Obama todavía puede ayudar a jóvenes indocumentados detenidos

Foto: Cortesía de North Carolina teacher & Durham Association of Educators.

Foto: Cortesía de North Carolina teacher & Durham Association of Educators.

De la Redacción

Por eso, afirman los miembros de la coalición, mientras el daño no esté consumado el conjuro puede ser desecho. “Todavía hay tiempo para que el presidente Obama y el DHS inviertan el curso y paren la máquina de la deportación”.

Mientras las aguas agitadas por el sorprendente y traumático resultado electoral del 8 de noviembre recientemente pasado, no se puede dejar de luchar por los estudiantes, dice una coalición de maestros, padres de familia y miembros de la comunidad de Carolina del Norte (North Carolina teacher & Durham Association of Educators), que hace un llamado al presidente Obama a “liberar a la juventud inmigrante detenida” antes de que Trump tome las riendas de este país.

La propuesta puede ser un último llamado, si no es que está un poco tarde ya, pues trascendió en la prensa nacional que algunos proyectos de ley podrían pasar en la siguiente sesión legislativa (lame duck), antes de la toma de poder del presidente electo en enero próximo.

La referida coalición manda esta misiva al presidente saliente, Barack Obama:

“Le estamos escribiendo en un momento de gran urgencia. Pedro Salmeron (A # 206-794-982) -un estudiante de preparatoria de Charlotte, Carolina del Norte que huyó de las amenazas de muerte y la violencia en El Salvador- enfrenta una deportación inminente hoy, y actualmente está siendo trasladado hacia el avión. Jaime Arceno (A # 206-637-011), un estudiante de Georgia, sigue en detención, casi un año después de ser detenido. Y dada la elección de Donald Trump esta semana, sabemos que muchas más vidas de inmigrantes están en difícil equilibrio”.

Ahora más que nunca es necesaria la unión de la comunidad entera, y que los funcionarios electos se pongan de pie para defender a los estudiantes inmigrantes contra el estado policiaco que rige para los indocumentados y otros, por si el presidente electo, Donald Trump decide cumplir sus amenazas de campaña, advierte la referida coalición.

En el sureste de Estados Unidos, continúa la misiva, “la fuerza de la deportación prometida por Trump ya está aquí. Durante el año pasado, a través de la Operación Border Guardian (fronteriza Operación Guardian), el Departamento de Seguridad Interna (DHS) ha dirigido incursiones a gran escala contra mujeres, niños y jóvenes inmigrantes, que han impactado profundamente a nuestras escuelas y comunidades”.

Por eso, afirman los miembros de la coalición, mientras el daño no esté consumado el conjuro puede ser desecho. “Todavía hay tiempo para que el presidente Obama y el DHS inviertan el curso -del opresivo estado de cosas- y paren la máquina de la deportación”.

Estos ciudadanos preocupados por la suerte de los inmigrantes indocumentados, los que no votan, los que con frecuencia son invisibles o invisibilizados por el sistema, las instituciones y buena parte de la sociedad, no están equivocados. Con frecuencia los presidentes antes de dejar el cargo ejercen su derecho a otorgar perdones, a amnistiar incluso a presos convictos, injustamente o no. ¿Por qué no ejercer este derecho, sobre todo después de que su administración deportó a más de 2.5 millones de indocumentados?

Y mientras muchos sienten desesperación en este momento difícil, “no podemos esperarnos para actuar. Donald Trump es una amenaza real y seria para las vidas de nuestros estudiantes”, sostienen los firmantes de la carta.

“Ahora es el momento de unirnos y defender nuestras comunidades. Esta pelea comienza exigiendo la detención de la deportación de Pedro y su liberación. La defensa de Pedro representa la capacidad de defender a nuestros estudiantes en el futuro. ¿Cómo defenderá la sociedad a la gente sobre el terreno de los hechos en los meses y años venideros? ¿Cómo defenderás a Pedro?”, se preguntan.

La petición está dirigida al Departamento de Seguridad Nacional y al Presidente Obama para “que hagan lo correcto en sus últimos días antes de entregar el poder a Trump”.

Detener la deportación de Pedro, liberar a toda la juventud y a los adultos injustamente detenidos, o sin antecedentes penales, y poner fin a las incursiones de ICE a casas de familias inmigrantes y centros de trabajo es el clamor de la coalición. Porque cruzar la frontera sin ‘papeles’ no es un crimen, sino una falta administrativa. Esto lo dijo Janet Napolitano en Phoenix, Arizona en 2012, cuando era la jefa del DHS o de 240 mil empleados y 22 agencias gubernamentales.

A quienes quieran sumarse a este esfuerzo -público y funcionarios electos-, la coalición pide que llamen al Departamento de Seguridad Interna, al 202-447-4365, y expresen estas tres demandas: Liberar a Pedro, A todos los jóvenes indocumentados (que están detenidos sin haber cometido un crimen que no sea haber cruzado la frontera sin ‘papeles’), Y acabar con las redadas de ICE■

Contactos:

Holly Hardin, North Carolina teacher & Durham Association of Educators
hkhardin@gmail.com
919-271-5990
Betsy Rosen, Charlotte Mecklenburg Schools parent
betsyrosen1@gmail.com
704-756-6489

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo