Los últimos días de inscripción al seguro (primera de dos)

Marco Vinicio González

Noticiero Latino, Nueva York

enroladosEn menos de una semana llega la fecha límite de registro para obtener un plan médico en el mercado estatal de seguros conocido como el intercambio, bajo La Ley de Cuidado Médico Costeable u Obamacare. Defensores de los sin seguro redoblan esfuerzos para lograr que cientos de miles se registren a más tardar este 31 de marzo, o tendrá que pagar un multa y perder la oportunidad de contar con cobertura médica barata o subsidiada por el gobierno federal hasta el próximo año. La frustración a causa del lento papeleo o de la falta de información ha provocado que muchos latinos se hayan rezagado. Radio Bilingüe continúa con los esfuerzos de divulgación para seguir llamando a los latinos a aprovechar esta oportunidad, por lo que ha invitado en esta ocasión a un par de expertos en la materia, que se unen a este programa de Línea Abierta que aquí reseñamos, y que fue airado recientemente para responder a las inquietudes y dudas de los radioescuchas.

Escuche

 

 

 

Movidos por la urgencia, distintos sectores sociales, líderes de derechos civiles, consulados latinoamericanos, doctores, profesionales y hasta estudiantes le están entrando a la campaña, en un último esfuerzo por empujar a los desasegurados tardíos a obtener cobertura médica a tiempo. Por su pare el Departamento de Salud de la nación informa que el número de inscritos en el mercado de seguros de salud ha rebasado los cinco millones, lo que considera buenas noticias, y que la cuarta parte de los inscritos en la Ley de Cuidado Médico Costeable son jóvenes de entre 18 y 34 años de edad, yendo California a la vanguardia con poco más de un millón de inscripciones. Se prevé que podría desatarse una avalancha de inscripciones de último momento que podrían ser abrumadora para el sistema.

Mayra Álvarez, Directora de Política de Salud Pública del Departamento de Salud y Servicios Humanos de la nación en Washington, DC., dice que esto ya se preveía. “Esperábamos que la gente iba a esperar hasta el último momento para inscribirse; muchas personas todavía tenían muchas preguntas, ¿verdad? Y es por es que en los últimos meses del periodo de inscripción abierta hemos trabajado con personas basadas en las comunidades, para que ellos puedan también compartir esta información importante con los miembros de su comunidad”. Añade que mucha gente piensa en cuánto va a costar la cobertura, cuáles servicios están cubiertos, cuáles doctores. Y esas respuestas están disponibles por las organizaciones en la comunidad, y también en línea, en cuidadodesalud.gov, o por teléfono, al 1-800-318-2596, para ofrecerle a las personas que tienen preguntas las respuestas que necesitan para poder tomar los pasos necesarios e inscribirse. “Tienen hasta el 31 de este mes. El tiempo es ahora”, repite la experta.

Las autoridades de salud están entrenando a más personal en las localidades para informar y orientar a los beneficiarios que resulten elegibles. Muchas personas van a estar solicitando más inscribirse porque ahora cuentan con la información que no tenían antes, sostiene Álvarez. “Esperamos que los diez millones de latinos que somos elegibles para esta cobertura, tomen esta oportunidad para inscribirse. Esperamos que la gente lo va a querer hacer en persona, con alguien que puede responder a sus preguntas, que les puede explicar la solicitud, cómo se va a usar su información, y explicar cuánto va a costar la cobertura”.

Se sabe también que ocho de cada diez latinos que son elegibles para esta cobertura van a obtener alguna forma de ayuda financiera, asegura la representante del Departamento de Salud. “Eso puede ser, ayuda para pagar el costo de la cobertura, la cobertura privada… también pueden calificar para el programa de CHIP, o de Medicaid, esos programas para familias con bajos ingresos; pero son programas muy importantes para ofrecerle la cobertura a las familias que la necesitan”. La experta sostiene que “hay los recursos que la gente necesita para estar informados a cerca de este proceso de inscripción”.

El miedo

Existe también el factor miedo entre muchos latinos que desconfían del uso y destino que puedan darle a su información personal, o de algún miembro de la familia, dice Álvarez. “Sabemos que hay familias latinas que son de estatus mixto; quizás el papá no tiene ‘papeles’, la mamá sí tiene papeles, y los hijos son ciudadanos… y la gente se preocupa; si pone la información en la solicitud ¿Cómo se va a usar? ¿Si se va a usar para casos de inmigración?”. Sin embargo, no se tienen que preocupar de eso. “La información que uno pone en la solicitud en linea, o por teléfono, o en persona, no se va a usar para ninguna otra razón que no sea verificar si son elegibles para esta cobertura”. Álvarez explica además que el Departamento de Salud no nada más ha puesto información en nea, o nuestros centros de llamadas para que las personas que están entrenadas en saber esta información. “También se está trabajando con diferentes medios de comunicación, en la televisión en español, para que puedan explicar esta política. Y oportunidades como la de hoy, para platicar con la gente que está escuchando este programa, y en los periódicos en español”. El Departamento de Seguridad Nacional ha anunciado esta política de no usar dicha información, a través de artículos en diferentes periódicos en español. “Para que la información esté accesible en lugares donde la comunidad está esperando recibir dicha información. Hay más de diez millones de miembros de nuestra comunidad que pueden conseguir este seguro médico, a un buen precio, y de alta calidad. Y el tiempo está corriendo, para que se inscriban”.

Las buenas noticias

Santiago Lucero, vocero de Coverd California, el otro invitado de esta Línea Abierta que fue transmitida el 20 de este mes, trae buenas nuevas: “Fíjate que la meta proyectada por nosotros antes de comenzar el proceso de inscripción, antes del primero de octubre, era inscribir a cerca de 600 mil californianos en un plan de Seguro de Salud”. Y afirma que ya son más de un millón los que se han inscrito. “Y eso demuestra el interés y también la necesidad que hay en todo el país. Poder tener una cobertura médica que puedan pagar de su bolsillo… En la cuestión latina, para darte una idea, de todos los que se han inscrito en las últimas dos semanas, el 31 por ciento son latinos. Entonces esto demuestra que a medida que nos acercamos a la fecha límite, notamos que la comunidad latina obviamente se está apurando para poder inscribirse”.

Sobre la preferencia del público a tratar personalmente con un informador o consejero que lo ayude en lugar de hacerlo online o incluso por teléfono, y el reclamo de muchos que dicen que la ayuda no les está llegando como debiera, Lucero afirma que Covered Califoria está tomando cartas en el Asunto. “Nosotros sabíamos desde un principio que la comunidad latina, las minorías en general en California iban a preferir inscribirse en persona. Tener ese toque personal”. Por ello llevan a cabo -dice- en los últimos dos meses, el envío de diferentes organizaciones a las comunidades de los californianos, para que se puedan inscribir en persona. “De hecho, para tener una idea, en Los Ángeles hay 20 bibliotecas que están participando en eventos de inscripción. Y el Distrito Escolar de Los Ángeles por ejemplo, también está llevando a cabo distintos eventos”.

Pero California no es solamente Los Ángeles, y en cada comunidad a lo largo y ancho del estado hay organizaciones certificadas con consejeros de inscripción, “y también hay agentes de seguros que han sido certificados por nosotros. Están en todo el Estado, y eso hace posible que la gente se pueda inscribir en persona, y que pueda recibir también la educación y la información de personas y agentes que ya han estado en el mercado; que ya han estado involucrados en esta industria de seguros de salud”.

Los Radioescuchas

En este momento entra la llamada de Gonzalo, de Bakersield, California: “Yo aplaudo a Radio Bilingüe por todo el seguimiento que le han dado a esto de Covered California. Han logrado bastante, créame. Pero ¿de qué tan alta calidad va a ser el servicio que nos van a dar esas aseguranzas, porque créame que yo soy muy desconfiado. Yo aquí he tenido una experiencias malísimas, con los doctores aquí en California. Ahora, con esto de que nos están obligando a agarrar una aseguranza, porque es una ley por parte del Presidente…, pero, ¿qué tan bueno va a ser el servicio?”.

Santiago Lucero responde a Gonzalo que “los seguros de salud que están dentro de Covered California son las mismas compañías de seguro que se encuentran fuera de Covered California en el mercado privado hoy en día; como Kaiser, Blue Shield, Blue Cross, etcétera”. Lucero afirma también que son compañías con experiencia en el mercado privado, y que llegaron a Covered California para ofrecer sus servicios. “La única diferencia con Covered California es que uno puede solicitar asistencia financiera que le va a ayudar a pagar por la cobertura médica. Pero esto no significa que son seguros de salud de mala calidad, sino todo lo contrario; y están ofreciendo todos los beneficios y las protecciones dentro de la reforma de salud”. Lucero aclara que no hay que juzgar a todos los hospitales y doctores por un hospital y un doctor, sino caso por caso. “Nosotros vamos a trabajar muy de cerca con las compañías de seguro, con los doctores, para asegurarnos que la atención médica sea tal cual ellos han prometido cuando llegaron a Covered California. Entonces, esto recién está comenzando, pero termina el periodo de inscripción y nosotros no nos quedamos con los brazos cruzados, vamos a seguir trabajando para asegurarnos que la atención médica y la cobertura sean óptimas”.

Willy habla de Santa Rosa, California: “Yo ya tengo cobertura de Covered California, el problema es que me están cobrando 260 dólares por mes; me parece que está muy caro, y como dijo Santiago sobre la cobertura, parece que me están negando la cobertura del dentista, no estoy cubierto con oculista, y quisiera saber si el año que viene, el 15 de enero las compañías que tengan arriba de 50 trabajadores van a darnos seguro; porque si ellos van a dar seguro, pues yo no me quedaría con esa cobertura, porque 260 dólares por mes me parece que es mucho”.

Lucero dice que Willy cree que 260 dólares es muy caro, y que entienden que obviamente 100 dólares para una familia de cuatro, que gana 40 mil dólares representa un gasto extra, pero afirma que no están diciendo que esto es gratis. “Esto es affordable, es costeable, asequible al bolsillo de uno. Pero uno también tiene que entender, por ejemplo, que cuando uno trabaja para una compañía que le provee seguro médico, muchas veces lo que le descuentan del cheque es más de los 260 dólares para una familia de cuatro, al mes”. Y agrega que es conveniente comenzar a hacerse a la idea de hacer un presupuesto familiar, y ver cuáles son las prioridades. “Porque por primera vez, muchos van a tener acceso a cobertura médica pero no es gratuita; para algunos será gratuita según sus ingresos. Pero esto es algo que está al alcance del bolsillo de muchos, que va a significar un esfuerzo, un sacrificio, un presupuesto familiar”.

Covered California cuenta con una línea telefónica abierta al público para reportar quejas y anomalías en el servicio, que es el 1-800-300-0213. Por ahora, dice Lucero, está funcionando para inscribir a las personas, “pero una vez que termine el periodo de inscripción obviamente las líneas van a estar no tan saturadas, y van a poder tomar comentarios en cuanto al servicio, quejas sobre el servicio, y nos van a llegar a nosotros; nosotros vamos a tener que actuar y darle seguimiento”. Hay que recordar que esto es algo histórico, Insiste el experto, que jamás se ha hecho en Estados Unidos. “Entonces, nosotros nos preparamos de la mejor manera, pero también aceptamos que hemos cometido errores. Errores que los hemos ido arreglando a medida que hemos ido caminando en este proceso juntos, pero nuestro compromiso es seguir brindándolo lo mejor posible a los californianos que se han inscrito en Covered California”.

Llama Jesús, de Fort Bragg, California: “Yo tengo empleo, estoy pagando el seguro médico, pero mi pregunta es si yo tengo la oportunidad de agarrar mejor oferta en un programa de esos que están ofreciendo… ¿Puedo cambiar? Porque la aseguranza que tengo horita en mi empleo, los meses que no trabaje yo tengo que pagarlos continuos, de mi bolsa aunque no esté trabajando; el deducible también se me hace poquillo alto, pero quiero saber si hay la opción de que si está mas alto en la compañía, si me puedo cambiar”.

Santiago coincide con Chelis López en que se trata de una pregunta muy recurrente. “Si una persona en Estados Unidos tiene cobertura médica por parte del empleador, debe quedarse con esa cobertura médica, sostiene Santiago Lucero. “Pero ahora escucho, por parte del radioyente de que él cree que está pagando mucho. ¿Cómo funciona esto? Si lo que yo estoy pagando, lo que estoy contribuyendo por mes para mi cobertura médica por medio del empleador, es más del 9.5 por ciento de mi salario…. el gobierno federal dice que eso no es costeable, no es accesible al bolsillo del consumidor, y le está dando la opción de dejar a un lado esa cobertura médica del empleador e ir a Covered California (por ejemplo), y ver si es elegible para la asistencia financiera”. Pero si en este caso el empleado está pagando hasta el 9.5% de su salario en la cobertura médica, entonces para el gobierno dicha costo es posible, el empleado lo puede pagar, y aun puede ir a Covered California pero no sería elegible para los subsidios o asistencia financiera del gobierno, aclara Lucero.

Francisco llama de Modesto, California: “Yo creo que aquí pusieron la carreta enfrente de los caballos. Porque toda la información que están tratando de dar a última hora, yo creo que la estamos agarrando muy apretada. Yo tengo muchos amigos que están diciendo que van a preferir pagar la multa; porque yo estuve tratando de entrar desde diciembre y la verdad no pude entrar, y en mi trabajo me dijeron: Agarra la aseguranza aquí, o no vas a tener. Entonces agarre la del trabajo. Ahora para quitarme del trabajo tengo que esperar un año…. Estamos todos confundidos, no sabemos ni qué vamos a hacer. Yo me desesperé tanto, mi mujer se frustró, y no sabemos qué hacer. Yo creo que hay mucha gente que está muy confundida”.

Lucero acepta que existe confusión y frustración entre muchos, pero reitera que en Covered California el mensaje y la manera como se ha expandido a lo diferentes medios de comunicación en español, en radio, televisión y por medio de diferentes organizaciones en las comunidades, “ha sido algo monstruoso, hemos hecho una campaña de una gran magnitud para llegar a la comunidad; pero aun así entendemos que existe confusión, y que desde el principio fue una ley bastante política; entonces notábamos que muchos consumidores californianos estaban escuchando mensajes erróneos de la ley”. Y cita como ejemplo el hecho de la multa que se impone, “pero no se habla de la responsabilidad social y fiscal que hay en tener cobertura médica; porque si hoy en día una persona que no tiene cobertura médica va a la sala de emergencia y no paga esa cuenta médica, nosotros, que tenemos cobertura, pagamos esa visita en forma de primas, de cuotas más altas cada año en nuestro seguro médico”. Agrega que se trata de una responsabilidad social y que el gobierno le está dando la oportunidad para que la gente pueda tener de una vez por todas accesos a cobertura médica; que no es gratuita por parte del gobierno, sino una cobertura médica accesible al bolsillo de las personas. “Y uno debe hacerse a la idea de que debe preparar un presupuesto en su familia; de que debe cambiar ciertas actitudes quizás en su familia, en su presupuesto, para poder contar con esta cobertura”.

David habla de Delhi, California: “Tengo 58 años de edad y trabajo en mi propio negocio. Soy troquero, y este año que pasó saqué 135 mil dólares, y ya hice mis taxes y me sobraron 25 mil dólares para mi. Y quería saber si ¿cuenta el ingreso neto, o si yo voy a pagar una cantidad elevada por mi aseguranza, o será nomás sobre los 25 mil dólares que sobraron?”.

Santiago Lucero: “Muy buena pregunta. Por ejemplo, si aquí el radioescucha hizo 125 dólares al año, y de repente cuando declara sus impuestos, el ingreso bruto ajustado es de 25 mil dólares, entonces lo que él va a pagar, es decir la ayuda financiera se va a basar en esos 25 mil dólares. No en los 125 mil dólares que hizo en bruto”. Es importante, advierte Lucero, que la gente sepa que cuando uno llena una solicitud, y quiere saber por cuánta ayuda es elegible para la asistencia financiera, debe declarar el monto del ingreso bruto ajustado, que viene luego de ciertas deducciones que uno tiene en su declaración de impuestos. “En base a eso, reitera el experto, se va a analizar y se le va a informar al usuario por cuánto califica para la cobertura médica y para la ayuda financiera”.

Víctor llama de Calexico, Ca.: “Yo soy retirado pero trabajo todavía porque me siento en buenas condiciones. Yo soy retirado y tengo Medicare. El Seguro Social paga a una compañía que se llama Helth Net, para que me preste los servicios médicos; pero no cubren visión ni dental. ¿Tengo un problema con Obamacare, que no compagine con el Medicare?

Santiago Lucero: “Si ya tiene cobertura médica por medio de Medicare, nada cambia; usted debe seguir con la misma cobertura médica. En cuanto a la cobertura dental, el próximo año Covered California está pensando en ofrecer precisamente cobertura dental para adultos, para mayores de 19 años”. Afirma que actualmente Covered ofrece cobertura dental para niños hasta los 19 años de edad, y que el año que viene se está contemplando ofrecer este servicio a la familia en general, incluidos los adultos y los niños, dice.

Entra la llamada de Arturo, de Fresno, Ca.: “Yo ya tengo el seguro de Blue Shield, pero a mi esposa no la está cubriendo en tres lugares que ha ido a tomar exámenes. Y también la mala experiencia que tengo de cuando me inscribí, me cobraron ellos 200 dólares al mes, que es lo que voy a pagar; pero como nunca me llegaron los papeles, supuestamente yo no tengo cobertura hasta que no me lleguen los papeles, después de un mes, y ya les pague el mes de enero y febrero y no sé qué pueda hacer”.

Lucero: “Si usted ya pagó, tiene obertura. Es importante que se comunique con su compañía de seguro para hacerle saber que usted ya pagó. Lo que ha sucedido, al principio, cuando hubo muchas solicitudes para los diferentes planes de salud, diferentes compañías de seguro, es que obviamente al meternos en el sistema hubo algunos problemas. Entonces muchas personas recibieron cartas, incluso en donde se les había negado la cobertura cuando en definitiva estaban ya cubiertos”. Lucero sostiene que nada cambió en la cobertura de estos usuarios, simplemente se trató, dijo, de un error en el sistema, pero afirma que eso ya se ha arreglado. “Yo le invito a que llame a su compañía de salud, porque si usted ya había pagado la primer cuota de su seguro de salud, usted ya está cubierto y debe recibir los servicios disponibles en su cobertura médica.

-Por eso, pero fue en el mes de enero, y enero ya pasó. ¿Me van a dar crédito en enero del año que viene porque ese mes ya lo pagué?- pregunta Arturo.

Usted tiene que hablar con su seguro… yo no podría responder por su compañía de seguro pero lo que sí le puedo decir es que si usted ya pago en enero, y utilizó un servicio en enero…”.

-¡No lo usé!

A bueno, no lo usó pero sí lo pagó, usted tuvo cobertura en enero; aunque el seguro no le haya enviado la tarjeta de aceptación, al pagar la primera cuota usted ya tenía cobertura médica”.

-Por eso, pero yo hablé con la persona que me ayudó y me dijo, ¿Sabes qué?, no te arrimes a ningún doctor hasta que no tengas la tarjeta. La tarjeta me llegó en febrero, y ya tuve que hacer el pago de febrero, pero en enero yo ya estaba dispuesto a ir a un doctor pero no fui porque no tenía la tarjeta… De nuevo, ¿me van a dar crédito…?- pregunta Arturo.

Le repito, usted tenía cobertura médica, pero le dieron información errónea… Que le hayan dicho que porque no le llegaba la tarjeta no podía haber ido al doctor, es erróneo. Usted podía haber ido al doctor, aunque no tuviera la tarjeta porque al visitar al doctor, iban a poner su nombre, o su número de identificación, e iba a salir que usted ya estaba en el sistema al haber pagado la primera cuota” asegura Lucero, quien añade que eso le pasó a muchas familias “que sin haber recibido la tarjeta, ellos iban al doctor, y salía como que ya estaban inscritos. Simplemente lo que se retrasaba era el papeleo, es decir las tarjetas que recibía la familia”.

Arturo afirma que es precisamente de lo que se está hablando en al programa -de Línea Abierta-, “los errores que están cometiendo; los mismos que lo ayudan a uno, ellos no tienen nada de información a cerca del programa Obamacare. Entonces no podemos estar confiando en ellos porque ni ellos mismos saben. Inclusive, a mi me dijeron: Oiga, nosotros no sabemos nada de eso. ¿Qué se puede hacer?, les pregunté. No sé, la mera verdad”, le respondieron, según Arturo.

Es importante saber que quienes les están ayudando sí están bien informados en cuanto a los beneficios de la ley de salud, dice Lucero. “Hay ciertos detalles que no se les puede entrenar, porque tampoco van a saber cómo lidiar con los seguros de salud. Es decir, alguien que está entrenado por Covered California para explicar la ley, para hacerles entender a los californianos cómo es la ley, cuáles son las protecciones. No se les entrena en cuanto los papeleos en los seguros de salud. Esto es algo que se está aprendiendo en estos momentos, y hemos aprendido mucho”. El experto afirma que para el periodo de inscripciones del próximo año, “obviamente ya vamos a haber identificado muchos errores que cometimos ahora, que no los vamos a volver a cometer”. No obstante, es importante saber que Covered entiende la frustración de muchos, advierte el especialista en el tema. “Y créanos que cuando escuchamos una queja, como la de Arturo, lo que nosotros hacemos es transmitir esa queja inmediatamente al departamento pertinente, y tratar de solucionar eso de una manera rápida. Porque nosotros entendemos que el consumidor no puede esperar para recibir una tarjeta, y después ir a ver al doctor si ya pagó la primera cuota”.

Continúa…

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • "Existe una discriminación histórica y estructural [contra mexicanos] que no permite la aplicación de la ley de forma justa": Carlos Spector
  • La cifra nacional de rechazo a solicitantes de asilo político ronda por el 50% mientras que para mexicanos la cifra es de 98%:Carlos Spector
  • "98% de los mexicanos que piden asilo político en Estado Unidos son rechazados": Abogado Carlos Spector

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo