Leche con Dignidad, acuerdo laboral sin precedente en la industria de lácteos

Representante de Ben & Jerry’s y trabajadores inmigrantes de la industria de lácteos celebran el importante acuerdo, ‘Leche y Dignidad’, que establece pautas o estándares laborales desde la perspectiva de los trabajadores. Foto: benjerry.com

Representante de Ben & Jerry’s y trabajadores inmigrantes de la industria de lácteos celebran el importante acuerdo, ‘Leche con Dignidad’, que establece pautas o estándares laborales desde la perspectiva de los trabajadores. Foto: benjerry.com

Trabajadores de la industria lechera se organiza con el reconocido fabricante de helados, Ben &Jerry’s, con sede en Vermont, y firman un arreglo sin precedentes en el ramo industrial de la lecheria. El acuerdo llamado “Leche con Dignidad”, establece garantías y un codigo de conducta laboral para sus abastecedores en todo ese estado. Y crea procedimientos para que el plan se aplique de adeveras. Además, al final del proceso de organización la compañía dependerá 100 cien por ciento de los abastecedores que sigan este plan. El director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco (SO) entrevistó en Línea Abierta a Rob Michalak (RM), director global de la misión social de Ben & Jerry’s en Waterbury, Vermont.

A continuación presentamos aquí una transcripción de la entrevista:

SO: Señor Michalak, bienvenido.

RM: Muchas gracias, es un placer estar con ustedes.

SO: Señor Michalak, ustedes acaban de firmar el acuerdo para el Programa Leche con Dignidad (Milk whit Dignity Agreement), ¿podría darnos una idea de las operaciones que en su compañía cambiarán como resultado de este acuerdo?

RM: Bueno, con este acuerdo estaremos implementando estándares laborales impulsados por los trabajadores dentro de nuestra cadena de suministros de productos lácteos. Esto es vital porque los trabajadores del campo tienen una valiosa comprensión del trabajo y harán una importante contribución para asegurar que tengamos vidas laborales dignas dentro de nuestra cadena de suministro, por lo que esta será una parte significativa del programa. Además, también será importante para los rancheros, que son voluntarios, con los que estamos trabajando y son un magnifico grupo; y, para ellos, ser pioneros en establecer estándares impulsados por los trabajadores es algo bastante fundamental.

SO: Su compañía ya tiene una forma de código de conducta que ha sido llamada “Caring Dairy Farmer” (Ranchero Solidario) y ustedes han decidido cambiarla porque el nuevo programa será encabezado por los trabajadores, según se ha mencionado. ¿Cuál es la diferencia? ¿qué significa esto?

RM: Bueno, nuestro programa corporativo tenía buenos estándares y la comunidad de rancheros estaba trabajando para lograrlos; pero la diferencia es que un programa diseñado e impulsado por los trabajadores pone sobre la mesa la voz del trabajador, la perspectiva del trabajador. Esto es algo importante para todos nosotros dentro de la agricultura, el poder oírlos, poder verlos y potenciarlos; para que los trabajadores, que son una enorme parte del éxito de cualquier sistema agrícola, sean realmente un sector fortalecido dentro de este sistema; de modo qué, repito, todos los participantes tengan una vida laboral digna.

SO: ¿Qué va a cambiar en los ranchos de Vermont como resultado de este acuerdo? Es decir, ¿podría hablarnos sobre algunas prácticas en los campos, en los ranchos, que usted considera van a ser diferentes?

RM: Los ranchos con los que hemos estado trabajando se han esforzado en elevar los estándares laborales. Así que creo que veremos más educación impulsada por los trabajadores. Tendremos una buena orientación para los rancheros y los trabajadores del campo. Me parece que las comunicaciones mejorarán para ambos, los rancheros y los trabajadores del campo. Eso va a ser importante y, también, dará a los trabajadores del campo una oportunidad adicional para plantear cualquier problema de una manera muy constructiva y productiva, para que estos puedan resolverse. De tal forma que entre el ranchero y el trabajador del campo habrá un sistema en el que los problemas puedan ser presentados y se establezca un enfoque colaborativo para solucionarlos. Así, pensamos que habrá una forma mucho más constructiva y productiva de funcionar para ambos, los trabajadores del campo y los rancheros.

SO: Tengo entendido que este acuerdo no es cualquier cosa, Ben & Jerry’s compra todos sus productos lácteos a ranchos en dónde labora la mayoría de los trabajadores del campo. ¿Qué nos puede decir sobre esto?

RM: Bueno, creo que con los números tendremos que tener un poco de más claridad; quiero decir que una vez que hayamos inscrito los ranchos participantes en el programa, entonces podremos tener el censo adecuado en términos de cuántos trabajadores del campo vienen de fuera de Vermont, o cuántos trabajadores del campo son del interior de Vermont. En este momento, en la industria de los lácteos de Vermont, en general, se cree que probablemente el cincuenta por ciento de los trabajadores del campo son del exterior de Vermont y el otro cincuenta por ciento son del interior de Vermont; pero ese número puede cambiar constantemente y queremos asegurarnos de que, realmente, todos los trabajadores del campo tengan condiciones de trabajo dignas. Y para los rancheros que operan los corrales y establos queremos asegurarnos de que respalden este programa y hay mecanismos para que reciban apoyo y puedan hacer valer los estándares… Existe un bono para esto, a fin de que los rancheros reciban apoyo y puedan tener ranchos sostenibles a lo largo del tiempo y sigan dando estos empleos.

SO: Los trabajadores que han firmado este acuerdo tienen grandes expectativas. ¿Esperan que Ben and Jerry’s se convierta en el abanderado, el promotor del programa Milk and Dignity.  ¿Lo harán? ¿Estarían ustedes dispuestos a ello?

RM: Todos queremos ver que el programa sea un éxito. Los trabajadores que lo han diseñado, y que estos últimos dos años han trabajado para establecer este programa lo han analizado profundamente, han puesto mucho esfuerzo en esto; al igual que el equipo de Ben & Jerry’s, y todos queremos que sea un éxito.

SO: Lo que quiero decir es… ¿se darán a la tarea de recomendar este programa a otros colegas, a otros miembros de la industria de los lácteos?

RM: Sí. Siempre que hemos trabajado en un movimiento en particular nos gusta compartirlo con otras personas dentro de la industria, por lo que querríamos planteárselo a otros procesadores de productos lácteos y así apoyar en ese proceso para que pueda tener éxito en una escala mayor■

Escuche la entrevista:


Download
This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo