La Ola Azul sigue distendiéndose

Unos 7.9 millones de votantes latinos acudieron a las urnas en estas elecciones intermedias de 2018 según NALEO. Foto: AFP/Getty Images.

Unos 7.9 millones de votantes latinos acudieron a las urnas en estas elecciones intermedias de 2018 según NALEO. Foto: AFP/Getty Images.

De la redacción

La famosa ‘Ola Azul’ que se venía venir con las elecciones de medio término de 2018, que por un momento se descartó por no haberse manifestado en un principio como un Sunami sino simplemente como una marejada, parece que con el paso de los días va pintando de azul porciones del país tradicionalmente rojas o republicanas. Hay que decir que el voto latino contribuyó con un 69% a este triunfo de los demócratas, contra apenas un 29% de los latinos que votaron por los republicanos.

El Partido Demócrata ganó el control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, con un total neto -hasta el momento- de 32 nuevos escaños, nueve más de los 23 que necesitaban para ganar el control de esa cámara en estas elecciones de medio término 2018.

Sin embargo, hay ocho contiendas muy competitivas donde todavía no se declara a un ganador. Aun así, la Cámara de Representantes quedó compuesta por 225 legisladores demócratas contra 200 legisladoresrepublicanos.

Caso similar –guardando las proporciones- pasa con el Senado. Contiendas muy cerradas esperan el último conteo de boletas enviadas por correo o a través del voto temprano y en ausencia, y alguna de dichas contiendas irán incluso a recuento, como marca la ley electoral estadunidense cuando el margen de diferencia entre un partido y otro en una elección particular es menores a un punto porcentual.

Con todo, por el momento la relación en el Senado es de 51 republicanos contra 47 demócratas, pero la cosa aun no termina.

Una de tres contiendas por el Senado se definió ayer. En Arizona, 6 días después de la elección la candidata demócrata Kyrsten Sinema se levantó por fin con la victoria sobre su oponente republicana, Martha McSally, quien ayer mismo concedió el triunfo a su rival política deseándole suerte. Vale anotar en favor de la republicana que, a pesar de que el liderazgo de su partido le pidió a McSally unirse a la conspiración de denunciar un fraude electoral, la republicana rechazó el pedido de su partido y concedió el triunfo a Sinema a través de un video tuit. Con esto, no sólo ganó la demócrata, siendo la primera mujer en representar a Arizona en el Senado, sino que viró de azul a rojo un histórico bastión republicano.

Otra de las competencias por la cámara alta se libra todavía en La Florida, donde el gobernador Rick Scott y el presidente Trump acusan al oponente demócrata, el senador Bill Nelson de estar cometiendo fraude electoral, obviamente sin mostrar evidencia alguna, como suele ser costumbre entre algunos republicanos cuando ven perdida la contienda por la vía legal.

Y en Mississippi, como ni la republicana Cindy Hyde-Smith ni el contendiente demócrata al Senado, Mike Espy alcanzaron el 50% de los votos, ambos irán a una segunda vuelta a celebrarse este 27 de noviembre.

De este vuelco dramático hablan en el nuevo libro, “Power Shift” (Vuelco de Poder) los autores George L. Pla y el Dr. David Ayón, estratega este último y principal asesor de Latino Decisions, e investigador del Centro para el Estudio de Los Ángeles de la Universidad de California en L.A. (UCLA), durante su participación en el programa de Línea Abierta de Radio Bilingüe.

En una bien documentada crónica del ascenso de los latinos al poder político en California, el prestigiado académico, David Ayón cuenta la historia de diez figuras latinas que superando largas décadas de marginación y discriminación allanaron el camino para la resistencia al régimen de Trump, liderada hoy por hoy por los latinos de California y secundada con la ola azul que todavía no termina de desplegarse a lo largo del país.

Escuche:


Con 10 contiendas aun si definir para la Cámara de Representantes, el balance de la cámara baja queda hasta el momento en 225 congresistas demócratas por 200 republicanos. Y en las contiendas aún no decididas, los demócratas han tomado la delantera en tres de ellas desde la noche de las elecciones.

Por mencionar sólo algunos de los distritos significativos en California, están el Distrito 10, donde por ejemplo el demócrata Josh Harder lidera al representante republicano Jeff Denham. En el 21, que abarca Kings County y partes de Fresno, Tulare y Kern el republicano David Valadao lidera por escasa ventaja. Otros distritos de California son el 39, 45, 48 y 49. En Georgia el Distrito 7, en Nueva Jersey el D 3, en Nuevo México el D 2, y en Utah el D 4.

Una gráfica completa con la tabla de resultados puede consultarla en este enlace.

Además, dos de las gubernaturas que están aun pendientes por definir son La Florida, entre el aspirante republicano Ron DeSantis y el demócrata Andrew Gillum, quien de ganar pasaría a ser el primer gobernador afroestadunidense de Estados Unidos. Esta contienda se halla bajo la falsa acusación, por carecer de evidencias, de haber cometido fraude electoral; por ello, los republicanos buscan evitar, con pocas posibilidades de éxito que se rehaga la elección. Y en Georgia, el republicano secretario de Estado, Brian Kemp, con largo historial de supresión del voto en ese estado, disputa la gubernatura a la afroestadunidense Stacey Abrams, quien como Gillum en La Florida, de triunfar en Georgia pasaría a ser la primera gobernadora negra en Estados Unidos (¡en 2018!).

Otros resultados irán dándose a lo largo de la semana, con diversas fechas límite para el vencimiento del conteo de los votos por correo o por adelantado que faltan por contar, hasta este viernes si no cambian de opinión los jueces encargados de sancionar estas disputas aun sin conocer triunfador.

Esté pendiente■

Download
This entry was posted in Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.