Pasa Senado Ley de Reducción de la Inflación sobre clima, impuestos y medicamentos

Senador demócrata de Nueva York, Charles Schumer debatiendo en el Senado. En una discusión sobre un paquete de leyes. Foto: Sitio web de los demócratas del Senado.

Senador demócrata de Nueva York, Charles Schumer debatiendo en el Senado. En una discusión sobre un paquete de leyes. Foto: Sitio web de los demócratas del Senado.

Marco Vinicio González

El Senado pasó el Proyecto de Reducción de la Inflación con apretada votación de 50 a 50, desempatada con el voto de la vicepresienta Kamala Harris. Los demócratas sortearon trampas de los republicanos para descarrilar el paquete, que trataban de alcanzar sólo  incentivos para reducir la contaminación climática sin tocar los impuestos de las grandes corporaciones.

El proyecto hizo sin embargo concesiones importantes a senadores de su propio partido, como a Joe Manchin, de Virginia Oriental, para beneficiar a sus principales donantes de la industria de combustibles fósiles y permitirles oleoductos; o a la senadora de Arizona Kyrsten Sinema que respaldaba una propuesta fiscal republicana que finalmente redujo un impuesto clave corporativo hasta el mínimo del 15 por ciento para asegurar su voto.

No obstan el proyecto inyectará más de 370 mil millones de dólares en programas climáticos y energéticos, lo que podría permitir que Estados Unidos reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 por ciento por debajo de los niveles de 2005 para fines de esta década.

El paquete reducirá drásticamente los costos de los medicamentos recetados, al permitir que Medicare por primera vez en su historia negocie los precios de las medicinas directamente con las farmacéuticas, reduciendo hasta dos mil dólares la cantidad de dinero que los beneficiarios pagan anualmente de su propio bolsillo. La medida también extenderá subsidios durante tres años para la prima más alta de la cobertura de salud a las personas de bajos y medianos ingresos, bajo la Ley del Cuidado de Salud Costeable, que es la ly del ramo vigente y conocida como Obamacare.

Se trata del paquete de energía limpia “más audaz en la historia de Estados Unidos” para combatir el cambio climático, reducir los costos de consumo de energía y las emisiones de carbono, y llevar a los consumidores hacia la energía limpia o renovable. Y se pagaría con aumentos sustanciales de impuestos principalmente a las grandes corporaciones, incluidos el referido 15% y la imposición de otro nuevo impuesto sobre la recompra de acciones de las empresas.

Sin embargo, el paquete aprobado por el Senado tiene un monto inferior al de la legislación original, “Build Back Better/Reconstruir Mejor”, un plan de red de seguridad social multimillonario que los demócratas redujeron en los últimos meses y lo rebautizaron como Ley de Reducción de la Inflación, que se había proyectado para reducir el déficit federal hasta en 300 mil millones de dólares durante una década, aunque quedaba por ver si contrarrestaría la inflación o reduciría los costos para los estadunidenses a largo plazo, dicen expertos.

Debido a que la medida se paga sola y reduce el déficit federal con el tiempo, además de las victorias obtenidas en pasadas semanas con la ley concida como CHIP (Creating Helpful Incentives to Produce Semiconductors for America Act” or the), o la Ley PACT,  para ayudar a los veteranos y otras medidas, esto ha traído a los demócratas nuevas esperanzas de mantener el control en ambas cámaras del Congreso y eventualmente la Casa Blanca si mantienen el rumbo, afirman conocedores del tema.

La vicepresidenta de America’s Voice, Vanesa Cárdenas aplaudió la aprobación de la Ley para Reducir la Inflación evitando las enmiendas antinmigrantes del Partido Republicano, o píldoras venenosas sobre la inmigración y otros asuntos, y agradeció  los senadores demócratas Bob Menéndez, de Nueva Jersey y Álex Padilla, de California, por mantenerse firmes y defender a las comunidades inmigrantes.

Para pasar esta ley de reducción inflacionaria los demócratas recurrieron a una maniobra parlamentaria llamada “reconciliación”, que permite a las legislaciones relacionadas con el presupuesto evitar el umbral de 60 votos de la cámara alta para pasar una ley, siendo aprobadas sólo por mayoría simple, de 51 a 50■

This entry was posted in Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo