Iniciativa de ley de doble inmersión en Arizona deja afuera a aprendices de inglés

Por Valeria Fernández

Valley View es una de las escuelas que lleva más tiempo ofreciendo programas de doble inmersión en inglés y español en Arizona.  Foto: Valeria Fernandez.

Valley View es una de las escuelas que lleva más tiempo ofreciendo programas de doble inmersión en inglés y español en Arizona. Foto: Valeria Fernandez.

Los niños latinos que hablan español en su casa podrían quedarse afuera de los beneficios de una propuesta de ley en Arizona para crear un plan piloto de enseñanza de doble inmersión que destine los recursos que hoy hacen falta.

El proyecto de ley SB 1242 ya está en el escritorio de la gobernadora Jan Brewer para que decida si lo promulga en ley.

La SB 1242 permitiría el establecimiento de varios programas de doble inmersión en idiomas considerados críticos para el desarrollo económico del estado como el mandarín, español, portugués, árabe y ruso.

Pero una de sus cláusulas prohíbe que los estudiantes de ELL o que hablan inglés como segundo idioma puedan acceder a ese tipo de clases. Por ejemplo: Un niño que habla español en su casa no podría tomar clases de doble inmersión en inglés y español.

Esta propuesta no afectaría los programas de doble inmersión que ya existen, pero algunos políticos republicanos argumentan que deben excluir a los estudiantes de ELL para no estar en conflicto con una ley que prohíbe la educación bilingüe.

En el 2000, los votantes de Arizona aprobaron la proposición 203 que prohíbe la educación de tipo bilingüe y establece los programas de inmersión en inglés para enseñarle a los niños que hablan inglés como segundo idioma.

La propuesta SB 1242 despertó sentimientos encontrados entre legisladores latinos de Arizona.

El representante demócrata Martin Quezada quien votó en contra de la ley dijo que incluir a los estudiantes de ELL no está en conflicto con la proposición 203 y que además sería una oportunidad de ser justos con todos los estudiantes.

“Es triste ver que los estudiantes que más podrían beneficiarse de este tipo de programa no van a poder participar”, dijo Quesada en entrevista con Radio Bilingüe.

Varios estudios demuestran que la educación de doble inmersión es beneficiosa para el desempeño académico de los estudiantes sin importar cuál sea su segundo idioma, el español o el inglés.

Es por eso que otros demócratas como la senadora Ana Tovar votaron en contra de la propuesta SB 1242.

Tanto Tovar como Quesada opinaron que en términos generales es un gran paso hacia delante el destinar recursos para este tipo de educación pero que es incorrecto hacerlo dejando atrás a los estudiantes latinos de ELL.

“Están reconociendo que nos estamos convirtiendo en una sociedad y economía global, donde el conocimiento de otros idiomas es algo muy bueno”, dijo Quesada sobre el cambio en la postura de los republicanos. La propuesta fue impulsada justamente por el senador republicano Andy Biggs quien es además el presidente del Senado.

Arizona por años ha sido un estado criticado por adoptar políticas de tipo anti-inmigrante que hasta cierto punto también se han centrado en que el estado no apoye la educación de otros idiomas y tenga el inglés como idioma oficial.

Otro de los aspectos que preocupa a Quezada y otro legisladores como el senador demócrata Steve Gallardo es la falta de recursos para escuelas de doble inmersión ya existentes en vecindarios latinos.

“Tenemos que usar los recursos dónde más se necesitan”, dijo Quezada quien además integra la directiva de la junta escolar del distrito Pendergast K-8.

Aunque la SB 1242 no estipula una cifra exacta de los fondos que las escuelas podrían obtener, Quezada afirmó que aquellas que ya cuentan con más personal y recursos tendrán más facilidad para aplicar a esta asistencia.

En Arizona una gran mayoría de los más de 70,000 estudiantes de ELL son latinos. Las escuelas de doble inmersión son menos de una decena y no hay una cifra exacta porque el Departamento de Educación no compila esos datos.

Algunos escuelas donde la mayoría de los niños son latinos tienen que recibir donaciones de materiales de libros en español a la vez que las maestras buscan recursos por su cuenta por la falta de fondos.

“No están queriendo reconocer que algunos vecindarios se benefician más que otros de un proyecto así”, dijo Quezada. “La razón por la que voté en contra es que quiero que mantengamos nuestros ojos abiertos para tratar el tema de la enseñanza de ELL en forma diferente. Pero estoy satisfecho aún de que la propuesta pasó”.

Durante el debate en la Cámara de Representantes el demócrata Macario Saldate, intentó someter una enmienda para incluir a los estudiantes de ELL en los planes piloto. Saldate quien finalmente votó a favor de la SB 1242 explicó que si bien los estudiantes pueden hablar español en la casa no tienen conocimientos a nivel académico del idioma que les permita leerlo y escribirlo correctamente.

Esto puede ayudar a estudiantes que son ciudadanos estadounidenses que no tienen toda las habilidades necesarias para desarrollar su lengua materna y que puedan ser completamente bilingües, explicó Saldate en su testimonio.

This entry was posted in Educación, Homepage Feature, Noticias. Bookmark the permalink.