Líderes filantrópicos convocan a la nación a jornada de conversaciones sobre el mal del racismo y el sueño de la equidad

La redacción

Los Ángeles, CA.

Símbolo de unión racial. Foto: www.gitanos.org.

Símbolo de unión racial. Foto: www.gitanos.org.

 Hoy es el Día Nacional de Sanación Racial y líderes de la filantropía convocan a una jornada de actividades en pro de la equidad racial. Dicen los convocantes que no basta con que cambien leyes, o figuras o instituciones políticas. Tiene que haber también un cambio de cultura para poder poner fin al actual sistema basado en la superioridad de una raza sobre otra. Y para que haya ese cambio de cultura tenemos que comenzar por ver al interior de nuestras conciencias, nuestros corazones, nuestras mentes, y examinar esos oscuros abismos del prejuicio racial. Asincerarnos. Soltar la verdad. Sólo así podrá comenzar a darse el proceso de la sanación racial y sólo así podremos transformar de verdad la sociedad. Esa es la propuesta que nos hacen los organizadores de esta jornada de la cual Radio Bilingüe forma parte activa. Así pues, esté usted al pendiente de la actividad más cercana a su domicilio. Hoy es día nacional de la sanación racial y si tiene cuenta de twitter, puede buscar en hashtag #NDORH para más información o en nuestra página web. Nuestro director de noticias, Samuel Orozco (SO) platicó con Luz Benítez Delgado (LB), organizadora líder, sobre la jornada de hoy. Esta es un fragmento de la entrevista.

 La entrevista


Heather Heyer, de 32 años, activista asesinada por un neonazi en Charlottesville, Virginia, contra nacionalistas blancos en la ciudad universitaria de Charlotesville, Virginia. Foto: Heather Heyer.

Heather Heyer, de 32 años, activista asesinada por un neonazi en Charlottesville, Virginia, contra nacionalistas blancos en la ciudad universitaria de Charlotesville, Virginia. Foto: Heather Heyer.

SO: Este año, un fenómeno que nos tocó vivir, que nos tocó presenciar con nuestros propios ojos fue la salida a las calles de miles y miles de fanáticos del Ku Klux Klan , del Neo Nazismo, del movimiento supremacista blanco. Algo que antes se daba por muy marginal, en vías de extinción, sale ahora a protagonizar la noticia, a ocupar plazas públicas, a ocupar la calle principal – digamos – de Estados Unidos.  Y para muchos estos fueron momentos de terror, particularmente lo que vimos en Charlottesville. ¿Qué nos puede usted comentar sobre eso? Sí que en Charlottesville hay mucha necesidad de círculos de sanación, Luz.

LB: Sí, eso es cierto. Tenemos en Richmond, Virginia, una iniciativa con esa comunidad, que no necesariamente está financiada por la Fundación Kellogg. Porque este trabajo es de todos nosotros. No es solamente de las fundaciones, no es solamente de la Fundación Kellogg. Muchas personas están unidas a este movimiento y no necesariamente están apoyadas con dinero de nuestra fundación.  Por ejemplo, en Charlottesville, Virginia, hay una comisión que comenzó el gobernador después de que pasó el incidente en Charlottesville, de Saneamiento y Equidad Racial. Y es una comisión integrada por oficiales del gobierno y todas las personas que trabajan y son colaboradores con el proceso que tenemos nosotros en Richmond, Virginia.  En Richmond, Virginia hay una organización que se llama Iniciatives of Change, y ellos están elaborando el proceso de equidad racial y transformación. Junto a ellos, los comisionados y el gobernador, hay un esfuerzo increíble en no dejar ese suceso que ocurrió en Charlottesville; no por la comunidad de Charlottesville sino por personas que llegaron a Charlottesville, porque esas personas no eran de Charlottesville…, no dejar que ese evento defina quien ellos son. Y están elaborando esa comisión que sea permanente como parte de su estructura. Y eso para nosotros es muy positivo y afirma que las comunidades están listas para tomar esto como un principio sobre quiénes son y cómo manejan sus organizaciones, sistemas y políticas en diferentes ciudades. Estamos muy contentos con esa iniciativa porque no necesariamente la apoyamos económicamente, sino la comunidad. El gobernador  tomó la iniciativa para empezarla  cuando supo lo que está haciendo Iniciatives of Change en Richmond, Virginia.

Cientos de nacionalistas y supremacistas blancos con antorchas tiki marcharon por el campus de la Universidad de Virginia el 11 de agosto de 2017. Foto: Getty Images.

Cientos de nacionalistas y supremacistas blancos con antorchas tiki marcharon por el campus de la Universidad de Virginia el 11 de agosto de 2017. Foto: Getty Images.

SO: ¿Le sorprendió a Ud. igual que sorprendió a muchos, la magnitud de estas protestas del supremacismo blanco que se dieron no solamente en Chartottesville, sino en otras ciudades del país por esos días?

LB: ¡Absolutamente! Pero mirándolo en una forma afirmadora sobre la transformación que se necesita agudamente en este momento, nosotros que estamos en este trabajo vemos eso todos los días. Por ejemplo, apoyamos al Southern Poverty Law Center que por muchos años -más de 40-  está trabajando con esas instituciones que promueven el odio, y el odio racial en particular, pero no es una cosa que el público en general  ve y escucha a diario. Sin embargo, por muchas razones  ahora  casi es moda demostrar ese odio que la gente casi siempre escondía y ahora se ve más a la luz del día. Y al ver eso tan penoso, afirma con más energía la aguda necesidad que hay de este trabajo y de transformar nuestro corazón y nuestras mentes, hacia un futuro que sea equitativo para todos y borre ese pensamiento de que una persona tiene valor sobre la otra dependiendo de cómo se ve, de donde viene o cuáles son sus características físicas. Esa es una composición social, no científica, y tenemos que eliminarla de nuestro ser y de la forma en que pensamos y tomamos decisiones.

SO: Otro momento de desasosiego, otro momento de mortificación para muchas familias fue la actitud del presidente de la nación, Donald Trump, ante esos grupos y esos hechos de terror. En momentos en que muchos en la nación volteaban a mirar a Washington en busca de liderazgo político, en busca de señales de estímulo, de ánimo, etc…, vimos a un presidente que se resistió a condenar abiertamente y sin equívocos esas muestras de intolerancia y esas muestras  de violencia racial, ese acto de terror. A varios meses de estos terribles incidentes, ¿siente  que algo se ha hecho en bien de la sanación nacional para responder a esos incidentes?

Foto: http://fspugtzamora.org.

Foto: http://fspugtzamora.org.

LB: Bueno, según eso se ve a nivel nacional, eso se ve también a nivel comunitario. Y cuando nosotros entramos en comunidades a apoyar a las ciudades que están tomando esta iniciativa, vemos personas que están fincadas en esa creencia de que hay una superioridad de la humanidad, ¿no?, hay una jerarquía de valor. Y hemos tenido sorprendentes transformaciones. Hemos visto a personas acompañarnos en lo que llamamos los Círculos de Verdad, que tiene ese pensar; que tiene esa creencia y han salido intrigados y con más deseo de continuar conversaciones. Sabemos que esto existe, sabemos que va a suceder, sabemos que van a aparecer, sabemos que hay personas que creen en esto. Por eso es que estamos haciendo el trabajo, ¿no? Pero yo he visto, personalmente, personas que vienen a los círculos con esas creencias y sienten que los estamos escuchando, de por qué piensan así, y cuál es la historia que los llevó a tener esas conclusiones. Pero también ellos están escuchando a los demás que han sido perjudicados por esas creencias. Y cómo esas creencias han afectado su vida, su salud mental, su familia, sus niños, su comunidad y ellos también. Porque son parte de una raza humana.  Siempre hay trasformaciones y esto se ha fortificado con las conversaciones de lo que nosotros decimos, ‘hablando nuestras verdades’. Siempre va a suceder, siempre va a surgir, por eso hay la necesidad de hacer el trabajo.

SO: Hace días me tocó ver un documental de la televisión pública nacional (PBS). Se tituló: El Silencio de La Florida Española. Me gustaría detenerme en esto para que nos comente sobre el lugar que tienen las humanidades en este asunto de la sanación racial. De ese documental –que sigue a la disposición, en el Internet– destaco lo siguiente, me quedo con estas cosas que aprendí del documental: mucho antes de la Declaración de  Emancipación de los Estados Unidos, en La Florida ya existía una ciudad gobernada por libertos negros. Gente que había huido de Georgia y otros estados habían encontrado santuario allí en La Florida, más de un  siglo antes. Además, La Florida en aquel tiempo bajo gobierno español, se declaró santuario para esclavos negros y fue santuario por 100 años. Y un último dato: antes de Jamestown ya existía en La Florida una ciudad fincada por colonizadores europeos: fue San Agustín, pero a diferencia de Jamestown –que la historia nacional celebra como un pueblo de anglos-, en San Agustín había gente de diversas razas o nacionalidades; no solamente había españoles y mestizos, sino también negros, irlandeses, italianos, alemanes…, o sea, fue multicultural desde el principio. Lo que esto quiere decir, quizás, es que desde sus principios Estados Unidos experimentó con una sociedad algo parecida a la de hoy. ¿Puede comentar por qué es tan importante conocer esta historia, esta narrativa de la historia? ¿Por qué conviene estudiarla?

La falta de conciencia sobre el racismo ciega. Foto: www.jaittodontosocial.blogspot.com.

La falta de conciencia sobre el racismo ciega. Foto: www.jaittodontosocial.blogspot.com.

LB: ¿Sabes qué?, es un fenómeno, cada vez que entramos en conversación en las comunidades, la ignorancia que hay de la historia. Por eso es que parte de este trabajo está hincado muy específicamente en hablar nuestras verdades. Nosotros tenemos eso bajo lo que llamamos la necesidad de cambiar la narrativa de lo que hay. Usted no sabía esa historia antes de ver este documental, ¿cierto?

SO: Así es, algunos de estos datos, es la primera vez…

LB: ¡Exacto!, es que estos datos no nos los enseñan en nuestras escuelas. No enseñan historias completas de qué es la representación humana en los Estados Unidos. Solamente hablan de los héroes, de las guerras. Porque hay esta jerarquía del valor de la raza humana que solamente se concentra en la raza, el color de las personas, el valor que dan a las personas blancas. No solamente en Estados Unidos, esto es un problema global. Creo que en la India, el producto más valorado y que más se vende es una crema que usan para blanquearse la piel. No tan solo en La Florida había lo que llamaban ciudades santuario, sino también en Nueva Orleans había cirujanos, sicólogos, de todas las profesiones; empresarios, personas de la prensa que eran esclavos y ya habían sido liberados y habían estudiado… científicos. Pero si no has leído el libro “We as Freemen”, nunca sabes esta historia porque no te la enseñan en la escuela. La importancia de saber esa historia, informa a la persona que ha sido educada por narrativas que no dicen las verdades completas de nuestra historia; porque quieren seguir apoyando esa jerarquía del valor de la raza humana. Pero hemos visto que cuando se traen las verdades a la conversación y las personas entienden por qué hay trauma en ciertas comunidades y poblaciones, el trauma es por “X”, por qué no sabíamos esas historias. Una de las historias de trauma que más se conocen es lo que ha pasado con los judíos. Y eso es porque ellos han tomado la iniciativa de hacer que esa historia se hable. Y vemos los traumas que están sucediendo con las ciudades y las personas indígenas, pero no sabemos las verdades completas; sabemos  la historia del héroe. Si usted vio  el documental, Wounded Knee, del heroísmo americano, pero la verdad completa de cómo eso fue una traición y una estrategia para eliminar a los indígenas y tomar sus tierras, no es la narrativa de lo que el documental le trae al público en general. Tal y como  usted, en ese documental que vio en la televisión. Esas  narrativas son narrativas que esconden. Hay un libro que se llama Sundown Towns,  que todavía hay ciudades en los Estados Unidos que no permiten que una persona que no es blanca ande en la calle a cierta hora. Y eso no lo dicen abiertamente.

Esculturas que forma parte del pasado de San Agustín, muestran vestigios de la raza negra en el pasado histórico de esa ciudad de La Florida. Foto: http://photobucket.com.

Esculturas que forma parte del pasado de San Agustín, muestran vestigios de la raza negra en el pasado histórico de esa ciudad de La Florida. Foto: http://photobucket.com.

SO: Eso de conocer a fondo la historia y rescatar los mejores valores que podamos encontrar, nos lleva a la cuestión de ¿en que creemos como nación? ¿Qué es lo que refleja mejor nuestras tradiciones y qué es lo que nos representa? Ahora bien, siguiendo con esta jornada del Día de Sanación Racial, Luz, usted nos ha venido diciendo un concepto muy destacable, que por cierto lo recalcó el presidente Obama durante su salida: no basta con que cambien las leyes y cambien las instituciones y haya protecciones legales contra la discriminación. Tiene que haber un cambio en nuestros corazones.  Háblenos de esto,  es una idea muy importante detrás de esta jornada. ¿Podemos tener nuevas leyes, nuevas instituciones, pero si el interior de estas instituciones está podrido, si los corazones no van acompañando esto, las leyes van a servir de poco?

LB: ¡Exacto! Porque, ¿quiénes están tomando las  decisiones para estas pólizas y esos sistemas que se están cambiando? Seres humanos. Y si el ser humano que está tomando estas decisiones o proponiendo esos cambios de políticas y sistemas no tiene un cambio de conciencia, del valor de todo el ser humano, de una comunidad, va a favorecer a unos sobre otros y allí viene la inequidad racial.  Si usted va a hacer una política que va a favorecer, por ejemplo, que se den préstamos para que personas empiecen su primer hogar, pero solamente pueden ser en ciertas urbanizaciones de casas de más de 300 mil dólares, obviamente, ¿a quién están excluyendo? A la gente pobre. Y si usted mira quién compone esa población, son personas lo que llámanos de color, aunque hay mucha pobreza en las personas blancas hoy en día, pero la mayoría son personas no blancas.

SO: O bien, pude haber leyes que favorezcan a las poblaciones necesitadas, a las poblaciones racialmente minoritarias, por decir algo; pero también va a haber el problema de aplicar esas leyes. De andar luchando por que se apliquen.

LB: No tan sólo que se apliquen…, que sean transformacionales y duraderas. Que no sean algo que le estás tirando para crear una dependencia, y no que tengan éxito duradero en su vida. Esa es otra forma de perjudicar y mantener a la pobreza en su sitio.

SO: Creando individuos, ciudadanos dependientes.

LB: ¡Exacto!

En la jornada de sanación racial que se organizó en la ciudad de Nueva York en 2017, un grupo personas de distintas razas expusieron sus opiniones sobre el racismo. Foto Marco Vinicio González.

En la jornada de sanación racial que se organizó en la ciudad de Nueva York en 2017, un grupo personas de distintas razas expusieron sus opiniones sobre el racismo. Foto: Marco Vinicio González.

SO: En toda esta labor de sanación y transformación ustedes están depositando su atención y su confianza en los jóvenes, de manera especial en los jóvenes. Háblenos de esto ¿qué cambios ven en las nuevas generaciones que nos puedan ayudar a entender cuál será el rumbo de la nación en el  próximo futuro?

LB: Yo no tengo toda la respuesta pero le voy a decir mi opinión. Para que este cambio de ideología sea perdurable y se sostenga tenemos que involucrar a nuestras próximas generaciones. Porque activistas como yo y otras personas y usted, que les interesa el tema, no vamos a estar aquí para siempre.  Esto no es una iniciativa o un proyecto, es una forma de ser. Hay retos y hay muchas posibilidades. Primero que nada, ahora yo hablo como madre, no como oficial de la fundación Kellogg. Yo protegí a mis hijos de esta ideología y de este concepto de que ellos eran inferiores. Yo hice todo lo posible porque ellos no sufrieran eso y eso no afectara su conciencia. Por lo tanto yo soy culpable de no haberles dicho toda la historia verdadera. De por qué estamos en la pobreza, por qué vivimos aquí y no podemos vivir allá. Por qué pueden ir a esta universidad y no a la otra, ¿no? Esto tiene un positivo y un negativo. El positivo, ellos no ven por qué nosotros nos preocupamos tanto, porque ellos tiene amigos de todas las razas, de todas las edades y ellos no tienen problemas con eso. Hasta que llega el día que entran en una situación o un asunto y no entienden qué pasó. Entonces yo me tengo que sentar y decirles: “bueno, esto pude ser lo que está sucediendo detrás de esa decisión”. Y ahí viene o el no aceptarla o el coraje de haber experimentado y vivido eso, o la indiferencia. Hay retos pero también hay posibilidades. Los jóvenes tienen una resistencia y han creado este movimiento que hay ahora tan diverso, que tiene más posibilidades de continuar y seguir innovando. No pasaron por los años 60, que hubo muchas protestas y muertes; aunque se está viendo, yo pienso, ocurriendo de nuevo, con todo lo que vemos especialmente por la violencia que hay ahora con las armas y las muertes. Y el problema con la policía –no que los policías sean malos–, pero la confianza que hay que si estás aquí para ayudarme o para perjudicarme. Hay posibilidades y hay retos también. Pero definitivamente estamos muy dedicados  a que se incluyan, a que entiendan que esto es importante y que sean parte de la trasformación.

SO: ¿Con que palabras le gustaría dejarnos pensando?

Luz Benítez Delgado, Programadora Oficial de KW Kellogg. Foto KW K Facebook.

Luz Benítez Delgado, Programadora Oficial de KW Kellogg. Foto KW K Facebook.

LB: Quisiera decir que hay una importancia nacional aguda en que esto se realice. Por el bienestar de nuestra gente, de nuestros hijos y nuestro futuro. No tengo ni las palabras para expresar lo importante que es sacar de nuestra cabeza esa conciencia social que está mal informada y buscar en nuestros corazones lo que tenemos en común como ser humano y no lo que tenemos que es diferente. Porque lo que tenemos en común es lo que nos une y a la vez que aceptas esa realidad, cuando miras la diferencia, la diferencia es lo que nos enriquece■

Download
This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo