Jornaleros indígenas migrantes alcanzan histórico arreglo en campos de Washington

Familias Unidas por la Justicia en pie de lucha.

Familias Unidas por la Justicia en pie de lucha.

Después de cuatro años de disputas y huelgas, trabajadores agrícolas organizados del estado de Washington ganaron esta semana un contrato colectivo con la agro-empresa Sakuma Brothers Farms. El acuerdo tentativo marca un hito histórico, por ser el primero logrado por jornaleros indígenas mexicanos del campo, agrupados en un gremio reconocido legalmente hace apenas un año como sindicato independiente. El reporte, con nuestro corresponsal José Luís Buen Abad.


El Comité negociador de Familias Unidas por la Justicia ¡Nuestra Unión, Pura fuerza! Después de 8 meses llega a un acuerdo con Sakuma.

El Comité negociador de Familias Unidas por la Justicia ¡Nuestra Unión, Pura fuerza! Después de 8 meses llega a un acuerdo con Sakuma.

En una iglesia del pequeño poblado de Burlignton, en el Estado de Washington y después de un día de dura labor, un grupo de jornaleros agrícola votó para ratificar su primer contrato colectivo con la empresa Sakuma Brothers.

Se escucha sonido de una votación en voz alta…

Son miembros del sindicato Familias Unidas por la Justicia, en su mayoría indígenas mixtecos y triquis del estado mexicano de Oaxaca. Su lucha comenzó hace casi cuatro años después de décadas de robo de salarios, pésimas condiciones de vivienda, acoso sexual y otros abusos laborales. Filemón Pineda, uno de sus líderes, recuerda uno de estos abusos:

“Cuando llovió mucho, empezó la lluvia desde las 5 de la mañana. Yo y mi esposa anduvimos bien mojados pues, le dije a mi esposa vámonos porque está muy fría el agua. Y luego los supervisores no nos dejaban salir, porque teníamos que terminar los bloques de fresa para podernos ir”

También dice cómo la compañía ordenaba aplicar los pesticidas cuando estaban en los campos.

“Pasa, pos eso las maquinas que le dicen ‘arañas’, ‘esprayando’ la fruta, a veces pasa pues, encima de la gente, esprayando”

Por miedo, “no teníamos valor para gritar y decir basta” señala Filemón de 42 años, originario de Oaxaca, México y con tres hijos.

Filemón Pineda y su familia.

Filemón Pineda y su familia.

“Pero en el 2013, que todos se pusieron de pie para poner un alto, costó; pero si valió la pena”

Cuando iniciaron su movimiento y para defenderse de las represalias de la compañía por su activismo sindical, tomaron una importante decisión en una asamblea comunitaria al aire libre, registrada en sus redes sociales.

Organizador:

“Vamos a quedar claros: si corren a alguna persona, vamos a parar. Sea quien sea, mientras sea una persona que ayudó a la huelga, que ayudó a este paro, que sea nueva o sea persona que ya tenga años. Sí lo paran, paramos. ¿Está bien? ¿Estamos de acuerdo?”
Trabajadores:

“!!!Si!!!!”

Cada Trabajador es Organizador.

Cada Trabajador es Organizador.

Como sus demandas no eran escuchadas, convocaron un boicot de consumidores en contra de la empresa transnacional, Driscolls, quienes le compran a Sakuma Brothers gran parte de su producción. Y llevaron su lucha hasta la capital del país.

Organizador:

“Aquí en la tienda de The Whole Foods, en Washington D.C., protestando para que retiren los productos de Driscolls. Estamos pidiendo a los consumidores que no compren los productos de Driscols…”

El boicot se convirtió en binacional cuando se sumaron los trabajadores de San Quintín en Baja California, México; gran parte de ellos también indígenas oaxaqueños. Fueron incontables las marchas, mítines y líneas de piquetes donde trabajadores y miembros de la comunidad anglosajona y de otras nacionalidades, participaban con sus familias.

Consignas:

“Familas unidas, jamás serán vencidas…”

Pero otros tomaron un papel más activo, como Debie Covert, una líder religiosa de la zona:

“Supe inmediatamente que este era un grupo con el que quería trabajar y dar apoyo en solidaridad por el valor que tienen los campesinos de salir de las sombras, levantarse y decir ‘Ya no vamos a tolerarlo’”.

Todos en Familias Unidas por la Justicia pusieron su gran esfuerzo.

Todos en Familias Unidas por la Justicia pusieron su gran esfuerzo.

Debie fue reconocida por los trabajadores indígenas como su delegada para comunicarse con la empresa. Labor que permitió que las puertas no se cerraran durante el intenso debate público, reconoce Maru Mora Villalpando vocera de prensa de los trabajadores:

“Teniendo a Debie como una de las delegadas, fue algo importantísimo para poder asegurar que nuestras pláticas y nuestros intentos de plática con la compañía continuaran y obviamente dieron un muy buen resultado”

Sakuma Brothers es una de las empresas agrícolas más importantes en el condado de Skagit. Fue fundada hace más de medio siglo por inmigrantes japoneses. Firman el contrato colectivo justo a pocos días de que inicie la cosecha de la fresa, uno de sus principales productos.

El presidente de Familias Unidas por la Justicia, Ramón Torres afirma que con este contrato los trabajadores ganarán cuando menos 12 dólares por hora, un dólar por encima del salario mínimo del estado; pero también otra cosa muy importante.

Trabajadores y personas solidarias luchan por la justicia.

Trabajadores y personas solidarias luchan por la justicia.

“Se llevó también a un proceso de agravios, de quejas, algo que no teníamos. Nos estaban despidiendo a mucha gente injustamente. Ahora tenemos todo un proceso nuevo en el que vamos a defender a los trabajadores como mejor sea posible”, declaró Ramón Torres.

.

La histórica lucha de estos trabajadores migrantes que formaron el primer sindicato dirigido por indígenas en el estado de Washington, fue recogido en una canción por el activista cultural, Gary Kanter

“Cuando en tres lenguas, los trabajadores dijeron; ¡no más! Es tiempo de organizar”…

With Sean O'Neill, Valentina Warner and HD Hassan.

With Sean O’Neill, Valentina Warner and HD Hassan.

Uno de sus dirigentes, Filemón Pineda contento con la victoria comprobó durante esta lucha algo que le parece muy importante:

“Todos tenemos derechos porque todos somos ser humanos”.

Para la Edición Semanaria de Noticiero Latino, desde el estado de Washington José Luís Buen Abad.

Fotos: Tomadas de la página de Familias Unidas por la Justicia en Facebook.

Download
This entry was posted in Economía y Trabajo, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo