“Nuevo” plan de salud republicano, podría develarse hoy

De la redacción

Sostienen que el plan de salud de los republicanos no es bueno para los negocios y mucho menos para la gente. Foto: Boston Globe.

Sostienen que el plan de salud de los republicanos no es bueno para los negocios y mucho menos para la gente. Foto: Boston Globe.

Los líderes republicanos del Senado dicen que hoy jueves presentan su nueva propuesta de ley –Trumpcare o Ley de Salud Americana- para derogar y reemplazar la Ley del Cuidado de Salud Costeable (ACA), o uno de los principales legados de la administración Obama. Dicen haber revisado el presupuesto de la pasada propuesta del senador republicano de Kentucky, Mitch McConnell, para ayudar a mantener bajos los costos de los seguros a los consumidores y mantener un par de impuestos a las personas más pudientes que originalmente habían planeado eliminar, reporta The New York Times.

Para lograrlo se han propuesto inyectar aproximadamente 70 mil millones de dólares en fondos adicionales, que los estados podrían usar para ayudar a reducir las primas, mantener bajos los costos que salen de los bolsillos del consumidor y hacer que el cuidado de la salud sea más asequible. El proyecto contaba ya con más de 100 mil millones de dólares para dichos fines.

Pero tanto como en el fracasado proyecto anterior de McConnell, la nueva versión convertiría al popular seguro Medicaid, que atiende a más de 70 millones de pacientes, de ser un derecho abierto a un sistema de pagos fijos a los estados.

La nota completa (inglés):

Senate G.O.P. Leaders to Unveil Health Care Bill to Try Winning Over Skeptics

Manifestación en Washington, DC, donde protestan porque el plan de salud de  los republicanos afectará poderosamente a las mujeres. Foto: ABC News.

Manifestación en Washington, DC, donde protestan porque el plan de salud de los republicanos afectará poderosamente a las mujeres. Foto: ABC News.

Entre tanto la organización Indivisible, un grupo de perfil nacional que dice estar tratando de frustrar el plan de salud de los republicanos en el Senado, quienes presumiblemente estarían a su vez evaluando si aprobar o no una versión de la Ley de Salud Americana o Trumpcare que aprobó recién la Cámara de Representantes y que dejaría sin seguro de salud a unos 22 a 23 millones de estadunidenses, por lo que han publicado una guía para activistas sobre cómo evitar que los senadores aprueben dicha ley, reporta el semanario inglés, The Guardian.

Y es que debido a un “arcaico” proceso legislativo que lleva por nombre ‘reconciliación presupuestaria’, el TrumpCare no está sujeto a obstrucciones y requiere una mayoría simple para ser aprobado en el Senado, dice la fuente.

Aún si los demócratas se mantienen firmes en su oposición, aseguran, eso significa que el liderazgo republicano necesitará que 50 de los 52 senadores republicanos voten por el proyecto de ley. “Afortunadamente hay más de tres republicanos que creemos que podemos pasar a votar en contra del TrumpCare, con suficiente presión de sus electores”, dice Indivisible en su sitio web.

Indivisible calcula que hay “más de tres republicanos” que los activistas pueden pasar a votar no. Si más de dos republicanos votan no –sostienen-, los republicanos probablemente no tendrán los votos para que el proyecto de ley sea aprobado”.

Y es que por ejemplo, el senador republicano por Texas, Ted Cruz propuso unas enmiendas al plan de McConnell, que dice bajaría las primas del seguro y le daría a los consumidores la ‘libertad’ de escoger un plan sin la obligación de hacerlo como mandaba la Ley de Cuidados de Salud Costeable, conocida coloquialmente como Obamacare.

También está su correligionario de Wisconsin, el senador Ron Johnson, quien recientemente escribió un editorial llamando a aflojar las regulaciones y flexibilizar el mandato. O el senador Mike Lee, de Utah, que apoya las enmiendas propuestas por Ted Cruz afirmando que los consumidores tendrán opciones más baratas.

Además, está Rand Paul, de Kentucky, quien sostiene que el consumidor tiene que derogar las regulaciones si desea bajar los costos al consumidor. Y por otro lado está el grupo de senadores republicanos preocupados por sus electores que quedarían desasegurados, y los pacientes con condiciones médicas preexistentes.

En esta lista se hallan la senadora por Virginia del oeste, Shelley Moore Capito quien afirma que las enmiendas de Cruz hacen más difícil obtener la cobertura. O Bill Cassidy, de Luisiana, quien sostiene que cada proyecto de ley tiene que pasar la ‘prueba Jimmy Kimmel’, lo que quiere decir que un bebé que nace con una enfermedad congénita, del corazón, por ejemplo, debe ser capaz de obtener todo lo que él o ella necesitaría en ese primer año de vida.

Y por supuesto está la senadora de Maine, Susan Collins, quien critica también las enmiendas de Ted Cruz y dice que éstas podrían erosionar las protecciones de la gente y sobre todo le preocupa el tema de las condiciones preexistentes. Y el senador de Iowa, Charles E. Grassley quien afirma que se opondría a la enmienda de Cruz porque tiene el efecto de aniquilar el requisito de condición preexistente.

Y por último el senador de Nevada, Dean Heller, quien junto con Collins ha sido uno de los más vocales al encabezar la resistencia al proyecto de McConnell entre los republicanos, señalando que éste no protege lo suficiente al consumidor de bajos ingresos, entre los que se hallan muchos latinos, mexicanos, entre sus electores.

Por su parte, el plan de Indivisible implica, dice en su página, bastante trabajo y fuerte; pero el peligro que se cierne sobre decenas de millones de derechohabientes lo justifica. Pacientes que por cierto muchos de ellos nunca habían tenido cobertura que velara por su salud, a pesar de trabajar y pagar impuestos toda una vida.

La esencia del plan es esta:

“Los senadores que aprueben o hundan este proyecto de ley estarán muy influenciados por lo que están escuchando de sus electores. Nuestra estrategia es utilizar la presión de dichos constituyentes sobre cada miembro del Senado de Estados Unidos para obligarlos a entender que votar en contra de Trumpcare está en su mejor interés -y en el de las personas que representan”.

La nota completa de The Guardian en el enlace de abajo (inglés)

La Resistencia Ahora: Trumpcare en la mira / Frustrando Trumpcare

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo