Obamacare es la ley del salud del país

panoramaMarco Vinicio González

Noticiero Latino, Nueva York

Aunque el periodo de inscripción abierta terminó, no se puede decir lo mismo del pleito político en torno a Obamacare. Los republicanos insisten en derogar esta ley, y los demócratas, con los nuevos números de inscritos, piensan dirigir este ímpetu hacia el registro de nuevos votantes para noviembre.

Sea como fuere, Ley de Salud Costeable conocida como Obamacare acaba de alcanzar importantes metas que se había propuesto, y que le dan sentido: Cuatro años de edad, desde que fue promulgada. Casi siete millones de nuevos asegurados durante el periodo de inscripción abierta, de octubre al 31 de marzo. Y tiende a pasar de ser un asunto político contencioso a un asunto relevante de la comunidad, como es la salud de los habitantes en el país. En otras palabras, ¡es una ley!, incluso ratificada por la Suprema Corte cuando hizo falta. Sin embargo los políticos republicanos van a seguir machacando con el tema de derogarla, que es su mantra electoral para noviembre, a pesar de lo impopular que pudiera resultar esta postura en los distritos donde legisladores titulares o nuevos contendientes tienen que vivir de aquí a noviembre. Hay quienes piensan que al parecer estas posiciones aberrantes (una mayoría incluso de republicanos registrados para votar aprueba la idea de tener cobertura médica de bajo costo), no amenaza sin embargo sus aspiraciones de reelegirse o ganar un asiento en la rama del Congreso, ya que las votaciones intermedias suelen ser de baja afluencia a las urnas, y esto resulta beneficioso para los republicanos, dicen algunos analistas. Con todo, se estima que a final de este año habrá unos 10 millones de nuevos asegurados en el Obamacare, y 15 millones en 2016. Como pasó en Massachusetts, donde se avanzó hacia una cobertura universal, al principio muchos esperaron hasta el último momento para inscribirse, pero una vez alcanzados varios millones se volvió un proceso sin reversa que creció y se afianzó en la cultura y la economía local.

Basado en reportes del gobierno federal, encuestas y opiniones entre ejecutivos de la industria de servicios de salud, Los Angeles Times anunciaba ayer que 9.5 millones de desasegurados cuentan ahora con cobertura médica. Se sabe además que poco más seis millones de nuevos usuarios -algunos piensan que son casi siete millones-, se acaban de sumar al sistema de salud a través del intercambio de mercados del gobierno; y que 4.5 millones de nuevos beneficiarios se han acogido a Medicaid, en unos 36 estados que adoptaron la extensión de este popular programa federal. Esto incluye a quienes se sumaron también a programas familiares como CHIP. Además, la Directora de Políticas de de Salud Pública dentro de la secretaría federal del ramo, Mayra Álvarez dijo al programa de Línea Abierta de Radio Bilingue que “otros tres millones de jóvenes permanecerán en la póliza de sus padres hasta los 26 años de edad”, de modo que hay quienes calculan que podría estarse hablando más bien de unos 15 millones de asegurados para fines de año.

El rumor que se percibe sugiere que son casi siete millones los nuevos inscritos en la ley de salud nada más durante el tiempo que duró el periodo abierto de inscripciones, y que hay un número adicional difícil de definir en este momento, por las decenas de miles de solicitudes que lograron una extensión para completar su trámite más tarde. De acuerdo con The New York Times (NYT), por lo menos ocho estados que operaron sus propios mercados han otorgado tiempo adicional a sus clientes para completar el proceso de inscripción por múltiples razones, relacionadas muchas de ellas a fallas en la red. Como las que volvieron a presentarse ayer en dos ocasiones en el sitio web del gobierno, a partir de la media noche y luego en la mañana, pero que se arreglaron finalmente. El estado de Oregon, por ejemplo, que operó su propio mercado, dio a sus residentes un mes de gracia para completar el proceso.

El gobierno reporta que hubo también sobre saturación de las líneas telefónicas y las visitas en el Internet, así como gran afluencia de aspirantes morosos a centros comunitarios y hospitales que atendieron enormes oleadas de último momento. En muchas de estas salas de ayuda al público, en la ciudad de Nueva York, se pudo constatar que algunos habían llegado a la cola desde antes del amanecer.

Aron Albright, vocero de el Centro de Servicios de Medicaid y Medicare, la agencia que opera el sitio oficial HealthCare.gov, dijo al NYT que para las 8 de la tarde del lunes (tiempo del este) habían recibido tres millones de visitas al sitio web, cuyo momento de mayor tráfico alcanzó unas 125 mil visitas simultáneas; y que recibió además un millón de llamadas al centro de atención telefónica. En la última semana la administración Obama contó 8.7 millones de visitas a HealthCare.gov, además de otros dos millones durante este fin de semana. El centro de atención telefónica recibió también durante este lapso 2.5 millones de llamadas telefónicas, comparadas con las 2.4 millones de llamadas durante el mes de febrero.

Sin embargo, a demás de llamar en los medios conservadores durante todo el fin de semana a Obamacare, “La Espiral de la Muerte”, los republicanos han dicho incluso que los números anunciados por la administración son “cocinados”; y que de cualquier manera, no se sabe realmente cuántos van a pagar las primas, por lo que son cuentas alegres las de la administración.

En una entrevista con la televisión local en Oklahoma, la Secretaria del Departamento de Salud de la nación, Katheene Sebelius dijo ayer a la fuente que “reportes de los aseguradores indican que entre 80 y 85, o tal vez el 90 por ciento de los registrados durante el periodo abierto de inscripciones han pagado sus pólizas hasta el momento”.

Los demócratas se aprestan a realizar sendas campañas para mostrar -¡por fin!- sus medallas, de cara a las elecciones de noviembre. En esas movilizaciones dicen que incluirán masivas campañas para que los nuevos asegurados dirijan ahora este impulso hacia el registro del votante en las elecciones de noviembre, y aprovechar la plataforma de donaciones de Obamacare. Hace también un llamado a los partidarios de la reforma de salud a sumar esfuerzos y donaciones.

Sean cuales sean los números y las tendencias ideológicas o políticas que gravitan al rededor de la ley de salud, la sensatez aconseja que hay que comenzar a tratar ya a la ley de salud como lo que es: Una ley. Y que hay tener presente que aun hay por lo menos unos 33 millones de desasegurados todavía, según fuentes del gobierno.

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • Radioescucha: se tendría que empezar a investigar como juntar las moléculas de oxígeno e hidrógeno para crear agua.
  • Radioescucha: los que acabamos pagando los platos son los pobres, porque los ricos pueden acabar pagando las multas y el agua.
  • Omar Carrillo: algunas comunidades ya están ahorrando agua, como en Sacramento 13%, pero algunas aún tienen el césped muy bonito.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo