Legendarios corridistas cuentan historias de su tierra, Nuevo México y Colorado

Paisaje de la región Río Arriba.

Paisaje de la región Río Arriba.

Es a través del género musical del Corrido que durante siglos y por generaciones en la región de Rio Grande del Norte, los trovadores populares han cantado y los pobladores se han enterado de tragedias y desastres naturales, hazañas de héroes locales y grandes virtudes de su terruño. En este reportaje especial, que forma parte de la serie “Raíces: Cantos y Cuentos de Río Arriba”, legendarios corridistas de Nuevo México comparten letras y tonadas de corridos que se han arraigado en el cancionero popular. El reporte, de la serie “Raíces: Cantos y Cuentos de Río Arriba”, en colaboración con Daniel Sheehy y con fondos parciales del Fondo Nacional para las Artes, es narrado en la voz de Rubén Tapia.


El 29 de enero

Sábado en la madrugada

Al ritmo de 15 balas

Su sangre fue derramada.

Por muchos años, lo que se sabe de la trágica muerte de los activistas Antonio Córdova y Rito Canales, de Albuquerque, Nuevo México, ha sido gracias a la letra de esta canción, obra del destacado corridista Roberto Martínez.

Año de 67

Cinco de junio fue el día

Hubo una revolución

Allá por Tierra Amarilla.

Don Roberto Martínez Sr. Foto: Smithsonian Magazine.

Don Roberto Martínez Sr. Foto: Smithsonian Magazine.

El corrido de Río Arriba es una célebre canción compuesta en el norte de Nuevo México, que cuenta la histórica gesta de la toma a mano armada de la corte de ese pueblo de Río Arriba, ejecutada por un puñado de insurgentes revolucionarios comandados por el legendario Reies López Tijerina, líder del movimiento que luchó infatigablemente a favor de la restitución a los pobladores hispanos, de las tierras de Las Mercedes reales. Muchos en la región se enteraron de esos históricos hechos ocurridos hace más de medio siglo, gracias a este testimonio musical que fue obra de Don Roberto Martínez, director del grupo musical contemporáneo, Los Reyes de Albuquerque, Nuevo México.

Un grupo de nuestra gente

Muy descontentos bajaron

Y en oficiales de estado

Su venganza ellos tomaron.

El maestro Roberto Martínez escribió la letra rápido, mientras oía las noticias, dice su familia. Don Roberto Martínez recuerda por qué se sintió obligado a contar la historia:

Hice ese corrido con el propósito de presentar en una forma musical lo que considero una tragedia, una injusticia. Lo que puse en las palabras esas era un reportaje de lo que ocurrió”, dice Roberto Martínez Junior.

Lo que paso en Tierra Amarilla fue cosa de derechos civiles”.

El hijo de don Roberto, Roberto Martínez Junior, quien también canta corridos y es historiador oficial del estado de Nuevo México, dice que la revuelta de Tijerina caló hondo en la región de Rio Arriba. Los Martínez, igual que muchas familias locales, tienen raíces de varios siglos en estas tierras.

Reies López Tijerina quería pelear por la gente indo hispana, la gente que tenía su cultura, su idioma y sus tierras. Esas cosas se estaban perdiendo. Robadas. ¿Me entiendes? Para mi padre era como una misión. Él tenía mucho orgullo de nuestra cultura

 Roberto Martínez, historiador oficial de Nuevo México en su oficina de Santa Fe.

Roberto Martínez, historiador oficial de Nuevo México en su oficina de Santa Fe.

El historiador Roberto Martinez Jr. dice que los años 60 eran tiempos de un gran despertar político. Eso quedó reflejado en las letras de su papá.

Reies López Tijerina, Martin Luther King Jr., civil rights for minorities and women, blacks and Latinos, Native Americans… Fue una cosa muy importante para él –su papá. Él decía: ‘soy chicano, soy mexicano’. Sí, pero más que todo él quería que se tratara bien a toda la gente. Con justicia. Hablaba muy bien. Era muy elocuente. Pero usaba la música a veces como una pistola, ¿entiendes? To get his message across

Por esos tiempos, la guerra de Vietnam marcó profundamente a toda una generación en Nuevo México. Esa dramática experiencia, que tuvo mayor impacto en los jóvenes mexicoamericanos de la región, fue recogida por don Roberto Martínez en el corrido a Daniel Fernández, un joven soldado que murió en Vietnam al salvar la vida de sus compañeros de armas.

Ese soldado valiente

Valiente de nuestro estado

Por el amor a la patria

La vida ha sacrificado.

 “Y por  eso él escribió ese corrido. Para informar al mundo que aquí estamos y hemos estado aquí por siglos. No somos forasteros. Somos americanos como todos

En El Corrido de Córdova y Canales Don Roberto cuenta la historia del brutal asesinato de dos jóvenes activistas del grupo Los Gorras Negras, o Boinas Negras, en 1972. Antonio Córdova y Rito Canales. Es un crimen que aunque nunca se ha aclarado, existe la convicción en la comunidad hispana que fueron asesinados debido a su activismo nacionalista.

Mi papá luchaba contra la injusticia. Cuando veía algo en el periódico o en la televisión lo quería poner en canción

El corrido cuenta una versión de los hechos que no se oyó en los medios noticiosos de la época y que fue usada como un himno contra la brutalidad policial. Los trovadores lo cantaron, pero nunca fue grabado. El profesor Enrique Lamadrid entregó a la casa disquera, Smithsonian Folkways, la única grabación del corrido por Don Roberto Martínez que se conozca.

Año de mil novecientos

Setentaidos al contado

Cuando a Córdova y a Canales

La policía mataron.

Profesor Enrique Lamadrid.

Profesor Enrique Lamadrid.

Los corridistas no son sólo músicos cantantes. También son historiadores. Están guardando la historia, los eventos, la gente; los héroes que forman el pueblo, la identidad y el futuro de todos, no sólo de los músicos, sino de yo, usted, todos

Otro notable corridista nuevomexicano es Roberto Mondragón. El maestro tiene una trayectoria de décadas promoviendo el modo de ser de los pueblos de Río Arriba. En los 60, como locutor de radio y activista. En los 70 fue legislador y vicegobernador. Hoy desde su casa de adobe en las afueras de Santa Fe sigue en la defensa de su tierra. En La Ciénega de Santa Fe, el compositor denuncia los daños que causó al medio ambiente y a la población local la construcción de un campo de golf.

Entonces escribimos estos versos y comenzaron a tocarlos en la radio. Yo utilicé la tonada de Valentín de la Sierra para componer el corrido de la Ciénega de Santa Fe”, dice Mondragón.

 Pero allí vienen los fuereños

Con su fortuna contada

Dejando el río destruido

Y dejando el agua bien contaminada.

 “Hay piezas y canciones en nuestra música. Las piezas son para los bailes. Las canciones son, como el corrido, que es el antecedente del ballad, del American Ballad de los cowboys”, dice Lorenzo Trujillo.

Lorenzo Trujillo en su Casa en Denver,Co.

Lorenzo Trujillo en su Casa en Denver,Co.

El eminente profesor, maestro músico e investigador de la música tradicional del suroeste, Lorenzo Trujillo tiene su casa en Denver, Colorado. Es un verdadero paseo por la historia de la región. Un espacio dedicado a la enseñanza.

Nosotros cantamos las canciones para enseñar. Mi tía hizo famosa una canción que se llama El Bracero. Es una canción sobre los braceros que entraron a Estados Unidos a trabajar

Hermanitos de mi raza

Si se van a trabajar

En los  Estados Unidos

Yo les quiero aconsejar

Que tengan mucho cuidado

Que no les vaya a pasar

Lo que me pasó una vez

Por la falta del inglés.

Lorenzo Trujillo.

Otra figura infaltable en el cancionero nuevomexicano es el aclamado trovador Cipriano Federico Vigil, autor del libro, “Cancionero del Folklor Nuevomexicano”. A su avanzada edad, Cipriano sigue viviendo en la tierra donde nació, al pie de las Montañas Sangre de Cristo. Cada una de las habitaciones en su ranchito, en El Rito, Nuevo México, están convertidas en galerías o talleres de fabricación de guitarras y mandolinas con las que le canta a su pueblo. En su pieza, “Se ve triste el hombre”, hay influencias del canto nuevo de América Latina.

Cipriano Vigil.

Cipriano Vigil.

Habla de cómo entraron los cuartoneros. Entraron en la sierra, destrozaron todo, para que los ricachos de las ciudades tuvieran leña en su fireplace, sin pensar en el daño a la ecología, los animales, la wildlife. Y además el gobierno puso cercas en las tierras, la floresta. Mas antes la gente podía ir a recoger leña. Ahora tienen que pagar un permiso”, dice Vigil.

Se ve Triste el Hombre…

La región de Rio Grande del Norte es un semillero de corridistas. Allí se ha cultivado por muchas generaciones este tradicional género mexicano.

Aquí existe una autentica comunidad de corridos. Toda una cultura de corridos. Cuando algo notable pasa, salen historias

Es el profesor de la Universidad de Albuquerque, Enrique Lamadrid.

Van y vienen las modas, pero siempre hay gente pensando en términos de corridos. Si muere el hijo de alguien en su motocicleta, la gente no descansa hasta que tenga su corrido. Algunos se cantan una vez en el funeral. Otros comienzan a circular

Este corrido termina

Cuando se haga la justicia

Para que no se repita

Lo de allá en Tierra Amarilla.

Una de las habitaciones de la casa de don Cipriano Vigil, convertida en taller de instrumentos musicales.

Una de las habitaciones de la casa de don Cipriano Vigil, convertida en taller de instrumentos musicales.

Para la Edición Semanaria del Noticiero Latino, Rubén Tapia

Foto: Samuel Orozco.

Escuche la Edición Semanaria Completa:

Download
This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo