Nominación de Trump a la Suprema Corte anticipa batalla épica para su confirmación

El presidente Trump y su nominado a la Suprema corte, el juez Brett M. Kavanaugh. Foto: www.nationalreview.com.

El presidente Trump y su nominado a la Suprema corte, el juez Brett M. Kavanaugh. Foto: www.nationalreview.com.

De la redacción

En la víspera de una gira por varios países de Europa el presidente Trump nominó al juez Brett M. Kavanaugh, de 53 años de edad y graduado de la Facultad de Leyes de la Universidad de Yale, para ocupar el puesto que deja vacante en la Corte Suprema el juez Anthony M. Kennedy, de 81 años y quien anunció recientemente su jubilación a partir del 31 de julio, desatando en el país una  polarización política pues su nombramiento anticipa que será un arma electoral para los partidos políticos en noviembre.

El nominado para la Corte Suprema por el presidente Trump es el juez Brett M. Kavanaugh, un egresado de la Facultad de Leyes de la Escuela de Yale que comenzó su carrera como ayudante del juez Anthony Kennedy, y también del presidente George W. Bush. Además, fue antiguo investigador bajo el mandato del presidente Bill Clinton, y de hecho el arquitecto del marco jurídico que permitió aquel famoso juicio político que terminó prácticamente con el mandato de Clinton.

Kavanaugh cobró relevancia en el medio político al emprender un alegato contra la Ley de Salud Costeable del entonces presidente, Barack Obama, allanando el camino para desmontar partes importantes de esta ley de seguro de salud cuando Trump ya fue presidente. Y en otra ocasión Kavanaugh se opuso firmemente a que una joven indocumentada pudiera practicarse un aborto, a todas luces urgente, y opinó que mejor debería posponerse por algún tiempo.

Por eso no ha sido una gran sorpresa su nominación, dado “su historial conservador, credenciales de élite y lazos profundos entre los grupos legales republicanos que han avanzado a los más conservadores al banquillo federal, dice la prensa. Además, Kavanaugh es conocido por estar conectado con el establecimiento legal y político más conservador de Washington, lo que anticipa una batalla de dimensiones “épicas” para su nominación, porque muchos de sus detractores lo consideran un “ideólogo de derecha”.

No obstante, en la presentación que hizo anoche en la Casa Blanca Trump describió a Kavanaugh como “una de las mejores mentes legales y más agudas de nuestro tiempo”, y lo declaró “un jurista que dejaría de lado sus puntos de vista políticos y aplicaría la Constitución tal como está escrita”, reporta The New York Times.

La nominación de Kavanaugh ocurre en un momento en que se avecinan las elecciones de medio término en noviembre. Y como se recordará, la confirmación del juez Neil Gorsuch, el primer juez elegido por Trump para ocupar la vacante del fallecido juez Anthonin Scalia, fue posible gracias a que en 2016 los republicanos bloquearon la nominación del entonces presidente Obama, el juez Merrick Garland, cuando el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell cambió las reglas del juego y dictó que no era posible un proceso de nominación para un juez a la Supremaen en un año de elecciones, precisamente como lo es este año.

Además, esta selección de Trump se lleva a cabo durante una investigación judicial sobre posible colusión del presidente con Rusia, que manipuló las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016 según 15 organismos estadunidenses de inteligencia, y varios delicados asuntos de inmigración que incluyen la urgente reunificación de los niños separados de sus padres en la frontera, y la muerte inminente de los programas de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Programa de Protección Temporal (TPS), entre otros delicados temas.

De confirmarse la nominación de Kavanaugh, ésta sería la segunda que hace Trump a la Suprema Corte, en la era del Procurador General, Jeff Sessions. Muchos temen que inclinará al máximo tribunal más hacia la derecha, con efectos que durarán una generación, al sumar fuerzas con los otros jueces ultra conservadores de la corte, John Roberts, Clarence Thomas, Samuel Alito, y Neil Gorsuch.

Con Kavanaugh serán 5 de 9 los jueces que votaría presumiblemente a favor de las propuestas de Trump, y vale subrayar que la Suprema tiene la última palabra sobre la constitucionalidad de todos los asuntos en la vida política y jurídica de Estados Unidos.

Durante todo el día y en la noche de ayer el Capitolio estuvo rodeado de miles de manifestantes que se oponen a la nominación de Trump, entre quienes se hallaban senadores como Elizabeth Warren, Kory Booker y Kamla Harris, entro otros.

Trascendió que momentos después del anuncio, el líder demócrata de Nueva York en el Senado, Chuck Schumer declaró: “Me opondré a la nominación del juez Kavanaugh con todo lo que tengo”. Y aunque Mitch McConnell expresó algunas dudas sobre la confirmación, dijo sin embargo que era una “excelente elección”.

Pero otros líderes demócratas, grupos progresistas y sindicatos condenaron noche el nombramiento de Kavanaugh, a quien describieron como un “reaccionario” y juez de “extrema derecha” que, según advirtieron, “podría continuar replegando los derechos de las mujeres y las minorías”, dice hoy el periódico La Opinión de Los Ángeles.

“El presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez recordó que el Tribunal Supremo ya avaló en su reciente sesión ataques a los derechos laborales, la ‘veda musulmana’ y la supresión del voto en Ohio, por lo que con Kavanaugh continuaría el asedio contra el cuidado de salud, los sindicatos y los derechos civiles”.

Además, existe una extendida preocupación que de ser confirmado Kavanaugh “podrían debilitarse aún más las medidas ambientales y laborales, además de –y principalmente- revertir el histórico dictamen ‘Roe v. Wade’ que legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973, por lo que preparan una campaña de presión dirigida a los senadores republicanos de corte moderado”, dice la fuente.

En un comunicado de prensa la titular de la Fiscalía General de Nueva York, Barbara Undergood declaró con preocupación: “Parece que el candidato del presidente Trump ha sido elegido por su potencial para hacer retroceder décadas de protecciones para mujeres, minorías raciales, estadunidenses LGBTQ, trabajadores y otros grupos marginados, así como el principio fundamental de igualdad de justicia ante la ley”.

Kavanaugh agradeció a Trump al afirmar que ningún presidente ha hecho más consultas para buscar datos sobre una nominación a la Suprema Corte. Declaración que ha sido puesta en duda por expertos en los noticiarios nacionales de la televisión■

Más sobre la nominación del residente Trump, del juez Brett Kavanaugh como candidato a la Corte Suprema

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo