La desinformación anti-trans hizo blanco en los latinos LGTB durante la pasada elección

Comunidad LGTBQ denuncia las muertes de varias migrantes en cárceles de Inmigración. Foto: Rubén Tapia.

Comunidad LGTBQ denuncia las muertes de varias migrantes en cárceles de Inmigración. Foto: Rubén Tapia.

Marco Vinicio González

La desinformación jugó -y viene haciéndolo en los últimos ciclos electorales- un papel importante en las recién concluidas elecciones intermedias. Y esto operó en general para todos los votantes, pero puede decirse que el electorado latino fue blanco favorito de los desinformadores que buscaban cambiar la correlación de fuerzas para obtener el poder o control político del país. Casi lo logran.

Está por verse si lo que triunfó fue la sensatez de un electorado estadunidense que no es tonto ni inmaduro, como pretenden algunos, si fue el temor a perder un sistema electoral democrático ante la amenaza de abrir las puertas al totalitarismo, o cuáles fueron las razones que prevalecieron en estas elecciones.

Pero sobre todo la desinformación en contra de la comunidad LGTB o trans en español que impulsaron campañas republicanas apuntaron a las comunidades latinas. De acuerdo con la cadena de televisión por cable, MSNBC, durante las pasadas elecciones se estuvieron enviando postales anti-transgénero a hogares en vecindarios predominantemente latinos en el oeste de Colorado, por ejemplo, desde antes de que arrancaran las pasadas elecciones intermedias de 2022.

“Joe Biden y sus aliados políticos están adoctrinando a sus hijos”, dice un volante en letras rojas que NBC News revisó, traducidas del español en letras negritas o bold.

“Experimentos de género radicales e irreversibles en niños”, acusa la propaganda de las campañas republicanas en gruesas letras color de rosa, afirmando falsamente que “la administración Biden está ‘presionando’ para obligar tratamientos que bloquean la pubertad y extirpan los genitales”. Así de extremistas.

Una imagen de Rachel Levine, subsecretaria de salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos, o la funcionaria gubernamental de más alto rango en el ramo, que es abiertamente transgénero, también aparece en la postal con Sam Brinton, un funcionario del Departamento de Energía que es la primera persona abierta y oficialmente transgénero en el gobierno federal.

“Levine está promoviendo la castración de niños y niñas”, dice una leyenda en la referida propaganda. Tal extremismo hizo mella en algunos ciertamente, pero fue tan exagerada que al final fracasó en su avieso intento de desinformar.

La fuente señala que Alex Sánchez, fundador y director ejecutivo de Voces Unidas de las Montañas y Voces Unidas Action Fund, un grupo de defensa latino sin fines de lucro en la región montañosa central de Colorado, habría dicho que esta desinformación envilece a los estadunidenses transgénero, “muchos de los cuales son latinos y latinas”.

El motivo principal detrás de esto, sostienen, es “reprimir a los votantes latinos… Está mal… Es a la vez horrible y cruel, y también racista”.

Los anuncios publicitarios, que también se transmitieron por la radio en varias ciudades, son de America First Legal Foundation, una organización fundada por el exasesor de Trump, Stephen Miller, quien es su presidente, afirma la fuente.

Como se recordará, el arquitecto de la política de separación que arrebató a los niños de los brazos de sus padres en la frontera fue precisamente Miller; y también quien acabó con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y restringió la entrada de los musulmanes a este país•

This entry was posted in Homepage Feature, Política. Bookmark the permalink.