Los incendios forestales se han vuelto la normalidad en California

De la redacción

Bomberos luchan para contener el fuego en diversos focos donde simultáneamente arden. Foto: theatlantic.com

Bomberos luchan para contener el fuego en diversos focos donde simultáneamente arden. Foto: theatlantic.com

Unas 200 mil personas han sido evacuadas de sus hogares por los incontenidos incendios forestales en el sur de California. Durante ya casi una semana a cada momento un nuevo foco de fuego se desata, atizado por los tradicionales Vientos de Santana, cálidos y secos que propician a la menor provocación o chispa un nuevo incendio y que el viento se encarga de extender, como los ocurridos durante todo el fin de semana en San Diego y aun del otro lado de la línea fronteriza en Tijuana.

Cerca de cinco mil bomberos se abaten en emergentes operativos para intentar controlar el fuego hoy en cuatro focos de incendios forestales que ya afectaron alrededor de 150 estructuras en esta región.

De acuerdo con BBC Mundo, Los Ángeles, “La cantidad de evacuados casi se cuadruplicó el jueves cuando estalló un quinto incendio al norte de San Diego… Hasta el momento se informó de la muerte de una mujer cuyo cuerpo fue encontrado en un área incendiada del condado de Ventura                 ‘.

Y el diario Ventura Country Star registró que la muerte de la mujer en la ciudad de Ojai “pudo haber sido –sin embargo- por un accidente automovilístico y no está claro si estuvo relacionado con los incendios”, que a la fecha han devorado 687 hectáreas.

Como suele ocurrir en este tipo de desastres causados por la naturaleza, a su vez afectada por las actividades de los seres humanos, nunca faltan las acciones altruistas de las personas siempre dispuestas a ayudar.

El incendio —conocido como Canyon Fire— empezó este lunes hacia la 1 p.m. hora local, cerca de la autopista 91 y cerca de la frontera entre las ciudades de Anaheim y Corona, California, dice CNN en español.

De esta suerte, Araceli Martínez, del periódico La Opinión, de Los Ángeles, relata el encomiable suceso que protagoniza la inmigrante de Guerrero, México, Ángeles García, “que vino a Estados Unidos siendo una niña –y quien- no titubeó ni un minuto cuando le dijeron que si quería venir a Los Ángeles a ayudar en el combate a los incendios que azotan la región desde comienzos de la semana pasada”.

García, quien es ama de casa de tiempo completo y también bombera voluntaria que reside en el norte de Oregon, declaró a La Opinión que “Dejé a mis tres hijos de 13, 9 y 4 años con mi familia y mi esposo”, para sumarse al inagotable esfuerzo de cientos de bomberos que acudieron de estados vecinos como Oregon y Nevada a la localidad para luchar contra el fuego día y noche desde el mismo martes que las llamas se convirtieron en incendio forestal, dice la fuente.

Las llamas empeoran con el factor del viento en California, mientras los bomberos luchan incansablemente  contra la voracidad de las llamas. Foto: www.usnews.com

Las llamas empeoran con el factor del viento en California, mientras los bomberos luchan incansablemente contra la voracidad de las llamas. Foto: www.usnews.com

Además, “Ángeles y Katie Bulletset son parte de un grupo de bomberos de la ciudad de Seaside en el noroeste de Oregon que manejaron más de 20 horas para darle la mano a los apagafuegos locales en el incendio Creek”, dice Araceli Martínez.

Agrega: “Nos avisaron el miércoles, y media hora después nos dijeron vámomos. Salimos por la mañana y llegamos el jueves por la mañana.  Ahora estamos esperando entrar en acción”, dijo Katie Bulletset, una laboratorista quien al jubilarse se hizo bombera hace cinco años”.

Hoy lunes el Departamento de Bomberos local tuiteó que por la noche la destrucción del fuego “alcanzaba hasta 2 mil acres, o unas 810 hectáreas, y que estaba contenido en –apenas- un 5 por ciento”.

Durante las primeras declaraciones oficiales el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, informó que “este incendio dañó hasta ahora 11 construcciones de las cuales al menos cuatro quedaron destruidas. Todas ellas eran viviendas”, reporta la BBC.

Y de acuerdo con Los Angeles Times, “Una gran finca y un viñedo propiedad del magnate de los medios, Rupert Murdoch”, por la que pagó 28.8 millones de dólares, “que también está en la zona amenazada por el fuego, sufrió algunos daños”.

El Museo Getty, que también está en riesgo, permanecerá cerrado, aunque sus obras de arte no fueron trasladadas, dice la fuente. Porque “los sistemas de filtración de aire protegen la colección -que incluye piezas de Leonardo da Vinci, Van Gogh y Turner-, de los daños causados por humo”.

Vista aérea de la destrucción ecológica en el sur de California. Foto: www.esa.com.

Vista aérea de la destrucción ecológica en el sur de California. Foto: www.esa.com.

La fuente reporta que estos son las áreas afectadas por los incendios que como una coincidencia fatal y en focos simultáneos pero diferentes han provocado la evacuación y afectado a comunidades enteras del condado norte de San Diego y las proximidades de Los Ángeles:

  • Thomas se originó el lunes por la tarde en unos arbustos en Santa Paula y se propagó a una velocidad terrorífica por todo el condado de Ventura y más allá.
  • Creek comenzó a arder el martes en Sylmar, una localidad más próxima a Los Ángeles.
  • También el martes los bomberos identificaron otro fuego en Santa Clarita, a una hora al norte de Los Ángeles. Lo bautizaron Rye.
  • El miércoles prendió Skirball, el incendio que desencadenó la evacuación en Bel Air.
  • El jueves, un nuevo foco de incendio bajo el nombre Lilac se formó en el condado de San Diego, causando la evacuación de cientos de personas.
Vista aérea de la destrucción ecológica en el sur de California. Foto: www.esa.com.

Vista aérea de la destrucción ecológica en el sur de California. Foto: www.esa.com.

Los incendios están contenidos en diferente proporción en los distintos lugares donde arden, algunos de los cuales no rebasan el 10% de su contención■

This entry was posted in Homepage Feature, Medio Ambiente. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo