Médicos binacionales voluntarios atienden a refugiados en la fronteriza Tijuana

Campamento El Chaparral, donde viven hacinados y en precarias condiciones sanitarias los refugiados a unos paso de la línea.

Campamento El Chaparral, donde viven hacinados y en precarias condiciones sanitarias los refugiados a unos paso de la línea.

Para atender los problemas médicos de más de 2 mil refugiados que esperan asilo hacinados en carpas y tiendas de campaña en un parque de Tijuana, voluntarios médicos de California hacen causa común con sus colegas mexicanos. Sin embargo, ante la nueva ola de inmigrantes sus recursos se están agotando. Heidi de Marco visitó la frontera de México con Estados Unidos y nos reporta sobre cómo estos buenos samaritanos se esfuerzan para ayudar a estas familias no sólo brindándoles atención médica, sino esperanza.


Refugiados esperan su turno para ser atendidos...

Refugiados esperan su turno para ser atendidos…

Una enfermera llama en voz alta a la siguiente paciente de un grupo de refugiados centroamericanos y haitianos que espera, algunos de pie, otros sentados, para que les brinden atención médica.

Te voy a chequear tus signos y en un ratito te llama el doctor para chequear lo de tu control

Localizada a corta distancia de ‘la línea’, la clínica Resistencia en Salud sólo tiene dos salas de examen. Si sus pacientes necesitan cirugía o quimioterapia, los transfieren al sistema de salud pública local. Para brindar sus servicios gratuitos, dependen de donaciones y el personal es en su mayoría voluntario.

Ese día, durante 6 horas una docena de médicos y enfermeras atendieron a unos 55 pacientes, dice el doctor Christian Armenta.

Aquí en esta clínica no se discrimina a nadie. El 90 a 95 por ciento de los pacientes que atendemos son población inmigrante y personas de situación de calle que son tijuanenses que están en situación vulnerable

Dr. Christian Armenta, consulta a un refugiado en la clinica Resistencia en Salud.

Dr. Christian Armenta, consulta a un refugiado en la clinica Resistencia en Salud.

Armenta nació y creció en Tijuana. Tiene 30 años y se acaba de graduar. Comenzó a trabajar en la clínica en medio de la pandemia porque para él la medicina es más que una profesión, por eso no se dedica a la cirugía estética donde se gana mucho dinero.

Tengo a colegas que están poniendo botox. Oye, es tu ciudad, y no hacerle caso a este problema, conflicto de salud pública e irte al lado de la medicina estética, de botox, no cuadra

A unos pasos de la garita de San Isidro más de dos mil refugiados esperan que les acepten sus solicitudes de asilo. Muchos son mujeres y niños. Algunos llevan más de 2 años viviendo hacinados en carpas y tiendas de campaña con precarias condiciones sanitarias. Para ayudarlos, hace 3 años formaron Refugee Health Alliance, una organización no lucrativa que sostiene esta clínica. Pero la nueva ola de refugiados está agotando sus recursos. Necesita más dinero, más voluntarios y otro médico.

La doctora Hannah Janeway, es co-directora de la clínica.

La gran mayoría de nosotros trabajamos aquí sin pago. También los salarios que podemos ofrecer no son muy buenos, pero están aquí porque están muy dedicados a la población y realmente ellos están en esta misión con nosotros

DRa. Hannah Janeway, es co-directora de la clínica.

Dra. Hannah Janeway, es co-directora de la clínica.

Janeway vive en Los Ángeles, California y viaja a Tijuana dos o tres veces al mes, pero no sólo les da atención médica. Este día, le trajo buenas noticias a su paciente Octavio Alfaro.

Pude hablar con los abogados y me han dicho que ustedes ya tienen fecha que van a cruzar

Alfaro:

¡Oh!, gloria a Dios.

Alfaro tiene 53 años, con tres hijos de 17, 14 y 12 años. Salió de Honduras huyendo de la violencia de las pandillas. Llevan dos años y medio esperando asilo. Alfaro conoció a Janeway a finales de mayo. La doctora le escribió una carta apoyando la solicitud de asilo de su hija Brenda, de 14 años, quien padece problemas cardíacos y requiere cirugía inmediata en Estados Unidos.

¿Ya? ¿Estás feliz?”, dice Janeway.

Si, me siento feliz

Pero aún hay alrededor de 2 mil refugiados en este campamento llamado el Chaparral, que todavía no saben cuál será su destino. La mayoría llegaron recientemente. Expertos consideran que este aumento es en parte debido a que los inmigrantes perciben que la postura sobre la inmigración del gobierno de Biden es más compasiva que la de su antecesor.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino desde Tijuana Baja California, México, Heidi de Marco.

Foto: Heidi de Marco.

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración, Política, Salud. Bookmark the permalink.