Los demócratas recuperan la ciudad de Nueva York

imagesMarco Vinicio González

Noticiero Latino

Nueva York estrenó alcalde ayer primero de enero con el ascenso a la silla municipal del ex Defensor del Pueblo y concejal, Bil de Blasio como el alcalde 109 de la ciudad. Es así como regresan los demócrata a la alcaldía tras 20 años ausencia, curiosamente en una ciudad predominantemente demócrata. Este evento marca también el fin de una administración municipal de 12 años de Michael Bloomberg, multimillonaio propietario de un emporio de telecomunicaciones que tuvo que modificar la Carta Magna Municipal para servir tres periodos consecutivos como alcalde, y a quien se le atribuye haber limpiado las calles de Nueva York, mantener a raya el crimen con un programa policíaco que ejerce el perfil racial contra jóvenes negros y latinos; así mismo, volver más atractiva la ciudad para nuevos y más solventes inquilinos, y fomentar la inversión privada. También se le adjudica como legado haber polarizado la desigualdad económica y social, sin resolver el problema de la deuda pública, como prometió, y volver la situación económica y laboral muy precaria y difícil para los muchos y privilegiar a muy pocos.

Bill de Blasio es de ascendencia italiana y oriundo de la ciudad de Nueva York. Tiene 52 años de edad y está casado con la poeta afroestadunidense, Chirlane McCray, a quien conoció cuando ambos trabajaban para el entonces alcalde David Dinkis, antes de que los demócratas perdieran la alcaldía por las dos décadas siguientes. Juntos procrearon a Chiara, una joven que estudia la universidad en California, y a Dante, quien cursa el segundo año de preparatoria en Nueva York.

Antes de llegar a la ceremonia de juramentación en la alcaldía, de Blasio fue juramentado por el Fiscal General de Nueva York, Eric Schinider, en la puerta de su casa, la mañana de ayer en una ceremonia discreta y modesta.

De Blasio tiene una licenciatura de la Universidad de Nueva York en estudios metropolitanos, un programa de estudios urbanos con cursos como Política de Grupos Minoritarios y la experiencia de la clase trabajadora, y una maestría en Relaciones Internacionales de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Columbia. Es también un becario del Programa Harry S. Truman de 1981.

Más tarde, a media mañana y envueltos por un intenso frío, en una ceremonia más solemne, aunque sobria, con todos los honores el expresidente Bill Clinton le tomó juramento a de Blasio frente a la alcaldía de Nueva York y en compañía de su familia. Allí estuvo la plana mayor de la maquinaria política demócrata, que recuperaba la ciudad. Además del referido expresidente se hallaban entre otros su esposa, la exsecretaia de Estado, Hillary Clinton, que también fue senadora federal por Nueva York; el gobernador del estado, Andrew Cuomo, el senador Charles Schumer, el alcalde saliente, Michael Bloomberg, quien recibió también un reconocimiento a su labor por el propio de Blasio y por Bill Cliinton, y el legendario Harry Belafonte, a quien el flamante alcalde dedicó cándidas palabras.

De Blasio trabajó en una oportunidad en el gobierno del ex mandatario Bill Clinton, en el Departamento de Vivienda y Desarrollo Humano y a las órdenes del ahora gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo; y trabajó también en la exitosa campaña de Hillary Clinton que la llevó al Senado federal en en el año 2000.

Durante el discurso de inauguración con que de Blasio asumió su nueva investidura retomó las ideas o promesas de su plataforma de campaña, e hizo énfasis ante la audiencia en que “no se trataban de retórica sino de conceptos de política pública que van a comenzar ahora”, aseguró. Entre las referidas promesas una de ellas se destaca por haber sido lema de campaña: La de los dos Nueva York, a los que habrá de “gobernar como si fueran uno solo, con iguales oportunidades para todos”.

También prometió crear oportunidades económicas en barrios de las minorías raciales y de la clase trabajadora, y recordó la promesa para revisar y acabar con la controvertida práctica policial, Stop and Frisk, basada en presuntos abusos de la policía con detenciones y registros de transeúntes cometidos 90 por ciento entre jóvenes negros y latinos, lo que dio paso al nombramiento de un nuevo Comisionado de la Policía, William Bratton, no exento sin embargo este último de controversia, pues algunos activistas lo acusan de haber estado involucrado de alguna manera en el golpe de Estado presuntamente perpetrado por Estados Unidos en Honduras hace unos años.

El nuevo alcalde repitió enfático otro de sus lemas de campaña, el de gravar a los más ricos para financiar el sistema universal de pre-Kinder, imponiendo un muy modesto aumento en sus impuestos a quienes ganen entre 500 mil y un millón de dólares anuales, algo así como 973 dólares al año, o “lo que le cuesta a uno un café latte de soya pequeño en su Starbucks más cercano”.

Así mismo, el flamante alcalde se comprometió a ampliar la licencia por días de enfermedad pagados, requerir a los desarrolladores urbanos construir más vivienda pública asequible y luchar contra el cierre de hospitales.

El primer trabajo de de Blasio en Nueva York fue dentro del Programa de Becarios urbanos para el Departamento de la Ciudad, enfocado en la justicia de menores en 1984. En 1987, poco después de terminar la escuela de posgrado en la Universidad de Columbia de Blasio fue contratado para trabajar como un organizador político del Centro Quijote en Maryland. En 1988 viajó con el Centro Quixote a Nicaragua durante 10 días para ayudar a distribuir alimentos y medicinas durante la Revolución Nicaragüense. De Blasio fue  partidario del gobierno sandinista en el poder, que era en ese momento la oposición de la administración Reagan, y por esto último fue atacado reiterada y viciosamente durante su campaña por su opositor, el republicano Joe Lhota, asesorado y acompañado por el exalcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani.

Como dice Bill de Blasio, las promesas de campaña son ahora políticas públicas en vías de implementarse “!Ahora!”.

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.
  • Foro Comunitario: Educación Latina: Crissi y Respuesta

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo