Inscripción al seguro de salud: Tiempo Extra (primera de dos)

panoramaMarco Vinicio González
Noticiero Latino, Nueva York

La inscripción en la Ley de Salud Costeable cerró hace una semana con más de siete millones de inscritos en el mercado de seguros, superando la meta de siete millones proyectada por la Oficina de Presupuestos del Congreso. En California, un 65 por ciento de las solicitudes procesadas, o comenzadas fueron de latinos. Los últimos días de la inscripción hubo cantidades récord de tráfico de consumidores que congestionaron los sitios web tratando de inscribirse de último minuto, lo que causó largas demoras y numerosas fallas técnicas. Para quienes no pudieron inscribirse pero iniciaron el trámite en línea y completaron por lo menos tres pasos, ahora hay un tiempo extra para poder completar la inscripción, y puede también completar su solicitud en línea.

Escuche

 

 

 

En este programa de Línea Abierta que aquí se reseña, su conductora, Chelis López comentó en su momento los pormenores del cierre de la jornada de inscripción. Con ayuda de las expertas, Mayra Álvarez, Directora de Políticas Públicas de Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (Washington, DC www.minorityhealth.hhs.gov), y Nancy M. Gómez, Directora de Health Access para el Sur de California, (Los ángeles, CA, http://www.health-access.org), contestaron algunas dudas persistentesde la audiencia esos días. Por ejemplo, cómo terminar el proceso iniciado, qué hacer si no le llega la tarjeta de su seguro y necesita ir al médico. O si su plan médico no cumple con la cobertura esencial mínima entonces no se le considera cobertura médica válida para el 2014 y por lo tanto deberá pagar la multa y esperar la inscripción abierta para la cobertura del año 2015, que arranca el próximo 15 de noviembre. Y además, por qué los indocumentados están exentos del pago de la multa.

Para Mayra Álvarez fueron muy buenas noticias saber que 7.1 millones de personas se inscribieron en el mercado de seguros médicos. “Ahora tienen la seguridad que les brinda una cobertura médica, y las personas que pudieron estar en la línea, para terminar el proceso de inscripción después del 31 de marzo pero que por alguna razón tuvieron problemas, tienen ahora esa paz mental que les da saber que tienen seguro médico”.

Aunque la información por etnicidad no ha sido desglosada aun, no se sabe cuántos latinos participaron en el proceso. Sin embargo Mayra Álvarez afirma que ha habido bastante interés por parte de la comunidad latina. “Una de cada cuatro personas que eran elegibles para la cobertura en el mercado son latinos. Entonces, sabemos que hay bastante interés; cuando platicamos con la comunidad, cuando estamos en diferentes ciudades donde hay muchos latinos que no tienen seguro médico, querían aprender más a cerca del mercado y cómo inscribirse, y sabíamos que muchos se preocupaban sobre el costo del seguro médico”.

La experta agrega que la mayoría de esa comunidad latina que era elegible para la cobertura, era elegible también para recibir alguna ayuda financiera. “Sabemos que va a ser un gran cambio, para millones de personas; y esperamos ver en los números que muchos latinos sí se inscribieron”. Álvarez enfatiza en que hay que sacar lecciones de esta experiencia. “Qué poder hacer mejor en el futuro para el próximo periodo de inscripción abierto; para poder asegurarnos que hasta más personas se pueden inscribir”.

A nivel federal, el periodo de tiempo extra que brindó la administración para aquellos que lograron iniciar su proceso de inscripción antes del 31 de marzo, “además de ese periodo van a tener también la ayuda que necesitan para terminar su inscripción. Pueden llamar al centro de llamadas, pueden ir en persona a varias organizaciones, o también pueden hacerlo enlínea.Tiene que explicar por qué no pudieron terminar de llenar su solicitud, y es por eso que van a calificar para la cobertura”, explicó Álvarez. Agregó que “lo que esperamos ver en los próximos días es que las personas que se pusieron en la línea van a terminar el proceso… y que el número de los 7.1 millones de nuevos inscritos va a crecer más con las personas que estuvieron en línea”.

De qué manera puede motivarse a las personas que estaban en línea para terminar su proceso. ¿Qué deben tener a la mano… estarán resueltas las fallas del sistema?, pregunta López a las invitadas.

Mayra Álvarez afirma que la administración se ha dado cuenta que los problemas con el sistema se pueden localizar y corregir lo más pronto posible. “Y es por eso que estamos dando esta oportunidad a muchas personas para terminar el proceso, porque sabemos que había muchos problemas con el sistema”. Añade que no se trata nada mas de las fallas del sistema, por parte de la administración, sino que los propios solicitantes experimentaron distintos tipos de problemas en su vida, “pero lo que se tiene que hacer es llamar al centro de llamadas, al 1800-318-2596, o ir a cuidadodesalud.gov y terminar la solicitud en línea”. Los interesados deben tener a la mano la información requerida, como número de seguro social, números de documentos de migración, si son residentes legales, información a cerca de sus ingresos, y también si tenía seguro médico antes de solicitar. “Es lo que le puede ayudar a seleccionar cuál plan es el más apropiado de acuerdo a sus situación personal. Y luego, después de eso el sistema la va a preguntar ¿qué pasó, y por qué va a solicitar para este periodo de inscripción especial?, y puede explicar que tenía problemas con el sistema, u otras circunstancias… y van a tener la oportunidad de terminar el proceso”. Álvarez dice que la administración quiere darle a las personas el seguro médico que merecen, “y es por eso que esperamos que con estos periodos de inscripción especiales van a tener la oportunidad de inscribirse”.

Pero, ¿qué pasa si se cumple la fecha límite del periodo de gracia y siguen personas sin poder inscribirse?

“Pues en primer lugar hay varias exenciones al requisito del seguro médico”, dice Álvarez. “Por ejemplo, la gente que no tiene ‘papeles’ no tiene que preocuparse de tener que pagar una multa; la gente que está encarcelada, la gente que vive en estados…, y tiene bajos ingresos y no califica para la cobertura porque el estado no ha expandido el programa del Medicaid. Hay varias razonas por las que las personas van a calificar para una exención”. Pero si una persona pude comprar seguro médico y decide no hacerlo o no tomó el tiempo para terminar el proceso, continúa Álvarez, “probablemente van a tener que pagar una multa cuando declaren sus ingresos en el 2015”. Y esa multa es aproximadamente un uno por ciento de los ingresos, o por ejemplo, si uno gana 30 mil dólares al año, vana tener que pagar ¡300 dólares!, cuando declaren sus ingresos, dice la experta. “Esta es una conversación que debemos tener con la gente, para que puedan estar preparados en el próximo periodo de inscripciones abierto, que empieza el 15 de noviembre. Sabemos que para mucha gente que nunca ha tenido seguro médico, esto es nuevo. El concepto de tener seguro médico es nuevo: el deducible, los co-pagos, es algo que la gente tiene que aprender y que acostumbrarse para usarlo. También sabemos que es tan importante tener seguro médico… uno nunca sabe qué nos va a pasar, qué accidente, que diagnosis, y es por eso que el seguro nos ayuda a protegernos, y saber que tenemos la seguridad por si acaso nos pasa algo”, advirtió.

Dichas conversaciones a las que se refiere la experta deben ser también parte del futuro, dice, por lo que “hay que seguir platicando con los amigos, con la familia, para que el próximo periodo de inscripción la gente esté lista, y podamos inscribir a todos”.

La comunidad latina sigue creciendo en todo el país, sostiene la invitada de Línea Abierta, “y para contribuir a nuestras comunidad, para asegurarnos que nuestras familias vivan de manera saludable, es importante tener el seguro médico; es otro recurso en nuestras vidas, y esperamos que los millones de latinos que son elegibles, si no se han inscrito en este primer periodo de inscripción, y si no se inscriben en estos periodos de inscripción especiales, que tomen el tiempo para aprender más sobre el mercado, para que el próximo periodo de inscripción veamos a más millones de latinos inscritos”, concluye Mayra Álvarez.

Por su parte Nancy M. Gómez, Directora de Health Access para el Sur de California, informa a la audiencia que en ese estado fueron muchos, y no sólo latinos, los que esperaron hasta el último momento para inscribirse. “Lo bueno es que acá en California, más o menos un 65 por ciento de las aplicaciones que fueron procesadas, o comenzadas, fueron de latinos. Así que sí tuvimos un gran avance en eso”. No obstante reitera: “Sí existe la prórroga que han dado hasta el 15 de abril, pero es importante aclarar que la gente que sí inició el trámite en línea, y completó por lo menos tres pasos, puede completar su aplicación en línea”. Pero si la gente no pudo ingresar a través del sitio web, “por falla técnica, o por cualquier cosa, no puede ahora ingresar la solicitud en línea; tiene que asistir personalmente a un consejero que le ayude a completar la aplicación, o tiene que hacerlo por teléfono”. Sólo quienes completaron tres pasos y hayan recibido un número de identificación podrán hacerlo ahora online, aclara la experta. “Pero sí puede asistir personalmente al Condado, a muchos centros de salud, donde hay inscriptores que ahí mismo le van a ayudar; o puede hacer la solicitud por teléfono llamando a Covered California, al 1800- 300-1506, y la gente tiene hasta el 15 de abril para iniciar o completar su solicitud”.

Pero, ¿cómo se va a comprobar que efectivamente la persona se quedó atorada en el proceso por dificultades del sistema de Internet?

Gómez: “Lo bueno es que les van a tomar la palabra. Van a tener fe en la gente, y le van a creer cuando diga, ‘pues no pude’, o ‘no tuve acceso a una computadora’, o ‘se me trabó la computadora’, cualquier cosa, pero no le van a pedir más explicación que su palabra”.

Además, el solicitante cuenta con un número de identificación que se otorga cuando se inicia el proceso, dice López. Para las personas que no iniciaron el proceso de inscripción a través del Internet, ya sea que lo hicieron telefónicamente o acudieron a un centro de ayuda personalizada, ¿Se está reforzando el número de agentes y mejorando su preparación para cumplir efectivamente con las horas asignadas, en los lugares donde la gente pueda acudir por esta ayuda personalizada?

Nancy Gómez responde afirmativamente. “Y además recuerda, que esta gente que ayuda a llenar las inscripciones, se-les-paga-por-inscripción. Así que les conviene anotar las más gente posible, porque es un ingreso para los agentes”. De tal manera que sí se está reforzando la infraestructura humana, se están haciendo muchas ferias de inscripciones, dice, “puede usted ir a la clínica comunitaria, del Condado…, hay muchísimos lugares donde pueden inscribirse, y también pueden llamar e iniciar la aplicación por teléfono”.

Para iniciar sin tropiezos y seguir un proceso fluido el solicitante debe portar los siguientes documentos, enlista la invitada: “El acta de nacimiento, una identificación con foto o tarjeta de residencia; dos talones de pagos recientes, o copias de la declaración de impuestos del año pasado; certificación de naturalización si no son ciudadanos; tarjeta o número de seguro social; comprobante de domicilio de residencia, como un recibo de pago de agua o de luz o de gas . Esos son los documentos que se tienen que llevar o tener a mano cuando uno está tratando de enrolarse”.

En este momento se abren las líneas de Línea Abierta.

Martín llama desde Walter, en Texas: “Yo hice aplicación para la aseguranza, fui a una clínica comunitaria. Yo nomás hago como 17 mil dólares en todo el año, yo no gano mucho dinero, y me dijeron que yo no calificaba. Que necesitaba ganar más de 29 mil dólares, y me dijeron que no me iban a cobrar la multa pero que no calificaba; que a lo mejor yo si podía agarrar una aseguranza pero que iba a pagar mucho dinero y yo nomás saco 17 mil dólares al año”.

-Pero, ¿le dijeron que no calificaba porque usted no es residente, o ciudadano?- pregunta Gómez.

-No. Yo soy residente legal.

-¿Entonces usted vive en Texas, ¡claro!.. Bueno, en Texas no se expandió el Medicai, entonces no va a estar usted expuesto a la multa.

“Porque no es culpa suya que el estado haya decidido no a la expansión. Entonces no va estar expuesto a la multa, pero lamentablemente, sí puede comprar un seguro privado por su cuenta, aunque va a estar fuera de su alcance económico”. El último recurso son las clínicas comunitarias, los servicios del Condado, que es la red de seguridad social, el safety net, para la gente que ha quedado fuera del programa, dice Nancy Gómez. “Y particularmente en esos estados como Texas, donde se ha decidido no expandir el Medicaid, o Medi-Cal, como lo conocemos en California”.

-Porque yo tengo tres niños, ellos son ciudadanos norteamericanos, ellos tienen el Medicaid- continúa Martín.

-Si. Por supuesto, los niños sí califican, si son residentes o ciudadanos, y eso es otra cosa que vale la pena repetir: Aunque los padres no tengan documentos, si sus niños son residentes o ciudadanos sí califican. Apliquen, no se les va a revisar el estatus migratorio a los padres por enrolar a sus niños- aseguró Gómez.

Continúa…

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.
  • Foro Comunitario: Educación Latina: Crissi y Respuesta

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo