“Los hijos de los días”: Una plática con Eduardo Galeano sobre su más reciente libro

Galeano 01El escritor uruguayo Eduardo Galeano presentó su más reciente libro, ‘Los hijos de los días’, en City Lights, la legendaria librería de San Francisco, cuna del movimiento beat de los años 50. Galeano es autor de aclamados libros como ‘Las venas abiertas de América Latina’ y ‘Memorias del fuego’, ‘El libro de los abrazos’ y muchos otros que rescatan la voz de los olvidados por la historia. Galeano conversó con Chelis López sobre su nuevo libro, en un restaurante del barrio latino de La Misión. Marco Vinicio González nos brinda un breve resumen de la plática.

 

Sonido de restaurante…

Galeano:

“…Y si somos hijos de los días, cada uno de los días debe tener alguna historia que contar; porque estamos hechos de historias, y no sólo de átomos, nosotros, los humanos…”

En este nuevo libro Galeano dedica una página a cada día del calendario sobre personas y sucesos que pasan comúnmente desapercibidos, por no tener el glamur o aquello que tienen los grandes nombres y los grandes acontecimientos, para entregarnos el otro lado de la historia; como el que corresponde en el libro al 23 de marzo, o ‘Por qué masacramos a los indios’.

 “ Por primera vez en toda la historia de Guatemala, que un verdugo, un militar asesino es condenado por Genocidio… Quien se atribuyó la victoria en la Guerra Santa que exterminó 440 comunidades indígenas”.

Galeano se refiere a la condena a 80 años de prisión que recibió recientemente el exdictador guatemalteco, Efraín Ríos Mont a mediados de mayo, condena que sin embargo no entró en vigor por presión del sector empresarial y militar guatemalteco.

“Se supone que más de 200 mil guatemaltecos murieron, por las sucesivas dictaduras implantadas desde 1954, cuando la CIA puso a un dictador, en lugar de (Jacobo) Árbenz…  la mayoría de las víctimas fueron indígenas, porque siempre fue una guerra racista, contra los indios…”

Y añade que el asesor espiritual de Ríos Mont, Francisco Bianchi, justificó ante The New York esa matanza de esta manera:

“La guerrilla tiene muchos colaboradores entre los indios, y esos indios son subversivos, ¿verdad?… ¿Y cómo acabar con la subversión? Es evidente que hay que matar a esos indios”, diría Bianchi.

 

Un día Galiano se topó con un 29 de febrero que andaba buscando para hacer el año bisiesto; el libro tuvo entonces 366 historias en vez de las 365  habituales del almanaque común. En se día nos habla del racismo también, pero del racismo de este país.

“Ese día, sólo que en 1940… Hollywood otorgó ¡8 Óscares! a una película llamada, ‘Lo que el viento se llevó’, un largo suspiro de nostalgia por los tiempos de la esclavitud perdida”

 

El también historiador sostiene que durante todo el periodo de cine mudo y ya bien avanzado el cine parlante ‘Lo que el viento se llevó’ todavía arrasaba las taquillas:

“Y era un himno de alabanza a los siniestros asesinos racistas, del Ku Klux Klan, que ahorcaban a los negros por el solo delito de haber mirado a una mujer blanca que pasaba”

 

Con esto Hollywood confirmaba una vocación, según Galeano, porque 25 años antes un largometraje mudo, llamado, ‘El Nacimiento de una Nación’, había sido el primer superéxito de Hollywood.

“The Birth of the Nation era un himno de alabanza al Ku Klux Klan; la película termina con Jesús en persona, bendiciendo al KuKLux Klan”

 

De ahí saltamos al tema sobre la esclavitud económica y la globalización, que explota a los trabajadores y les confisca sus derechos. Y relata como ejemplo la tragedia ocurrida hace unos años en un taller de sudor en Bangladesh, donde murieron más de mil trabajadores atrapados por el fuego.

“Talleres de la esclavitud moderna, donde los modernos esclavos ganan salarios de un dólar por día, trabajando para las grandes empresas del mundo, que después venden las mercancías en las grandes tiendas, a precios imposibles de pagar para la gente que los produce”

 

Una situación que deriva –dice Galeano- de la pérdida de los derechos laborales:

“En primer lugar porque se prohíbe que esos trabajadores se sindicalicen… bueno, pues ahí, en las peores condiciones posibles, se incendió, y murieron nada menos que más de mil personas”

 

Autor de ‘El fútbol a sol y sombra’ y fuerte aficionado a este deporte, por primera vez Galeano narra como anécdota hablada una historia íntima que le contó Obdulio Varela muchos años después de que sucedió, cuando ya era su gran amigo, sobre ese día en 1950, en que Obdulio fue capitán de la selección uruguaya de fútbol, y Uruguay le arrebató la copa mundial a Brasil en su propia casa, frente a 200 mil ávidos espectadores brasileños en el mismísimo  Maracaná, lo que desde entonces se conoce como El Maracanazo.

“Nunca ha habido más gente en un partido de fut en el mundo… Y entonces ahí Uruguay pierde, uno a cero, y después recupera, uno a uno; y después gana, dos a uno. Gracias sobre todo a la entereza, a la fuerza moral que proyectaba un mulato uruguayo, llamado Obdulio Varela”

 

Este mulato había encabezado la huelga más larga en la historia del fútbol mundial, en un país futbolero como Uruguay, que sin embargo apoyó estoico los siete meses que duró el paro del fútbol.

“Y yo le pregunté si era verdad, que cuando los pocos uruguayos que vivían en Río celebraban en un hotel de Río de Janeiro la victoria de Uruguay sobre Brasil, que nadie podía creer que existiera, que él se había escapado; y que se había ido a beber a los bares de Río…  si era verdad o era mentira”

 

Extrañado porque Galeano supiera de este suceso, Obdulio aceptó haberse fugado la noche de su gloria.

“Me vino una tristeza hondísima, y fui a beber una cervecita a un bar, y después a otro y a otro… y siempre encontraba brasileños llorando. Y cuando era un solo monstruo, un solo gigante de 200 mil cabezas yo lo había odiado, con toda la fuerza de mi corazón… pero ahora que los veía de a uno, me daban una lástima horrible, y yo sentía, ¿pero cómo pude hacerles eso, a gente tan buena? Y me quedé abrazado con ellos, llorando junto a los vencidos, toda la noche, hasta que el sol apareció en el horizonte. Yo viví esa noche, la noche de la victoria, la noche de la gloria, abrazado a los vencidos”.

Y así, abrazado a los vencidos ha permanecido el escritor uruguayo, que a lo largo de su extensa obra sigue rescatando historias como estas en sus amenos e instructivos libros.

Para la Edición Semanaria  de Noticiero Latino, Marco Vinicio González

This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

One Response to “Los hijos de los días”: Una plática con Eduardo Galeano sobre su más reciente libro

  1. Cynthia said: Mensaje para Periodista Cheliz Lopez y audiencia de Linea Abierta: Gracias Cheliz por entrevistar y presentarlo a la audiencia al gran Historiador y Escritor Eduardo Galeano. Recomiendo a Cheliz y a toda la gente que miren este interesante documental "EYES WIDE OPEN/Ojos Bien Abiertos" con Eduardo Galeano.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • Maru Mora Villalpando, necesitamos que las personas se unan a las huelgas de hambre para crear cambios.
  • Maru Mora Villalpando, Vocera del movimiento pro-inmigrante, Latino Advocacy habla sobre las inverciones en los centros de detención
  • Catalina Nieto: los centros de detención tienen que tener 34,000 camas ocupadas al día, esta cuota la puso el Congreso a ICE.

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo