Liberación de familias migrantes detenidas en Texas provoca polémica en Arizona

en Artizona

Con las cárceles de Texas sin más espacio para albergar migrantes indocumentados, las autoridades han comenzado a liberar a mujeres centroamericanas embarcándolas en aviones desde Texas y abandonándolas en terminales de autobuses de Arizona, con una cita migratoria pero sin recursos que les permitan reencontrarse con sus familiares. En semanas recientes, son ya centenares de mujeres las que han sido detenidas con sus hijos y han sido expulsadas de Texas. Esa medida ha generado críticas de la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, a la administración de Obama; pero también muestras de auxilio humanitario por parte de vecinos locales. Valeria Fernández reporta desde una de las terminales camioneras en Phoenix.

Sonido de estación de autobuses…

Varios niños corretean en una estación de autobús en Phoenix, la capital de Arizona. Ajenos a la incertidumbre que enfrentan sus madres, que se encuentra agotadas después de que días atrás fueran capturados por la Patrulla Fronteriza en Texas.

“Nosotros navegamos tres horas en una lancha con 25 y venían tres niños chiquititos… yo no lo podía creer porque yo no tuve el valor de dejar venir a mi niña sola ¡imagínate!… que ya está grande”

Miriam Peña, originaria de El Salvador, viajó con su hija de siete años de edaad para reunirse con su hermano, debido a las amenazas de extorsión de redes criminales. Forma parte de un grupo de 50 familias enviadas en avión desde Texas, debido a la falta de cupo en las cárceles de ese estado. Llegan con bebés en brazos, necesitadas de un teléfono para hablar con su familia y sin dinero para comprar comida.

Sonido ambiente de voluntarios… alguien hablando en ingles… un señor traduce…

Linda Herrera es una activista que junto a decenas de voluntarios ha ido a brindarles ayuda. Corre entre decenas de voluntarios de una punta a otra de la estación de autobuses prestando su teléfono y atendiendo a las necesidades de las mujeres. Al verlas, reflexiona sobre por qué están aquí:

“Con los tratados de libre comercio, con la dolarización en El Salvador, lo que está pasando es que la gente se está muriendo de hambre. La gente es tan honesta y trabajadora que viene a exponer su vida para venir a trabajar acá”

weŕe humanEn las últimas semanas cientos de mujeres y sus hijos pequeños han llegado a la estación, principalmente de Guatemala, Honduras y El Salvador. La mayoría se dirigen a Carolina del Norte, La Florida y Virginia. Muchas mujeres también vienen engañadas, María Jimena Díaz González, la cónsul de Guatemala explica que los traficantes les dicen que hay una oportunidad de conseguir documentos.

“Hoy llegó un señor al consulado a preguntarnos que si era cierto que él podía mandar a traer a su hijo y yo le explicaba de los peligros y que seguro, seguro, no hay nada”

Pese a que estas mujeres salieron en libertad, todas tienen una cita para verse con autoridades de inmigración. El abogado José Peñalosa explica:

“En los papeles que yo he visto nadie tiene una orden de deportación, tienen un permiso para entrar a los Estados Unidos legalmente, y ellos pueden ir a sus ciudades y según esto aplicar por una forma de asilo, una protección para estar aquí en los Estados Unidos, y así es que pueden presentar sus casos con un juez de inmigración”

Pero eso no está garantizado destaca el abogado Peñaloza, aunqe eso no importa para muchas de estas mujeres; para ellas representa una oportunidad de reunificar a sus familias separadas por décadas, otras como Miriam, para empezar de cero.

“La meta es llegar a su destino y digamos hoy lo hemos logrado”

antideportacionLa liberación en Arizona de estas familias indocumentadas detenidas en Texas despertó críticas de la gobernadora, Jan Brewer, quien exigió Obama reforzar la seguridad fronteriza. Mientras tanto los activistas pro inmigrantes de Arizona siguen demandando a la administración de Obama que ponga un alto a las deportaciones, y al Congreso controlado por los republicanos que ya no dilate más la reforma migratoria.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino reporto, Valeria Fernández desde Phoenix, Arizona.
This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

  • ¿Las líneas de investigación se van a concentrar en los culpables o las víctimas? Nos atacaron y asesinaron, de eso hay pruebas: dirigente.
  • Hace 3 años mataron a mi hermano. Ya se acostumbró la autoridad de Guerrero a tener estudiantes muertos: familiar de estudiante desaparecido
  • Me da tristeza regresar a casa con mis otros hijos. Otra vez llegué sin nada, sin encontrar a su hermano, dice padre de familia

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo