“Mamazonians”, trabajadoras de Amazon tras la cobertura para el cuidado de sus hijos

Guardería infantil en Chicago. Foto: https://cps.edu.

Guardería infantil en Chicago. Foto: https://cps.edu.

De la redacción

Unas mil 800 trabajadoras de la Amazon han emprendido una campaña interna para que la multimillonaria empresa proporcione servicios de guardería como respaldo a las mujeres con hijos, que por el momento faltan al trabajo cuando no tienen con quien dejar a sus niños mientras se van a laborar.

Momazonians es el nombre que se ha dado a sí mismas un grupo de mil 800 mujeres que ha estado recolectando “evidencia anecdótica” sobre cómo la falta de guarderías infantiles perturba su labor cotidiana como trabajadoras, e incluso descarrila las carreras profesionales.

Amazon gana alrededor de 233 mil millones de dólares anuales, dice un reporte de Bloomberg, lo que la convierte en una de las compañías más poderosas del mundo. Es una enorme entidad tecnológica que incluye un inmenso negocio de comercio electrónico, una plataforma de computación en una gran nube virtual, y una flota de aviones de carga, entre otras plataformas. La empresa emplea a más de 647 mil personas en todo el mundo, y cuenta con más de 45 mil empleados fuera de su sede corporativa en Seattle.

Y sin embargo, la lista de derechos laborales que Amazon brinda a sus empleados es todavía limitada, dicen las Mamazonians. Una de dichas limitaciones es la ayuda con el cuidado infantil de emergencia, o cuando la madre se ve obligada a quedarse en casa por no contar con un apoyo para el cuidado de sus hijos.

Este grupo de madres que trabajan en Amazon está luchando para convencer al CEO o principal ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, según Forbes. Las Mamazonians le piden que les ofrezca servicios de guardería de emergencia, un beneficio laboral en el que un empleador ayuda cuando la fuente principal de cuidado infantil no está disponible.

El tema del cuidado infantil es un punto conflictivo importante que con demasiada frecuencia causa dolor en general a las madres y los padres que trabajan. El cuidado infantil es costoso y no es fácil encontrar opciones convenientes. Y las probabilidades para resolver este conflicto cuando aparece en los y las trabajadoras, son menores obviamente para las familias de bajos ingresos. Estos obstáculos afectan su productividad y reputación a largo plazo”.

Según un comunicado enviado por correo electrónico a la cadena ABC News, Amazon respondió a estas mujeres afirmando que “Nos enorgullece ofrecer beneficios valiosos y competitivos a nuestros más de 250 mil empleados en Estados Unidos, Incluidos los salarios por hora… desde el salario mínimo de 15 dólares la hora, hasta el fondo de retiro 401 (k ), la licencia parental flexible y los beneficios de salud a partir del primer día de trabajo”.

Como ejemplo Amazon dice que ofrece beneficios integrales de fertilidad, por ejemplo ayuda a hombres o mujeres con dificultades para concebir hijos, con tratamientos de fertilidad que incluyen cobertura para la fertilización in vitro, y la congelación de óvulos para mujeres solteras. Así mismo, membresías con descuentos en servicios de cuidado infantil, y también programas flexibles de licencia parental de hasta 20 semanas para los padres biológicos. Además, para los padres no biológicos (como las parejas de un mismo sexo, por ejemplo), hasta por seis semanas de licencia parental”.

Por su parte, el Instituto de Política Económica divulgó una investigación que revela que “el cuidado infantil en Estados Unidos puede costar hasta el 36 por ciento de los ingresos de una familia”. Esto, dice la investigación, es una fuente de estrés financiero que “se agrava aún más cuando el cuidado de niños falla y los empleados no tienen familiares cerca para apoyarse”.

Relativamente pocas empresas permiten que sus empleadores trabajen desde sus hogares, y los padres que están ausentes del trabajo debido a problemas de cuidado infantil a menudo enfrentan interrupciones en el empleo, que pueden llevar a una pérdida de productividad o de disciplina.

El cuidado infantil es obviamente un beneficio para los empleados, pero también beneficia a las empresas. Patagonia, por ejemplo, una empresa de actividades al aire libre, tiene un centro de cuidado infantil en el propio sitio de trabajo, afirma Vox. Se jacta de tener “una tasa de retención del 100% para sus madres trabajadoras, a diferencia del negocio estadunidense típico, que sufre una deserción laboral de entre el 20 y el 35% “de las madres que nunca regresan a sus trabajos después de que nace su hijo”.

La Directora Ejecutiva de Patagonia, Rose Marcario, también aboga por que otras compañías asuman el cuidado de los niños como una responsabilidad corporativa, argumentando que el gasto se paga por sí solo, “ya que resulta en una lealtad de los empleados sin precedentes”. Prudential, Johnson & Johnson, y Home Depot son otras empresas que también tienen guarderías en el lugar de trabajo, lo que vuelve muy atractivos a estos empleadores, sostiene la fuente.

La campaña de las Mamazonias se produce después de años de informes sobre duras condiciones de trabajo en Amazon, e intentos fracasados de sindicalizarse por parte de algunos empleados en esos almacenes. “Amazon es firmemente antisindical”, dice ABC News.

Otras compañías de tecnología, como Microsoft, Appel, Google, Facebook y LinkedIn brindan hasta 10 días de guardería de seguridad para niños. Facebook ofrece 15 días para los padres de primer año, dijo un portavoz de la compañía. LinkedIn y Facebook extienden la atención de respaldo para ancianos.

Los costos de cuidado infantil y la “penalización infantil” es algo de lo que los expertos en recursos humanos han dicho que “afecta de manera desproporcionada a las mujeres, que muy a menudo se encargan de cuidar a los hijos y por tanto ganan menos dinero en promedio”, respecto a los hombres■

This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature. Bookmark the permalink.