Menos detenciones de indocumentados en la frontera mientras mayoría de estadunidenses apoya la legalización

Desde Playas de Tijuana, echando un vistazo hacia San Diego. Foto: digitalpost.com

Desde Playas de Tijuana, echando un vistazo hacia San Diego. Foto: digitalpost.com

De la Redacción

El número de personas atrapadas tratando de entrar sin permiso a Estados Unidos cayó significativamente en febrero, a unos 840 migrantes que cruzaron la frontera ‘sin papeles’ durante el mes pasado, de acuerdo con un reporte de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), por lo que la administración Trump se adelantó a atribuirse el crédito, como “una señal de que las políticas del presidente ya estaban teniendo un efecto”, reporta hoy The New York Times.

Hay quienes sostienen que la dureza del contenido de las órdenes ejecutivas de Trump, y la discrecionalidad otorgada a los agentes de la Patrulla Fronteriza y de ICE para detener y deportar in situ a cualquiera que esté en este país sin documentos migratorios, aun sin tener un record criminal o llevado incluso una vida ejemplar, infunde miedo, para lograr que los inmigrantes indocumentados se vayan por sí mismos, lo que por cierto está ocurriendo.

La avalancha de mexicanos, por ejemplo, que en semanas pasadas han acudido a sus consulados en busca de información para trasladar a México sus pertenencias, o los reportes de la prensa mexicana sobre la llegada de connacionales deportados o que han regresado por su cuenta, o el temor expresado ayer por un radioescucha de Línea Abierta que preguntó a Samuel Orozco, director de Noticias de esta emisora, ¿qué hacer con su dinero en caso de trasladarse a México por no tener una cuenta de banco o un mecanismo para proteger sus pertenencias?, constatan lo dicho.

Todo esto a pesar de que la mayoría de los estadunidenses respalda la legalización de los inmigrantes indocumentados y rechaza las deportaciones de Trump, según la más reciente encuesta de Quinipac, dice un comunicado de America’s Voice.

“Aun cuando el presidente Trump y el contingente conformado por Jeff Sessions / Steve Bannon / Stephen Miller promueven su ideología radical y complacen a la pequeña minoría de nativistas que terminó convirtiéndose en su base, la nueva encuesta de Quinnipiac encontró que el 74 por ciento de los estadunidenses apoya la ciudadanía (63%), o la legalización sin ciudadanía (11%) para los inmigrantes indocumentados, mientras que sólo el 23% respalda la deportación’.

Añade: “el 92% de los demócratas, el 74% delos independientes e incluso el 51% de los republicanos apoyan y sea la ciudadanía, o la legalización… la marca más alta de apoyo registrada en las 12 ocasiones que Quinnipiac ha hecho esta pregunta desde 2012”.

Pero la cifra de detenciones en la frontera, que se redujo alrededor del 39% el mes pasado invirtiendo una tendencia de años en el aumento de las aprensiones realizadas en febrero, “cuando la temperatura comienza a subir y más personas tratan de cruzar la frontera”, habla en efecto de una disminución en el flujo migratorio, sostiene el reporte de CBP.

Es probable que los datos agraden a los partidarios del presidente Trump y hasta podrían permitirle tomar el crédito por haber cumplido rápidamente su promesa de reprimir la inmigración ilegal, dice el Times: “Los primeros resultados demuestran que las cuestiones de cumplimiento y la disuasión son importantes, y que la aplicación exhaustiva de la ley de inmigración puede tener un impacto”, declaró a la fuente el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John F. Kelly.

No obstante la abrumadora impopularidad de lo que el gobierno de Trump está de hecho proponiendo y llevando a cabo en inmigración, “explica sus actuales intentos de negar, confundir y apartarse del verdadero alcance e intenciones de su radicalismo en política migratoria”, sostiene Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice Education Fund: “Trump ha establecido un plan de acción y le ha ‘soltado la rienda’ a ICE y a CBP para perseguir y deportar a los inmigrantes que el pueblo estadunidense quiere ver legalizados”.

Además de la encuesta de Quinnipiac otros sondeos de opinión hablan del apoyo “extremadamente duradero y consistente” de los estadunidenses para que los inmigrantes indocumentados se queden en lugar de que se vayan, dice el comunicado.

Por ejemplo, “Pew Research, New York Times/CBS,Washington Post/ABC News, CNN, Gallup e incluso Fox News han encontrado que entre 72% y 88% de los estadunidenses respaldan ya sea la ciudadanía o la legalización para los inmigrantes indocumentados, en lugar de la deportación”.

Agrega: “Una nota reciente publicada en The Atlantic, titulada ‘Ni siquiera los estados más rojos apoyan la deportación”, constata lo anterior. Y el Dr. Robert P. Jones, de Public Religion Research Institute (PRRI), subrayó cómo una muestra representativa del sondeo de este instituto encontró que “los estadunidenses apoyan una vía al estatus legal en lugar de la deportación, por 79% sobre 16%. Incluso solamente 28% de los republicanos favorece la deportación”.

Faye Hipsman, analista del Instituto de Politicas Mgratorias dijo al Times que la disuasión que la administración Trump ha logrado imbuir en la percepción de la gente con las órdenes ejecutivas es notable. “Incluso la posibilidad de expandir la detención en la frontera hace que sea menos probable que alguien venga”.

Por su parte, el director ejecutivo del Centro para Estudios de Inmigración, un grupo con sede en Washington que favorece más límites a la inmigración, Mark Krikorian señaló que “todos los signos indican una disminución de la migración similar a la vista después de la reforma migratoria del gobierno Reagan de 1986”. Amnistía a muchos inmigrantes que habían entrado a Estados Unidos antes de 1982, dice, y la promesa de una mayor seguridad en la frontera mexicana, así como penas más duras para las compañías que contrataran a trabajadores indocumentados.

“La conversación de una aplicación más dura puede, de hecho, conducir a reducciones en el flujo migratorio, “pero sólo por un corto período de tiempo si las palabras no están respaldadas por la acción”, dijo Krikorian. Durante los años de Reagan, “las promesas de una aplicación más dura no funcionaron exactamente”, concluyó■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo