Revuelta magisterial cunde en el sur y gana terreno para su causa

Los maestros protestanron en el Capitolio Estatal de Virginia Occidental cuando la cámara alta de la legislatura se negaba a presentar un aumento salarial para una votación. Foto: Scott Heins / Bloomberg.

Los maestros protestanron en el Capitolio Estatal de Virginia Occidental cuando la cámara alta de la legislatura se negaba a presentar un aumento salarial para una votación. Foto: Scott Heins / Bloomberg.

De la Redacción

Como se sabe, los maestros de Virginia Occidental se fueron a la huelga en febrero por nueve días, un estado que pertenece a una de las zonas más pobres del país, Los Apalaches, y esa acción les valió casi de inmediato un aumento del 5 por ciento en sus salarios y beneficios de salud, entre otras conquistas laborales. Esta valiente acción pronto cundió. Los maestros en Oklahoma se mantienen en huelga desde el 2 de abril, y los distritos escolares de Kentucky también se lanzaron al paro de labores. Arizona haría lo propio, y después de un mes de actos de protesta en más de mil escuelas y planes de un paro generalizado de labores por parte del magisterio, el gobernador de Arizona Doug Ducey propuso subir el salario de los maestros en un 20%. Pero lo líderes magisteriales tienen sin embargo serias dudas sobre esta oferta, y hoy lo someten a votación de las bases para decidir si aceptan la propuesta de Ducey o si se van a un paro de labores, como en Virginia Occidental y en Oklahoma..

Luego de que virginia Occidental se lanzara a la huela y otros estados vecinos se contagiaran con esa gran movilización, como Oklahoma y Kentucky, Arizona pronto haría lo mismo un poco más tarde, estimulados por el arrojo de sus colegas que también pararon de trabajar. De pronto los maestros se movilizaron vigorosamente en esas zonas del país y comenzaron a ocupar sendos titulares en la prensa escrita y electrónica. Radio Bilingüe no fue la excepción:

“Los estados que se cuentan entre los que peor pagan a sus maestros en la nación y están en el sótano en el gasto escolar, son hoy escenario de una revuelta que se propaga y se calienta rápidamente. El magisterio se declaró en huelga por nueve días en Virginia Occidental, seguido de un paro de labores en Oklahoma, que va ya en su octavo día, conquistando históricos aumentos a los fondos para la educación pública”, dijo esta red de emisoras en la introducción de su laureado programa Línea Abierta.

Indignados por largos años de recortes al gasto en educación, “miles de maestros de Arizona salen a manifestarse y se alistan para irse al paro, exigiendo al gobierno estatal que devuelva los dineros a las escuelas y dé a los maestros un urgente aumento salarial”, afirmó en la ocasión (3/11/2018) en Línea Abierta el director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco. “Cerca de la mitad del estudiantado de Arizona es de origen latino”, dijo en la presentación escrita de dicha edición.

La Editora de The Arizona Republic en Phoenix, y también colaboradora de Radio Bilingüe, Elvia Díaz platicó con Samuel Orozco en dicha transmisión.

Aquí la plática:


Hoy Arizona exige un aumento salarial del 20% y amenazan con ir a la huelga indefinida a fines de abril, dice por su parte el semanario inglés, The Guardian.

El movimiento de Virginia Occidental fue inusual, sostiene el semanario. Al principio, los maestros se organizaban sin el apoyo de sus sindicatos, la Asociación de Educación de Virginia Occidental y la Federación Estadunidense de Maestros.

“Originalmente surgió mi frustración de que haya dos sindicatos principales de docentes que quieren probablemente el 99% de las mismas cosas, pero trabajan mucho el uno contra el otro”, dijo a la fuente Jay O’Neal, un maestro de séptimo grado de enseñanza del inglés en Charleston, Virginia Occidental.

Afirma que se sentía frustrado porque “nuestros problemas iban en contra de la legislatura, pero nada iba a suceder a menos que trabajáramos juntos”.

Después de que O’Neal y Emily Comer, una maestra que fundara el grupo de Facebook de West Virginia, la Unión de Empleados Públicos / Public Employees United, “la membresía se disparó rápidamente. A fines de enero tenía 20 mil miembros y se había convertido en un centro de organización clave para los docentes antes de la huelga”, afirma The Guardian.

A principios de octubre los maestros estaban presionando por un aumento salarial del 5%, que el gobernador de Virginia Occidental, Jim Justice finalmente les otorgó a principios de marzo.

Con acciones locales como “visitas sin cita previa” en sus escuela, entregando información a padres y maestros, dicen, “Los sindicatos pronto se unieron y nació la huelga”.

En Arizona miles de maestros realizaron también acciones similares a lo largo de todo el estado, como mencionó Elvia Díaz en Línea Abierta. Sólo que su demanda fue diferente en el monto del aumento, del 20% que exigieron para los educadores, y más fondos para los estudiantes.

Ya en septiembre del año pasado un informe de la organización WalletHub ubicaba a Arizona entre los estados peor pagados del país. Y de acuerdo con la Oficina del Censo estadunidense, ocupó el último lugar en términos de gasto estatal por alumno en 2015. Pero las visitas sin cita previa y las movilizaciones de sus colegas en Virginia los habían definitivamente contagiado.

Este saludable movimiento magisterial detonó sin duda “una oportunidad para que las personas de la comunidad marginada entiendan de manera concreta lo que los maestros han pasado”. Pero también para ver lo que sufren los maestros que trabajan en comunidades marginadas “entre afroestadunidenses y latinos, así como blancos pobres que necesitan ayuda”, dijo al semanario Marq Lewis, un cineasta y activista negro productor de documentales que ha concentrado principalmente su trabajo en la organización contra la brutalidad policial, y que transmite sus videos en su página de Facebook, visitada por decenas de miles de usuarios.

“Todavía hay una gran desconexión”, dice Lewis. “Pero espero que la marcha –de los maestros- de Tulsa a Oklahoma City”, que transmitió Lewis en vivo, “no sea en vano, y que abra las puertas para el diálogo futuro”.

Y a continuación, como se dijo arriba, después de un mes de actos de protesta en más de mil escuelas y planes de un paro generalizado de labores por parte del magisterio, el gobernador de Arizona Doug Ducey propuso subir el salario de los maestros en un 20%. Pero lo líderes magisteriales tienen sin embargo serias dudas sobre esta oferta, y hoy lo someten a votación de las bases para decidir si aceptan la propuesta de Ducey o si se van a un paro de labores, como en Virginia Occidental y en Oklahoma.

Por segunda ocasión en una semana el director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco y Elvia Díaz, editora de The Arizona Republic en Phoenix, comentan sobre la maniobra de Ducey, los orígenes del movimiento magisterial y sus perspectivas. En el programa de abajo de Línea Abierta  puede escuchar esta conversación:

Download
This entry was posted in Economía y Trabajo, Educación, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo