Jueces de la Suprema escucharían argumentos partidistas sobre rediseño de líneas distritales

Diferencia de un mismo distrito electoral sometido a rediseño de sus líneas distritales en dos elecciones diferentes. Foto: ngarcade.com

Diferencia de un mismo distrito electoral sometido a rediseño de sus líneas distritales en dos elecciones diferentes. Foto: ngarcade.com

De la redacción

Como hemos publicado en repetidas ocasiones, el polémico asunto sobre la manipulación partidaria de las líneas de distritos electorales, es inconstitucional y ha venido operando por lo menos en la última década en detrimento del acenso político de los grupos étnicos o minoritarios. Esta situación podría cambiar la forma de la política estadunidense, reporta The New York Times.

Esta práctica, conocida en inglés como gerrymandering, ha permitido que la Suprema Cortes derribe mapas electorales con un sesgo racial, que “nunca ha desechado un mapa distrital dibujado para corregir una desventaja injusta a un partido político”.

Algunos jueces han dicho incluso que el tribunal debe mantenerse al margen de tales disputas políticas, pero otros sostienen que los partidarios de esta práctica pueden estar violando la Constitución. El juez Anthony M. Kennedy ha tomado una posición intermedia, y próximamente podría dar su voto sobre este caso.

En una votación de 2004, Kennedy escribió que podría considerar un desafío a los gerrymanders políticos si hubiera “un estándar viable” para decidir cuándo cruzaron una línea constitucional. Sin embargo, afirmó no haber visto todavía visto tal estándar.

Quienes desafían un nuevo caso sobre la materia (Gill v. Whitford), sostienen que “han encontrado una manera de separar el partidismo de los muchos otros factores que influyen en cómo se establecen los mapas distritales, o los distritos electorales.

Por ejemplo, dice la fuente, reunificar a muchos demócratas en un solo distrito donde hay pocos republicanos desperdicia todos los votos demócratas que exceden la simple mayoría que necesitan para elegir a un candidato demócrata. Votos que harían falta en aquellos distritos donde hay una minoría republicana y donde terminan ganando el candidato republicano por falta de suficientes votos demócratas.

Como muestra de esto la fuente cita un artículo escrito en 2015 por el profesor de derecho en la Universidad de Chicago, Nicholas O. Stephanopoulos, y por Eric McGhee, ambos idearon una fórmula para medir el partidismo. “La diferencia entre los votos perdidos de los dos partidos –dicen los autores-, divididos por el número total de votos emitidos, produce una brecha de eficiencia”, sostuvieron.
En el enlace de abajo encontrará el artículo completo en inglés:

Justices to Hear Major Challenge to Partisan Gerrymandering

This entry was posted in Homepage Feature, Política y Elecciones. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo