Salud mental, aunque la respalda la ley, las aseguradoras la niegan con frecuencia

Algunos latinos ven la enfermedad mental como un signo de debilidad. Otros piensan que es un problema personal y prefieren mantenerse en silencio. Otros temen ser etiquetados como

Algunos latinos ven la enfermedad mental como un signo de debilidad. Otros piensan que es un problema personal y prefieren mantenerse en silencio. Otros temen ser etiquetados como “locos”. Foto: consultqd.clevelandclinic.org.

De la redacción

Se estima que anualmente 1 de cada 5 adultos estadunidenses experimenta enfermedades mentales, y existe una ley federal, la Ley de adicción Igualdad de Paridad, aprobada en 2008, que exige a las aseguradoras brindar cobertura a las afecciones de salud mental, por lo menos de forma igual a como lo hacen en la atención médica general y quirúrgica. Pero las aseguradoras encuentran la manera de burlar la ley.

Un importante estudio reciente del Dr. Jon LaPook descubrió que algunas familias todavía tienen que luchar, muchas veces sin éxito y en ocasiones con fracasos mortales para obtener la atención vital que sus seres queridos necesitan. Hay que agregar a esto la dificultad para tratar dichos asuntos de salud mental, por el estigma de saberse con una enfermedad de este tipo. Más aun entre adolescentes.

Al respecto, el programa de CBS This Morning centrado en la salud mental, dedicará durante la mayor parte de su transmisión en vivo mañana miércoles 23 de octubre a las 9 am (tiempo del Este), una serie llamada “Stop the Stigma: A Conversation About Mental Health”, (Alto al Estigma: Una Conversación acerca de la Salud Mental). Se busca, dice, “ayudar a eliminar la vergüenza y la culpa en la discusión pública sobre los diagnósticos de las enfermedades mentales”.

El programa analiza el hallazgo del Dr. LaPook, quien afirma que la joven quinceañera, Nicole Cada se quitó la vida. Y que un año y medio después, en 2013 su hermana menor, de 14 años intentó suicidarse. “No pudo procesar realmente la muerte de su hermana. La mantuvo dentro”, dijo Brian Cada, el padre de ambas jovencitas.

Cuando los padres de Nicole la llevaron al médico preocupados porque la joven intentó suicidarse por primera vez, el tratamiento permanente le fue denegado; pero se le aprobó un nivel de atención menos intensivo.

“El hospital dijo que Nicole no había fallado con la frecuencia suficiente para obtener un tratamiento sostenido y de largo plazo”, afirmó a la fuente el padre de la joven, quien se pregunta ¿cuántas veces alguien tiene que intentar suicidarse para recibir el tratamiento completo y adecuado?

Después de que Nicole cometió un segundo intento de suicidio, entonces fue aprobada para recibir atención residencial. Luego de tres semanas allí, el personal clínico diagnosticó: “un aumento en la idea de suicidarse… que claramente cumple con los criterios clínicos para continuar el tratamiento aquí”.

Sin embargo, sólo unos días después la aseguradora, United Behavioral Health (UBH), la aseguradora de salud más grande del país, que forma parte de UnitedHealth Group, escribió: “los servicios solicitados no son médicamente necesarios”. Consternado por la contradicción de los reportes médicos de dicho hospital y la aseguradora, Brian Cada dijo que “Básicamente la aseguradora está protegiendo su rentabilidad”.

Criar a un niño con un problema de salud mental significativo puede ser estresante y difícil. A menudo, atender sus necesidades puede significar ver numerosos especialistas e incluso verlos soportar múltiples hospitalizaciones. También puede haber desafíos que vienen con asegurarse de que obtengan el alojamiento y tratamiento adecuados. Foto: www.firstlookfamilylaw.com.

Criar a un niño con un problema de salud mental significativo puede ser estresante y difícil. A menudo, atender sus necesidades puede significar ver numerosos especialistas e incluso verlos soportar múltiples hospitalizaciones. También puede haber desafíos que vienen con asegurarse de que obtengan el alojamiento y tratamiento adecuados. Foto: www.firstlookfamilylaw.com.

Vale señalar que el Congreso aprobó la Ley de igualdad de adicción y paridad de salud mental en 2008, que se celebró como un hito histórico. “Por primera vez las compañías de seguros debían aplicar los mismos criterios para determinar la cobertura de enfermedades físicas y mentales”, dice un reporte de Los Angeles Times. Por ejemplo, sostiene, “si una aseguradora no limita la hospitalización a crisis físicas agudas, entonces no puede limitar el tratamiento hospitalario para las personas con problemas de salud mental”.

Pero rápidamente se hizo evidente que la ley de paridad no se aplicaba. Casi un tercio de los encuestados en un sondeo de opinión en 2014, de la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales, “dijo que su asegurador les había negado a ellos o a un miembro de la familia tratamiento para la salud mental por razones de necesidad médica. Eso fue más del doble del número que dijo que se les había negado atención médica por dolencias físicas”.

Con todo, la semana pasada un tribunal federal en San Francisco dio un paso importante para lograr lo que el Congreso no logró hacer hace una década: presionar a las aseguradoras de salud para que paguen la atención de salud mental como lo harían con cualquier otro tratamiento médico.

En un fallo de 106 páginas, dice el Times, “el Juez Magistrado Jefe de los EE. UU. Joseph C. Spero descubrió que United Behavioral Health ideó criterios de revisión médica que discriminaban efectivamente a miles de personas que buscaban tratamiento por adicción o trastornos de salud mental de 2011 a 2017”.

Si los tribunales superiores confirman el fallo de California en caso de una apelación, eso contribuirá en parte a transformar el panorama de la atención médica, continúa la fuente. “Pero para que quienes padecen enfermedades mentales o adicciones puedan en todas partes finalmente obtener un trato justo de sus aseguradoras, los reguladores federales y los comisionados de seguros estatales tendrán que intensificar la aplicación”.

En las próximas semanas, dice la fuente, abogados que representan a varios demandantes solicitarán remedios específicos de parte de United Behavioral Health. “El tribunal deberá exigir a la compañía que no sólo cambie sus pautas en el futuro, sino que también reprocese los reclamos anteriores.

No obstante, United Behavioral Health está desafiando a los reguladores federales, a los fiscales generales y a los departamentos de seguros del estado que persiguen las violaciones de la ley de paridad. “Los federales y los estados deben estar a la altura del desafío. Sólo entonces podrían todos, no sólo las familias como la de Cada, obtener el tipo de cobertura de salud mental de sus aseguradores que se les prometió hace una década”, concluye la fuente■

This entry was posted in Homepage Feature, Jóvenes, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo