Nicaragüenses se quedan sin protección temporal, hondureños pasan a un limbo

Un manifestante centroamericano se une a la protesta contra el fin del TPS.

Un manifestante centroamericano se une a la protesta contra el fin del TPS.

La administración Trump puso en marcha el principio del fin del programa de Protección Temporal, o TPS, que beneficia a más de 400 mil centroamericanos y haitianos. Los primeros afectados serán los nicaragüenses, que perderán su amparo a fines del próximo año. Sobre los hondureños no hubo decisión, por lo cual su permiso se extiende por unos meses más. Funcionarios, legisladores y activistas salieron en defensa de estos refugiados que ya han echado raíces en Estados Unidos. Con los detalles, desde la ciudad capital, Washington, José López Zamorano.


Se escucha sonido interior de restaurante…

Orbelina trabaja limpiando uno de los clubes más exclusivos de Washington. DC. Llegó desde Centroamérica en 1990 y es el único sostén de su madre, de 89 años de edad. Mensualmente le envía dinero para sus gastos, y por eso quedarse sin el TPS le quita el sueño.

“Es una tristeza grande. Nosotros amamos nuestro país, pero si no vamos para allá, nosotros dejaríamos de aportar”, dice.

Suben os sonidos de la cocina del restaurante…

Con esfuerzos compró su casa, pero los ahorros son escasos y le preocupa que la regresen. ¿Cómo podrá vivir en su país con altos niveles de violencia  y pobreza?

“No queremos hacerle daño a nadie, lo que queremos es estar trabajando y salir adelante, ayudando siempre a nuestra familia y también aquí, al país”

Pero la administración Trump decidió poner fin al TPS para 5 mil 300 nicaragüenses. A menos que el Congreso aprueba una solución permanente, deberán salir del país en enero del 2019. A los hondureños, más de 80 mil, les aprobaron una extensión hasta julio del 2018.

 Se escuchan sonidos de protestas…

Pancarta de un manifestante con el pedido al gobierno federal para extender el TPS.

Pancarta de un manifestante con el pedido al gobierno federal para extender el TPS.

Grupos pro inmigrantes y algunos de los afectados salieron a protestar en Washington, DC, San Francisco, CA, y otras ciudades, debido al fin del TPS para los nicaragüenses; y para que no suspendan también la protección a los  hondureños, al igual que a  200 mil salvadoreños y 60 mil haitianos.

“Es un ataque directo a nuestra comunidad, un ataque racista, un ataque cobarde, indigno”, deplora Orbelina.

Se escuchan sonidos del interior del Congreso…

Cincuenta y ocho senadores y representantes demócratas enviaron una carta al gobierno federal pidiendo que revierta la terminación del TPS para Nicaragua y Sudán. Aseguran que dividirá familias y las expondrá a situaciones peligrosas en sus países de origen.

Además, la principal coalición sindical del país, la AFL-CIO calificó de cruel e inhumano terminar el TPS, y urgió al Congreso a aprobar una amplia legislación migratoria. Su portavoz es Gonzalo Salvador:

“El Congreso tiene ahora toda la responsabilidad para pasar no sólo el TPS, un Dream Act, una ley para los soñadores limpia, sin restricciones. Y siempre tenemos la esperanza  que el Congreso pase una reforma migratoria con una vía a la ciudadanía”

Mientras tanto, la legisladora demócrata Nydia Velázquez, de Nueva York, y el republicano Carlos Curbelo de La Florida presentaron proyectos de ley que blindarían a los ‘tepesianos’ de la deportación. Pero nada indica que sus colegas la pondrán en el calendario legislativo de este año.

DSC02170A menos que se apruebe una solución urgente, los beneficiarios del TPS podrían empezar a ser sujetos de deportación tan pronto como en marzo del próximo año■

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, desde la capital Washington, Foto y Texto de José López Zamorano.

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo