Niña inmigrante con parálisis cerebral amenazada por proyecto de salud del Congreso

Isabella, a su izquerda su mamá, Deissy, y  Bertha Ceja, su trabajadora social; a la derecha Marcos Nieves García, Director de The Rigth to Thrive.

Isabella, a su izquerda su mamá, Daissy, y Bertha Ceja, su trabajadora social; a su derecha, Marcos Nieves García, Director de The Rigth to Thrive.

Hasta hace tres años, a la niña Isabella se le pronosticaba una vida con graves problemas para hablar, caminar y valerse por sí misma. La niña padece parálisis cerebral. Pero gracias a la determinación de su madre y a tratamientos recibidos en el actual sistema médico de California, Isabella mejoró y hoy no sólo es bilingüe sino que además toma clases de baile. Pero por ser inmigrante, su recuperación corre peligro en caso de aprobarse en el Senado el plan de salud de los senadores republicanos. Esta historia y esta advertencia se narran en un documental de reciente producción. Desde Los Ángeles, California, Rubén Tapia tiene el reporte.


Se escuchan aplausos del  público…

Sentada frente a decenas de personas la niña Isabella, de 12 años de edad, junto a su mamá, su trabajadora social y un documentalista responde con optimismo sobre que profesión le gustaría tener cuando sea mayor:

“I want to be many things”, dijo.

La historia de Isabella inició hace tres años. Junto con su mamá y su hermana mayor llegaron desde su natal Colombia al Sur de California. No conocían a nadie y tenían muy poco dinero pero una gran determinación, recuerda su mamá Daissy:

“El amor de una mamá por buscar mejorar la calidad de vida de su hijo. Pareciera que algo dentro de ti hace que no te quedes quieta”

Para su fortuna, varias mujeres del grupo “Living by Design” les tendieron la mano, Martha Gutiérrez es una de ellas.

“Yo conocí a Daissy cuando recién llegó aquí; con 50 dólares en su bolsa y un hotel que ya estaba listo para echarla a la calle”

Les dieron albergue y con su apoyo Daissy llevó a Isabella a un hospital, pero no la pudo internar.

Al centro, de pie, Carolina Gamero, MC del evento, sentada a su izquierda y  moviendo las manos, Betzabel Estudillo, Directora del Proyecto de Políticas de Salud del CIPC.

Al centro, de pie, Carolina Gamero, MC del evento, sentada a su izquierda y moviendo las manos, Betzabel Estudillo, Directora del Proyecto de Políticas de Salud del CIPC.

“Que no me podían aceptar porque tenía que tener una serie de requisitos, donde yo debía tener mi doctor especialista con mi hija para que me remitiera y dijera todo lo que ella tenía; de lo contrario, no iba a poder ser aceptada” 

Buscando alternativas Daissy cuenta que fue a matricular a Isabella en una escuela donde le exigieron las vacunas. En la clínica, una doctora al ver su condición, muy conmovida, la refirió con un especialista.

 “Ella lloraba, hizo la orden que yo necesitaba donde dice que necesita que vean a mi hija un neurólogo y un ortopedista, la puerta se abre así, pues… Yo la conocí en una condición en que para mí era muy triste, no podía hablar, no podía caminar… it broke my heart” 

Bertha Ceja es la trabajadora social que logró que la empresa privada Kaiser iniciara su difícil tratamiento. Atención especializada  que continuó cuando a mediados del año pasado California extendió el Medical (Medicaid estatal) a niños migrantes.

“Ella está recibiendo la misma atención con los mismos doctores”

Ya en la escuela Isabella enfrentó los hostigamientos que sufren los niños discapacitados, según se cuenta en el documental, ‘The Rigth to Thrive’.  Aun así progresa académicamente. Marla es una de sus instructoras:

“Cuando la conocí, ella era muy reservada y no sabía hablar inglés. Le ayudaba mucho con sus tareas. Ahora ella ayuda a interpretar a los nuevos niños que no hablan inglés”

Llena de optimismo y después de varias dolorosas operaciones, dice:

“Me rompieron mis dos huesos de las piernas. Sufrí mucho. La recuperación no fue tan fácil”

Ya recuperada quiso aprender a bailar. Durante un servicio religioso conoció al instructor Daniell Kelly, quien cuenta que ella le llamó personalmente:

“I said man, she has a lot a faith. Faith that a lot of other children don’t have”

(Dije, hombre, ella tiene mucha fe. Fe que muchos otros niños no tienen).

La sorprendente recuperación de Isabella peligra si los republicanos aprueban el Trumpcare, afirma preocupada su trabajadora social, Bertha Ceja.

Deissy, mamá de Isabella, con el cartel del documental que narra su historia.

Daissy, mamá de Isabella, con el cartel del documental que narra su historia.

“A Isabelita la va a afectar, porque si el –Trump- quita ese programa a todos los niños que tiene una condición como ella, se van a quedar sin seguro médico. ¿Qué va a pasar con esos niños?” 

Y no son pocos, señala Betzabel Estudillo analista del Centro de Políticas de Inmigración de California, CIPC.

“Más de 3.6 millones de ellos son porque expandimos el Medical”

De estos, casi 200 son niños indocumentados. Algunas de sus historias aparecen en la serie; “Voces Inmigrantes en la Salud”, producida por el CIPC. La recuperación de Isabella es la primera historia que publican, donde tanto Isabella como su mamá Daissy mantienen una fe inquebrantable en que se podrán detener los recortes republicanos.

 

“Espero un milagro y creo en milagros. Dios no va a permitir que el medical se nos quite. No sólo a mi hija. A muchos niños”

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde Los Ángeles, California, Rubén Tapia.             Foto: Rubén Tapia.

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo