Justicia Restaurativa, evitando el tobogán de la escuela a la prisión

De la redacción

Estudiantes en un salón de clases de la escuela Bobby Duke, en Coahela, Sur de California. Foto: Cortesía de la escuela Bobby Duke.

Estudiantes en un salón de clases de la escuela Bobby Duke, en Coahela, Sur de California. Foto: Cortesía de la escuela Bobby Duke.

Para numerosos estudiantes negros y latinos las expulsiones de la escuela son con frecuencia un paso fácil en dirección a la prisión. Pero lejos de enfrentar las autoridades por lo general fomenta la construcción de cárceles que estadísticamente alojan en una proporción exagerada a más miembros de las minorías, a pesar de no ser los mayores infractores de la ley, dudosa distinción que recae por cierto en los miembros de la raza blanca, y los pobres de todos los grupos, que sobrepueblan las prisiones en este país.

Ante la situación arriba descrita, algunos proponen que en vez de seguir la política de “Cero Tolerancia”, que campea en las escuelas de la nación, se implemente un método alternativo para corregir los problemas de indisciplina y relacionados con las drogas en las escuelas, para cambiar las políticas correctivas en los planteles educativos y poner fin, o por lo menos limitar el rápido y fácil deslizamiento de los jóvenes de las minorías, de la escuela a la prisión.
“En un momento en que en la vecina ciudad de Indio se construye una nueva cárcel, como parte del boom carcelario que embarga a California, líderes de la educación y activistas juveniles de la ciudad de Coachela, en el Condado de Riverside -desértico valle del sur de California-, tratan de evitar que el reclusorios se llene con jóvenes de la región; en su mayoría jóvenes latinos pobres, dice el director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco, en la introducción del programa de Línea Abierta que habitualmente conduce y que aquí reseñamos.

“Se trata prevenir que el estudiante caiga en la ruta del delito, por medio de un avanzado concepto de Justicia Restaurativa en las escuelas… como una alternativa a la disciplina punitiva que resulta en la expulsión escolar de muchos estudiantes pobres”, dice Orozco.

He aquí un vistazo introductorio a la experiencia de estos estudiantes, maestros y padres de familia que participan en de esta innovadora alternativa en Coachella:

Escuche:


Estudiantes y padre de familia en una plática del programa Justicia Restaurativa Foto: Cortesía de la escuela Bobby Duke.

Estudiantes y padre de familia en una plática del programa Justicia Restaurativa Foto: Cortesía de la escuela Bobby Duke.

En la escuela de Coachela Bobby Duke, las suspensiones y expulsiones por falta de disciplina representan una enorme carga dice Víctor González, uno de los invitados al programa y director del proyecto, Building Healthy Communities (Construyendo Comunidades Saludables), o BHC, de Coachella Valley.

“Miramos que las estadísticas demuestran que un estudiante que es expulsado de un salón de clases marca su trayectoria. Significa que ya no puede graduarse. Esto no significa sin embargo que sean la mayoría, pero existen esas estadísticas que demuestran esa correlación entre las expulsiones y el acceso académico que tienen esos jóvenes”, dijo.

Jóvenes líderes dicen estar trabajando en definir con exactitud los detalles estadísticos de las expulsiones por indisciplina o relacionadas con la posesión de droga en las escuelas, y se han observado, dice González, mejoras en las escuelas a partir de que echaron a andar hace un par de años este novedoso proyecto alternativo a las prisiones conocido como Justicia Restaurativa.
Se considera que las políticas de Cero Tolerancia son una teoría que hipotéticamente supone que los estudiantes la pensarían dos veces antes de incurrir en alguna falta de disciplina o relacionada con las drogas.

-¿Qué hay entonces de malo con esta teoría de Cero Tolerancia? –pregunta Orozco.

Escuche los planteamientos de Víctor González:

Un maestro practica con sus alumnas en el pizarrón el puntaje del programa de Justicia Restaurativa. Foto: Cortesía de la escuela Bobby Duke.

Un maestro practica con sus alumnas en el pizarrón el puntaje del programa de Justicia Restaurativa. Foto: Cortesía de la escuela Bobby Duke.

El profesor Encarnación Becerra es otro invitado, y director de la escuela secundaria Bobby Duke, en Coachella. Ese plantel educativo pasó recién a ser una suerte de laboratorio para servir de plataforma de lanzamiento al proyecto de Justicia Restaurativa.

Becerra explica aquí la génesis de este interesante proyecto en Bobby Duke. Dice que hace dos años tuvo una plática muy constructiva con el señor Javier Romero, un padre de familia que es plomero de oficio y actualmente director de la Asociación de Padres de Familia de esa escuela. En dicha plática, afirma, se abordó la falta de conexión entre maestros y estudiantes, al tiempo que estaban sucediendo muchas expulsiones de estudiantes en ese plantel.

“Y entonces, en esa plática el señor Romero me preguntó: ‘¿Has escuchado del programa Justicia Restaurativa?’, y yo le dije que no. Y con esa plática, que ya tiene más de dos años, empezamos este viaje que tenemos aquí este año en Bobby Duke”.

El proyecto comenzó con el apoyo de un equipo de maestros que fueron entrenados por el programa BHC, y con esto, “comenzamos a trabajar en la filosofía, en los esfuerzos de este proyecto de Justicia Restaurativa, que enseña a los estudiantes, cuando estos cometen un error, que las acciones tiene consecuencias, y cómo los afecta a ellos, a sus compañeros y hasta sus progenitores.

“Y yo he visto en estos dos últimos años el mejoramiento en la relación entre estudiantes y maestros, y también con sus padres… a través de círculos de diálogo con maestros entrenados”, que fomentan el acercamiento para prevenir al estudiante antes de cometer una falta ya sea dentro o fuera de la escuela.

-¿Cómo explicaría a nuestros oyentes, qué es la justicia Restaurativa, profesor?

Escuche la explicación del profesor Becerra:

Continúan Impulsando la Justicia Restaurativa en el vale del Distrito Escolar Unificado de Coachella. Foto: Cortesía de Bobby Duke.

Continúan Impulsando la Justicia Restaurativa en el vale del Distrito Escolar Unificado de Coachella. Foto: Cortesía de Bobby Duke.

La señora Sandra Ramírez, madre de familia que forma parte también del proyecto de Justicia Restaurativa, es Co-Presidenta del Equipo de Acción de las Escuelas de Coachella. ella explica a Orozco la manera como participan unos y otros en este proyecto:

“Estamos motivando a los maestros y buscando traer los recursos de la Justicia Restaurativa a los planteles. Cómo involucrar a más padres para que sean parte de esto, siempre con la intensión de ayudar, verdad, para que los jóvenes tengan un espacio donde puedan expresarse; dónde sentirse seguros y sobre todo, usted lo dijo bien, esto es algo para prevención; porque queremos evitar que los niños sufran conflictos, y que tengan las herramientas o la manera de saber resolverlos”.

La señora Ramírez agrega que para ellos, como padres de familia, como adultos y como miembros de la comunidad, “es nuestra responsabilidad crear y fomentar la seguridad de los niños, independientemente de que sean nuestros hijos o no; porque estamos hablando de niños que son parte de la comunidad. Que sean personas que sepan resolver conflictos, que sepan resolver situaciones, que nosotros como adultos siempre vamos a estar ahí para decirles por dónde seguir, o cuál va a ser su guía”. Para que sean ciudadanos funcionales, dice, que sepan resolver sus problemas. “Porque como le digo, nosotros sus padres no vamos a ser eternos”.

Escuche cómo y cuándo la señora Ramírez se involucró en este proyecto, que tuvo que ver con el acoso o bullying de su hijo:

En una clase de la escuela Bobby Duke. Foto: Cortesía de Bobby Duke.

En una clase de la escuela Bobby Duke. Foto: Cortesía de Bobby Duke.

A continuación, el resto de las entrevistas y la valiosa participación de los radioescuchas habituales de Línea Abierta:

Download
This entry was posted in Educación, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo