Nuevo Tratado de energía Verde o The Green New Deal avanza en el Congreso

La representante electa Alexandria Ocasio-Cortez entiende la promesa de un

La representante electa Alexandria Ocasio-Cortez entiende la promesa de un “Nuevo Acuerdo Verde”. Foto: Michelle Romero y @ VanJones68 para @CNNOpinion https://cnn.it/2EraB3y.

De la redacción

Ten Green New Deal. Los legisladores demócratas, Alexandria Ocasio-Cortez, representante de Nueva York, y el senador de Massachusetts, Ed Markey lo dieron a conocer en estos días, como publicamos en Línea Abierta, y en nuestro sitio web.

Como dijimos oportunamente, este mapa de ruta busca convertirse en una ley de gran calado, que propone una inversión pública masiva para la próxima década en fuentes de energía renovable y cero emisiones de carbono. Es una resolución no vinculante, para transitar hacia el consumo de energía limpia y renovable, que reduciría de manera masiva las emisiones de carbono y que incluye cambios económicos radicales para crear millones de empleos bien pagados renovando la infraestructura nacional.

El nombre de este plan se remite al “New Deal” que el presidente Roosevelt impulsó durante la Gran Depresión de finales de los años 30, que sacó del atolladero a las capas más pobres de la sociedad. El Green New Deal propone reformas económicas y laborales que proporcionarían también atención médica universal e ingreso económico básico en el empleo, además de garantizar agua y aire limpios, nos dice Chelis López, que hoy conduce este programa y cuenta con el análisis de Javier Sierra, Director Asociado de Comunicaciones y columnista de Sierra Club, la mayor organización medioambientalista del país con sede en Arlington, estado de Virginia.

“Es una iniciativa amplia, que se propone tres metas fundamentales: Atacar la crisis climática y la contaminación; crear buenos empleos que paguen bien y no se puedan exportar; y luchar contra las inequidades económicas, raciales y de género”. El tema es de vital importancia para los latinos, por ejemplo, porque “el 43 por ciento -de este grupo- trabajamos, o vivimos, o estudiamos peligrosamente cerca de un foco de contaminación tóxica. Así que nosotros seremos los grandes beneficiados de este Nuevo Trato Verde”.

Escuche:


Matones tóxicos, una planta que emite toneladas de contaminantes. Foto: Sierra Club.

Matones tóxicos, una planta que emite toneladas de contaminantes. Foto: Sierra Club.

Un par reportes le dan la razón a Javier sierra. El de Data for Progress, una organización que utiliza el análisis científico para impulsar políticas progresistas, y la Evaluación Nacional del Clima, un informe de USA Global Change Research Program completo y autorizado sobre el cambio climático y sus impactos en Estados Unidos, estima que el planeta se calienta rápidamente y se convierte en la mayor amenaza existencial del siglo.

Javier Sierra, advierte que si no se ejerce un cambio radical le restarían al país 12 años para reducir al menos a la mitad la contaminación o si no la debacle será inevitable e irreversible. “La subida del nivel del mar dejaría bajo el agua a la mitad de la península de La Florida. Y lo mismo ocurriría con los estados limítrofes con el Golfo de México, y en donde nos hallamos nosotros, la Bahía de Sesame en Washington (DC), el agua llegaría a las puertas de la Casa Blanca”.

-¿Qué tan difícil será su aprobación… Cuál sería el siguiente paso? –pregunta López.

Escuche:

Javier sierra. foto: pagina web de Javier sierrra.

Javier sierra. foto: pagina web de Javier sierrra.

Se trata de un nuevo tiempo político, que “ha traído una ola verde y azul también, al mismo tiempo. Y estamos viendo que la gente más joven, con más energía para esta pelea contra el cambio climático es la generación de los 20, 30 y 40 años, que se están dando cuenta de que lo está aquí es una crisis existencial”.

Sierra agrega que Trump está entregando el liderato mundial a otros países. “China puso en práctica el año pasado un plan de inversiones por 360 mil millones de dólares en energía limpia; que va a crear 13 millones de trabajos disponibles. Ya está convertido ese país en el líder mundial en el combate al cambio climático”, y en la sustitución de tecnología sucia con tecnología limpia.

Hay sin embargo quienes no aceptan todavía completamente este plan, como la misma líder de la mayoría demócrata y presidenta de la cámara baja, Nancy Pelosi, “que aunque ya cambió de opinión al principio lo consideraba como un sueño eclógico”, nos dice Chelis López.

Además, “los sindicatos como el de Trabajadores de Mina Unidos (UMWA), y el Sindicato Internacional de Trabajadores de América del Norte (LIUNA), advierten que este nuevo ‘acuerdo verde’ es vago y potencialmente peligroso”.

Por su parte, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell ha insinuado comentarios que según algunos analistas no están dirigidos a aprobar el proyecto de ley Markey-Ocasio. Pues al llamar a una votación, así como está, dice por su parte un comunicado del senador Merkey, algunos “sin audiencias del comité, testimonio de expertos o un verdadero debate nacional”, sería tanto como destinarlo al fracaso.

Escuche:

Parque de molinos de viento. Foto: www.globalchange.gov.

Parque de molinos de viento. Foto: www.globalchange.gov.

“Hay que recordar que la energía limpia genera más empleos que todas les energías sucias: la carbonera, la gasera y la petrolera… además, la energía limpia paga mejor al trabajador… lo que hay es mucha confusión en la opinión pública”, pues la propuesta “no tiene más de tres semanas de vida”, nos dice Sierra.

Además, interviene la radio audiencia de Línea abierta, como siempre con sus pertinentes y valiosos comentarios. “Es una lástima que vivimos en un estado consumista, y no nos interesa el medio ambiente y nos estamos envenenando todos”, nos dice José, desde San Lucas, California. A José le contesta Javier Sierra, quien también aborda el comentario o pregunta de Chelis López sobre el contenido del nuevo tratado verde, respecto a la construcción de nuevos edificios con tecnología verde que los haga sustentables, y la eliminación de los gases de efecto invernadero, con buenos empleos, bien pagados y con los beneficios laborales completos, contenidos en la Ley Federal del Trabajo.

-Pero, ¿de dónde va a salir el dinero para pagar por todo esto?

Escuche:

El plan se propone restaurar los ecosistemas dañados por el consumo de energías sucias. Pero anualmente los contribuyentes en Estados Unidos “le regalamos a estas tres industrias sucias (la petrolera, la de gas y la industria del carbón), 25 mil millones de dólares en subsidios. A estas industrias que llevan vigentes como siglo y medio… Esos subsidios se deberían destinar a fomentar ni más ni menos que la energía limpia, a que haya más y mejores empleos. El dinero –del contribuyente- está ahí”. Y propone el uso de energía solar para ahorrar más.

Lo que falta es la voluntad política, pero el tratado verde será sometido en algún momento a votación en el Congreso, donde por la parte demócrata cuenta con el apoy de destacados candidatos a la nominación presidencial de su partido, como Kamala Harris (CA) y Elizabeth Warren (Mass), además de  Cory Booker (NJ), Kirsten Gillibrand (NY), entre otros. Y el senador Bernie Sanders, independiente de Vermont, que es visto también como posible candidato presidencial abrazó la medida.

Escuche:

Planta de combustión de carbón. Foto: Sierra Club.

Planta de combustión de carbón. Foto: Sierra Club.

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.