Nuevo revés judicial de alto perfil a la intención de Trump de construir un muro

Construyendo un muro metálico en la frontera sur. Foto: Joel Sartore / National Geographic.

Construyendo un muro metálico en la frontera sur. Foto: Joel Sartore / National Geographic.

De la redacción

En medio de juicios de destitución y una investigación de los aparatos de inteligencia que desmienten la teoría de una conspiración contra el presidente Trump, un juez federal en El Paso, Texas le propina al mandatario un nuevo revés, al bloquear este martes el plan de la administración federal para pagar la construcción del muro fronterizo la barrera fronteriza con 3.6 mil millones de dólares en fondos militares. El mandato judicial permanente, es un revés para la promesa de Trump de erigir 450 millas de barreras de acero para fines del próximo año.

Resulta que David Briones, el juez federal de distrito designado por Bill Clinton dictaminó que la administración federal carece de autoridad para disponer de fondos asignados por el Congreso y desviarlos a un propósito diferente. Y es que el gobierno de Trump estaba planeando usar 3 mil 600 millones de dólares de El Pentágono para construir 175 millas de muro fronterizo.

En su fallo, el juez Briones declaró que el intento del gobierno federal de proclamar una emergencia para reprogramar los fondos destinados a construcciones militares era ilegal; y que los demandantes en el caso tenían derecho a una orden judicial permanente que detuviera las intensiones del gobierno.

Briones había emitido ya en octubre otro fallo para frenar temporalmente dicho plan de utilizar fondos militares para su muro, pero aquella decisión no tuvo un alcance nacional, dijo la prensa en su momento.

Este fallo es un nuevo revés para la administración Trump, que ha intentado repetidamente aapropiarse de dinero, incluidos fondos para la reconstrucción de los desastres del huracán María en Puerto Rico, a fin de cumplir con la promesa de campaña que hizo a su base electoral antinmigrante.

Además, el fallo de Briones marca otro golpe de alto perfil que los tribunales le han propinado a Trump últimamente en temas clave, incluidas sus políticas de inmigración y su lucha para no entregar las declaraciones de sus impuestos al Congreso. Sin embargo, el fallo judicial sólo se refiere a una partida presupuestal de El Pentágono, y deja en su lugar el dinero que la Corte Suprema permitió que se usara a principios de este año, reporta CNN:

“En septiembre, el Secretario de Defensa, Mark Esper autorizó el desvío de 3 mil 600 millones de dólares en fondos de construcción militar para 11 proyectos de muro en la frontera sur con México. El Pentágono dijo en ese momento que la mitad del dinero provenía de proyectos diferidos en el extranjero, y la otra mitad estaba planeada para proyectos en Estados Unidos”.

Pero una demanda presentada por el Condado de El Paso, Texas, y por la Red de Fronteras para los Derechos Humanos argumentó que el presidente Trump “sobrepasó su autoridad cuando emitió una declaración de emergencia nacional para obtener acceso a fondos adicionales para su muro fronterizo”, a pesar de recibir mil 375 mil millones de dólares del Congreso.

The Washington Post reporta por su parte que el costo del muro, que originalmente iba a ser de unos 5 mil millones de dólares, va a ser ahora de casi 10 mil millones. De tal suerte que el fallo del juez Briones “afecta aproximadamente a un tercio del dinero que el presidente planea gastar en su proyecto emblemático”. El fallo de Briones, agrega, “no se aplica a otro dinero disponible para la administración, incluidos los fondos antinarcóticos militares reprogramados”.

Pero el referido fallo marcó “la primera instancia de una jurisdicción local que demandó con éxito”, para bloquear la construcción de dicho muro fronterizo. El Condado de El Paso, uno de los dos demandantes en la demanda, había argumentado que la nueva barrera no era deseada por la comunidad, y que “infligiría un daño permanente en su reputación como un lugar acogedor y transfronterizo”.

Kristy Parker, abogada del grupo sin fines de lucro, Protect Democracy, que representó a los demandantes, dijo a la fuente que “la decisión significa que el presidente no puede gastar dinero en el proyecto que no fue autorizado por el Congreso… El presidente no puede usar la Ley Nacional de Emergencias para anular una decisión de apropiación del Congreso… Eso significa específicamente que no puede usar los fondos asignados para la construcción militar y desviarlos para usarlos en la construcción de barreras fronterizas”.

Se espera que la administración Trump apele la decisión, dice el Post■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.