Legisladores republicanos presentarían hoy un proyecto de ley de inmigración

De la redacción

 El líder de mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell anuncia una propuesta para debatir en el piso de la cámara. Foto: The Nation.

El líder de mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell anuncia una propuesta para debatir en el piso de la cámara. Foto: The Nation.

Una versión de la propuesta de inmigración del presidente Trump fue a dada a conocer por un grupo de senadores republicanos que lo apoyan, en anticipación al debate sobre inmigración que se espera esta semana. “Se espera que la propuesta sea una de varias enmiendas que el Senado considerará debatir esta semana sobre la inmigración”, dice la sección Político, de CNN.

El proyecto de ley de los senadores republicanos Chuck Grassley, John Cornyn, James Lankford, Thom Tillis, David Perdue, Tom Cotton y Joni Ernst, “se parece en gran medida a lo que Trump ha propuesto”. En su base todavía hay una solución para el programa de DACA (el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), que ha protegido de la deportación a los jóvenes inmigrantes indocumentados. Pero “Trump ha decidido dar por terminado el programa de la era Obama”, según CNN.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell ha utilizado un proyecto de ley no relacionado con la inmigración, “como punto de partida para el debate, que permitirá a los senadores ofrecer propuestas que puedan competir por 60 votos para poder avanzar”, dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado.

Por su parte la Casa Blanca está logrando un acuerdo al que algunos Senadores Republicanos han llegado. Se trata de una legislación, que se presentará formalmente hoy lunes, y que consiste en “una lista de deseos para el cumplimiento, con un camino a la ciudadanía para 1.8 millones de soñadores”, afirma por su parte Los Angeles Times, que ofrece un resumen de una página sobre el proyecto para aliviar a los Soñadores.

La propuesta de la Casa Blanca ofrece un camino hacia la ciudadanía para 1.8 millones de inmigrantes elegibles, de los cuales más de 800 mil se registraron para obtener DACA por los cinco años del programa. A cambio, la Casa Blanca busca más de 25 mil millones de dólares para la seguridad fronteriza y el muro (18 mil millones para el muro y el reasto para cárceles de inmigración, vigilancia con alta tecnología: cámaras, drones, etc.); una serie de cambios a las leyes para facilitar la deportación y detención de inmigrantes, un recorte sustancial a la inmigración legal basada en las relaciones familiares y el fin de la lotería de visas, dice la fuente.

Esta mañana, la publicación Político de CNN informó que McConnell está dispuesto a dedicar dos semanas de tiempo en el Senado, “para lo que va a ser un debate de inmigración salvaje”, afirmó.

Y mientras el Senado se prepara para comenzar ese debate sobre la inmigración, los funcionarios de la Casa Blanca han comenzado a plantear un posible compromiso: la promesa de mantener la inmigración legal en los niveles actuales, alrededor de 1.1 millones de personas por año, durante más de una década.

Pero el presidente Trump ha propuesto una serie de medidas, que incluyen restricciones a la unificación familiar, a las que llama “migración en cadena”, y el fin de la lotería de visas, que los críticos dicen que podría reducir la inmigración legal a Estados Unidos en un 40 por ciento o más… “y eso eliminaría la acumulación de casi 4 millones de parientes patrocinados que actualmente están esperando tarjetas verdes”.

Se trata de un esfuerzo combinado, dijeron a la fuente los funcionarios, que compensaría efectivamente los recortes en otras categorías de inmigración durante unos 13 años.

“Después de eso, si el Congreso no toma medidas adicionales para agregar o expandir categorías de visa, o el número total de personas que pueden reasentarse en Estados Unidos. Todos los años probablemente disminuirá en cientos de miles”.

El proyecto de ley Grassley esencialmente hace realidad puntos similares al proyecto de Trump, “incluidas las propuestas que endurecerían la aplicación de la ley de inmigración y limitaría las visas basadas en la familia: sólo a cónyuges e hijos menores de 18 años, una cantidad muy reducida de inmigrantes elegibles en comparación con el sistema actual”, sostiene CNN.

Según lo propuesto por la Casa Blanca, los recortes al sistema familiar y la lotería de visas se usarían para permitir a los 4 a 5 millones de inmigrantes que ya están esperando años -y en algunos casos décadas- por las visas acumuladas. “Los recortes a las visas anuales sólo ocurrirían luego de que desaparezca ese retraso, lo que le daría tiempo al Congreso para hacer reformas”, dijeron los legisladores a la fuente.

No se espera que el proyecto de ley tenga 60 votos a favor, el umbral requerido para avanzar la legislación en el Senado. “Los demócratas se han opuesto uniformemente a los recortes a la migración familiar y tienen problemas con el fin de la lotería de visas de diversidad, sin no hay otra forma de apoyar a los inmigrantes de países que de otra manera estarían subrepresentados en la inmigración a Estados Unidos. Las llamadas reformas a las leyes de inmigración actuales también enfrentan una fuerte oposición.

Los demócratas en el pasado estaban abiertos a cambiar ese sistema. Pero después de que Trump supuestamente se quejó de inmigrantes provenientes de “países de mierda” en África y otros lugares, varios legisladores demócratas, incluido el grupo o caucus congressional negro, se resistieron a poner fin a la lotería por completo, señala Los Angeles Times.

“Los legisladores están buscando otras maneras de mantener estable la inmigración legal, incluido el aumento de las categorías de inmigración basadas en habilidades”.
Incluso si el Senado redacta un proyecto de ley de inmigración para crear un estatus legal a los inmigrantes que entraron al país de manera ilegal,  encontrará resistencia en la Cámara de Representantes bajo dominio del Partido Republicano. En 2013, la última vez que una importante ley de inmigración bipartidista pasó en el Senado, nunca llegó a votación en la Cámara.

En tanto, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul D. Ryan prometió el jueves que permitirá la aprobación de una ley de inmigración esta vez:

“Cualquiera que dude de mi intención de resolver este problema y plantee un proyecto de ley de reforma migratoria y DACA, no lo haga… Traeremos una solución al piso, una que el presidente firmará”, dijo Ryan al L.A. Times. Si embargo, Ryan ha sostenido sui posison respecto a que nada que no sea firmado por Trump pasara en la cámara baja■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo