Medical, y entonces mi hija mayor, que va a cumplir 19 años y es estudiante de tiempo completo…, yo no sé si ella puede comprar un seguro para ella porque para el Medical después de los 19 año califica, aunque sea estudiante. ¿Qué va a pasar con ella?”.

Santiago: “Debido a la expansión que ha tenido el estado de California con respecto al Medicaid, que aquí en California se le conoce como el Medical, la hija de este radioescucha va a poder solicitar cobertura médica por medio del Medical; porque ya se amplió precisamente la cobertura cubrir esta brecha que existía anteriormente, cuando cumplian cierta edad y quedaban fuera del Medical. Ahora, van a poder quedarse en el Medical, siempre y cuando puedan justificar su elegibilidad según sus ingresos. Entonces, que este oyente se quede tranquilo porque su hija tiene la opción de continuar con el Medical o, si obtiene un trabajo, ser cubierto por el empleador, o ir a Covered California para ver si es elegible para los subsidios”.

Continúa…

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • Fausto Guerrero: habla sobre los cambios de invercionistas, sobre las rutas, las compañias extranjeras, los puntos de venta.
  • Fausto Guerrero: habla sobre los trabajadores de Mexicana de Aviación que estan desempleados, el dinero que no se les ha pagado.
  • Martha Elena Ramírez, entrevista a Fausto Guerrero, quien habla sobre Mexicana de Aviación y que fue lo que paso con la compañía.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo