Marchas y paros durante el “Día sin inmigrantes” del primero de mayo en EU

Participandes de las movilizaciones del Prirmo de Mayo

De la redacción

 En Austin, Texas se llevó a cabo una “ocupación” pacífica en las oficinas del gobernador Greg Abbott en protesta por las medidas antinmigrantes que promueve, particularmente la ley SB 4 del Senado texano. De hecho un miembro del Concejo Municipal de la ciudad de Austin y otros 23 fueron arrestados también con cargos de violación criminal pero liberados más tarde con cargos de un delito menor, de clase B, después de ocupar el vestíbulo de la oficina del gobernador durante ocho horas en protesta a dicho proyecto de ley.

A pesar del clima hostil que prevalece en Estados Unidos por las políticas y prácticas de persecución, arresto y deportación expedita contra los inmigrantes indocumentados por parte de la actual administración, decenas de miles de personas salieron a las calles ayer para llevar a cabo la marcha y el paro parcial de labores y de consumo de lo que sus organizadores llamaron ‘Un día sin inmigrantes’ o la ‘Marcha-Paro del Primero de Mayo’.

Hay que agregar que número de empresas cerraron sus negocios para permitir a sus empleados sumarse a la marcha y hasta se sabe de algunos empleadores que marcharon con sus empleados por los derechos civiles de los inmigrantes.

Además, líderes ecologistas, religiosos y sindicalistas, entre otros de los participantes de dichas marchas hicieron también un llamado a la acción. Por primera vez, grupos del Primero de Mayo de Los Ángeles se comprometieron por eejmplo a unir fuerzas.

Durante la edición especial que con motivo de monitorear la afluencia a las calles por parte de los inmigrantes en el paro-protesta que tomó lugar ayer por todo el país, Línea Abierta de Radio Bilingüe hizo ayer un recuento de dos horas sobre las acciones que inundaron muchas de las calles el país.

Con los tradicionales cánticos de “aquí estamos y no nos vamos, y si nos echan nos regresamos”, y pancartas alusivas a las vastas contribuciones de los inmigrantes a la sociedad de este país, ríos humanos se entrelazaron para rescatar también el significado del primero de mayo; la gesta histórica de los trabajadores que reclamaron sus derechos laborales aun a costa de sus propias vidas durante finales del siglo 19 en Chicago. Pero esta vez también para expresar su repudio a las políticas de odio y xenófobas de la administración Trump.

A las diversas movilizaciones se sumaron también grupos de sindicalistas que abogaron por mejores políticas salariales y mayores protecciones laborales, o activistas de perfil nacional como el movimiento Black Lives Matter que reclaron la defensa de los derechos civiles y humanos de la población afroestadunidenses, esta vez unidos con la causa de los inmigrantes latinos en ciudades como Atlanta, Austin Chicago, Filadelfia Phoenix, Indianápolis, Los Ángeles, Oakland, San Francisco, Miami, Portland, Oregon, Nueva York y Seattle entre muchas otras.

En Nueva York, por ejemplo, diversos grupos de manifestantes realizaron marchas escalonadas en diferentes lugares de la ciudad, que incorporaron a contingentes de artistas, sindicalistas, religiosos y activistas sociales que protestaron también contra la “rapiña” de los bancos, como el Chase JP Morgan Chase y Western Union, que aunque fueron protestas pacíficas arrojaron un saldo de una docena de detenidos.

O en Austin, Texas, donde se llevó a cabo una “ocupación” pacífica en las oficinas del gobernador Greg Abbott en protesta por las medidas antinmigrantes que promueve, particularmente la ley SB 4 del Senado texano. De hecho un miembro del Concejo Municipal de la ciudad de Austin y otros 23 fueron arrestados también con cargos de violación criminal pero liberados más tarde con cargos de un delito menor, de clase B, después de ocupar el vestíbulo de la oficina del gobernador durante ocho horas en protesta a dicho proyecto de ley.

Vale destacar que uno de los temas que cobró relevancia durante las marchas de ayer fue el de las ciudades santuario, donde muchos de los proponentes de este antiguo movimiento que ha recobrado sus bríos últimamente, a partir de la presidencia de Trump, se sumaron a las movilizaciones para pedir la protección y el refugio a los inmigrantes indocumentados que están siendo perseguidos y deportados.

“No a la separación familiar” se leía en carteles alusivos a las deportaciones. Religiosos de varios cultos, musulmanes, cristianos y judíos, entre otro, se unieron a las manifestaciones y a la difusión de las ciudades santuario cuyos departamentos de policía se niegan a cooperar con los agentes de Inmigración y Control de Aduanas, o ICE, si la persecución se dirige a inmigrantes sólo con delitos menores o faltas administrativas como cruzar la frontera ‘sin papeles’ o violar una regla de tránsito vehicular.

En los enlaces de abajo podrá escuchar los reportes que corresponsales, líderes de diferentes movimientos sociales y ciudadanos de a pie ofrecieron a Radio Bilingüe sobre los sucesos que estaban ocurriendo en sus respectivas ciudades durante las dos horas de transmisión especial que cubrió Línea Abierta durante su programación especial del día de ayer:

Línea Abierta 1er hora:


Línea Abierta 2da hora

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo