La alcalde de Oakland advierte sobre inminentes redadas de ICE en el norte de California

La alcalde Libby Schaaf (centro) anunció esta mañana que el Jefe del Departamento de Policía de Oakland, Sean Whent, renunció, pero el Expreso se enteró de que fue expulsado  por conducta sexual inapropiada con un menor.

La alcalde Libby Schaaf (centro) anunció esta mañana que el Jefe del Departamento de Policía de Oakland, Sean Whent, renunció, pero el Expreso se enteró de que fue expulsado por conducta sexual inapropiada con un menor.

De la redacción

El gobierno federal persiste en castigar a California por “rebelde”, es decir, por no querer cooperar con el servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE, que ha redoblado sus redadas masivas en las calles, domicilios, cortes, escuelas y lugares de trabajo, etcétera. Pero en California, funcionarios de gobierno, estatal y municipal, apuestan por el bienestar de sus comunidades y adelantan la defensa de los indocumentados, como hemos publicado aquí en su oportunidad, pues es considerado un estado Santuario.

“Mi prioridad es el bienestar y la seguridad de todos los residentes, particularmente de los más vulnerables”, dijo la alcalde de Oakland, Libby Shaaf según el Huffingpost. Y advirtió a esa población que gobierna, sobre las inminentes redadas que ICE desataría en esa zona del estado durante estos días; pero también informó a la comunidad indocumentada sobre sus derechos civiles e incluso indicó dónde encontrarlos.

En un comunicado Libby Shaaf advirtió la noche del sábado sobre las próximas redadas de Inmigración, después de recibir informes de Inteligencia (Intel). “Fuentes creíbles”, dijo, le informaron sobre las operaciones que planifica ICE en el Área de la Bahía, y particularmente en Oakland.

El Huffingpost sostiene en su nota que la advertencia de Libby Shaaf no busca crear temor en la comunidad indocumentada, que de por sí vive ya al alba respecto a los movimientos de ICE, sino que busca proteger a los indocumentados, según declaró; pero no pudo indicar dónde serían exactamente dichas redadas. Sin embargo, la alcalde proveyó esta dirección electrónica, que conduce a una página del Centro Legal de la Raza, donde los interesados pueden encontrar los derechos que les corresponden y las medidas de emergencia que pueden y deben tomar aun siendo indocumentados: http://centrolegal.org/acilep/

“Y sé que Oakland es más seguro cuando compartimos información, fomentamos la conciencia de la comunidad y cuidamos a nuestros vecinos”, dijo Shaaf.

El verano pasado, el ayuntamiento de Oakland votó para terminar un acuerdo que la ciudad tenía, que permitía a la policía trabajar con ICE. Oakland luego fortaleció su estado como ciudad santuario en enero al prohibir a cualquier funcionario de la ciudad cooperar con el ICE en cualquier capacidad.

Y es que ICE ha venido operando ininterrumpidamente con redadas masivas como las anunciadas aquí, como cuando “agentes de inmigración allanaron unas 100 tiendas 7-11 en todo el país, antes del amanecer para arrestar a los trabajadores indocumentados”, dice el Huffingpost. Como se comprenderá, estas redadas causaron temor y abandono del empleo para no arriesgar la unidad familiar; es decir, para que él o la proveedora del hogar no sean deportados y la familia desmembrada.

De acuerdo con la fuente, “La decisión de la ciudad Oakland de redoblar la protección de los residentes indocumentados llegó en enero, después de que los agentes de Inmigración allanaron unas 100 tiendas 7-11… Decenas de dichas tiendas u objetivos estaban ubicadas en el norte de California”.

Por su parte voceros de ICE le habrían comunicado a la televisora ABC 7 News, “no saber a qué operaciones específicas de Inmigración se estaba refiriendo” Libby Shaaf. “Hay operaciones de ICE todos los días y no está claro a qué se está refiriendo la alcalde”, dijo la agencia.

Pero Shaaf aclaró en su declaración que “Oakland es una ciudad de inmigrantes respetuosos de la ley, y de familias que merecen vivir libres de la constante amenaza de arresto y deportación… Creo que es mi deber y obligación moral como alcalde darle a esas familias una advertencia justa cuando la amenaza parezca inminente”, puntualizó la alcalde.

La semana pasada trascendió en la prensa que el presidente Trump amenazó a California con retirar a los agentes de ICE, porque los funcionarios en todo este estado no cooperan con los agentes federales, y advirtió que ya vería California el crimen horrendo que se desataría en sus calles con tantos criminales sueltos.

Pero en su declaración del sábado, la alcalde de Oakland recordó a los ciudadanos sobre las leyes que protegen a los más vulnerables; y señaló en voz alta la existencia de “una ley estatal que prohíbe a los dueños de negocios ayudar a los agentes de ICE, y prohíbe a los agentes federales trabajar en áreas exclusivas para empleados”.

Con todo, las advertencias de la alcalde de Oakland al parecer no han caído en ‘saco roto’■

This entry was posted in Homepage Feature, Inmigración. Bookmark the permalink.