Paquete de estímulo económico por coronavirus navega en la incertidumbre

Trabajadores de bajos ingresos en el sur de E.U. que junto con otros se han sumado a las filas de la pobreza. Foto: Southern Poverty Law Center.

Trabajadores de bajos ingresos en el sur de E.U. que junto con otros se han sumado a las filas de la pobreza. Foto: Southern Poverty Law Center.

De la redacción

Faltando 15 para las elecciones generales de Estados Unidos 2020, las más importantes para las últimas dos generaciones de votantes quizás, las negociaciones sobre el paquete de estímulo económico por el coronavirus se hallan opacadas por densos nubarrones de incertidumbre, y se acercan a un punto de inflexión mientras la Casa Blanca enfrenta presiones por todos lados que podrían llegar a un punto crítico maña martes.

Durante el fin de semana las conversaciones entre la líder demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin continuaron, alrededor de la propuesta de 1.8 billones de dólares que la Casa Blanca ofreció el 9 de octubre. Pero Pelosi presentó una lista de objeciones el domingo, incluido un lenguaje específico sobre pruebas de coronavirus, crédito fiscal por hijos e inclusión de los inmigrantes indocumentados en el recuento del censo; y continuó expresando su esperanza: “Soy optimista de que podamos llegar a un acuerdo antes de las elecciones”.

Esta muestra de otimismo viene a calmar un poco la ansiedad provocada por el plazo anunciado por Pelosi para concluir las negociaciones mañana martes, con un acuerdo que pueda ser aprobado en ambas cámaras del Congreso antes de las elecciones del 3 de noviembre.

En tanto, las intenciones de la demócrata contrastan con las del líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, quien el martes presidirá una votación sobre un proyecto de ley “independiente”, de 500 mil millones de dólares para extender el Programa de Protección de Cheques de Pago, un préstamo para que las empresas ayuden a retener a los empleados durante la pandemia de coronavirus en curso. A este paquete se la ha denominado como una prpuestas “flaca”.

Como se recordará, el origen del paquete de ayuda por el Covid-19, elaborado y aprobado dos veces por la Cámara de Representantes, duerme ‘el sueño de los justos’ en el escritorio de McConnell, y no por falta de tiempo. Pues como se ha visto, tras ignorar dicha propuesta demócrata, McConnell ha invertido sus mejores esfuerzos últimamente para confirmar a la jueza Amy Coney Barret en la Suprema Corte de Justicia. Pero antes de esto, no ha movido un dedo para atender los urgentes asuntos de una nación en crisis no sólo por los efectos devastadores del coronavirus.

Según c/net, el miércoles revivirá el proyecto de ley “flaco” que el mes pasado bloquearon los demócratas por insuficiente para hacer frente a las necesidades económicas y de salud del país, en medio de la pandemia.

Críticos de la administración federal esperan que quizás temiendo por las cada vez más lejanas posibilidades de reelección personal, y a un “desastre” si los resultados electorales entregan a los demócratas el control de las dos cámaras del Congreso y la presidencia, algunos senadores republicanos podrían romper con el presidente Donald Trump. Pero otros dudan que esto pueda pasar, pues observan que cada vez más los republicanos se alinean con el presidente.

Más estímulo es crucial

De acuerdo con la cadena CNBC, algunos economistas también han dicho que el apoyo financiero continuo es imperativo. Por ejemplo, R.A. Farrokhnia, profesor de finanzas en Columbia Business School, en la ciudad de Nueva York, dijo a la fuente que el 10 de octubre se registraron 898 mil nuevas solicitudes de desempleo, el nivel más alto reportado desde agosto según el Departamento de Trabajo

Farrokhnia agregó que “aunque más personas están regresando al trabajo, 25 millones de estadunidenses todavía dependen de los beneficios por desempleo”. Además, afirmó que “se estima que desde mayo, 8 millones de personas han caído en la pobreza”, según investigadores de la propia Universidad de Columbia.

Pero el reverendo William Barber II declaró a NSNBC ayer domingo que esta apreciación es incorrecta, pues señala que el umbral que determina a la pobreza es falso, pues muchos que no son considerados pobres lo son, de modo que hay muchos más millones de pobres en Estados Unidos de los que los economistas calculan.

Con todo, a dos semanas de las elecciones del 3 de noviembre el Congreso se está quedando sin tiempo para aprobar la ayuda adicional. De fracasar estas conversaciones antes del día de la elección presidencial el Congreso podría retomar el hilo de otro paquete de rescate económico después de las elecciones, dice Peosi. Pero no está claro cómo el resultado de las elecciones aceleraría o retrasaría la aprobación de un proyecto de ley. Además de que el Congreso podría ver un cambio en su correlación de fuerzas, lo que podría afectar la forma de un proyecto de ley final.

La situación todavía está cambiando. Por ahora se espera que pueda haber novedades. Cualquier cosa podría suceder.  ¿Qué tan pronto podría obtener su segundo cheque de estímulo y qué debe saber sobre las propuestas de ley HEALS, CARES y HÉROES? Dicho paquete podría ayudar a formar una ley final que incluiría los mil 200 dólares para individuos que cumplan con los requisitos■

Para encontrar las diferencias entre los referidos tres paquetes de ayuda por la pandemia de Covid-19, consulte el siguiente artículo:

Senate’s $1 trillion stimulus pledge vs. White House $1.8 trillion package: Only one supports a check

This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Economía, Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.