Indignación por el retraso de información sobre revisión de políticas de deportación

featuredslide2_05232014De La Redacción

La mayor organización de los Dreamers en Estados Unidos, United We Dream/Juntos Soñamos, elevó su protesta inmediata tras conocer el anuncio de la Casa Blanca para posponer la revelación de los hallazgos de un análisis ordenado por el presidente Obama al Departamento de Seguridad Interna (HLS), para revisar las políticas de deportación de la agencia de Inmigración y Aduanas, ICE, adscrita a HLS.

Dicho análisis busca establecer como firme prioridad la expulsión sólo de aquellos inmigrantes con felonías o crímenes serios, cuando aun la definición de “crimen” por cruzar la frontera sin documentos legales de inmigración danza en el limbo de las indefiniciones, pero es considerada como crimen y hasta el momento ha sido suficiente para justificar la deportación de padres y madres incluso con hijos y/o cónyugues ciudadanos, trabajadores que contribuyen a la economía y fortalecen el tejido social-cultural de este país.

¿Por qué la urgencia feroz de esperar?”, pregunta la organización de ‘soñadores’ en un comunicado de prensa, refiriéndose a dicho retraso en las revelaciones del análisis sobre las políticas de deportación, que el titular de HLS, Jeh Johnson “tiene probablemente listo”. Juntos Soñamos afirmó estar sumamente indignados con tal decisión del Presidente.

Como informó la Casa Blanca ayer y reportaron agencias de noticias, el presidente Obama ha pedido a Secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, retrasar su revisión de las políticas de deportación de Estados Unidos, que ahora han deportado a unos dos millones de personas y separado a cientos de miles de familias de sus seres queridos.

La noticia fue divulgada después de dicho comunicado de la Casa Blanca y difundido ayer por la tarde por el Foro Nacional de Inmigración, la Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), y la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, entre otros, donde presumiblemente estos grupos piden al presidente Obama esperar hasta agosto para usar su autoridad ejecutiva con el fin de ampliar el alivio administrativo -como el otorgado a lo ‘soñadores’ a través de la Acción Diferida, DACA, por ejemplo-, para detener las deportaciones.

Lorella Praeli, directora de políticas y promoción de United We Dream emitió en un comunicado la siguiente declaración:

United We Dream está indignado por la decisión del presidente para detener la revisión de las políticas de deportación que ordenó en marzo de este año, a medida que continúa encogiéndose la posibilidad de que los republicanos sometan a votación un proyecto de reforma migratoria con camino a la ciudadanía en la Cámara baja, ya que no muestran un compromiso real para mover hacia adelante la reforma. Su decisión -de Obama- demuestra su complacencia y la voluntad de deportar a más de mil 100 personas cada día, y dejar un sin número de familias separadas consolidando su legado como el ‘Deportador en Jefe’, en pleno ejercicio de sus facultades”.

Hay sin embargo quienes piensan, como las organizaciones anunciadas arriba, que Obama está buscando tiempo para ejercer una medida administrativa que brinde alivio a tantas familias separadas de sus seres queridos, para desenmascarar la verdadera falta de voluntad de los republicanos para sacar adelante una reforma migratoria. Pues una visión corto alcance político, sujeta al poco peso que tiene el electorado latino en la mayoría de sus distritos para las próximas elecciones de medio término en noviembre, les permite alinearse con la línea dura de su partido que es a todas luces antinmigrante, con la idea de no tener consecuencias.

Hay que reconocer que algunos republicanos que buscan escaño en el Congreso o defender su titularidad sí se han desmarcado de sus añejas posiciones antinmigrantes, y aunque por las razones que sean, están abrazando la causa de la reforma migratoria. El caso más reciente es el que cita ayer The New York Times, sobre el representante republicano por Tennessee, Rick Womick, y hoy a cerca de Lane Grayson, del condado Ellis, ubicado a unas 30 millas al sur de Dallas, Texas. Hay más ejemplos.

Pero algunos demócratas no se quedan atrás de los republicanos, dicen los ‘soñadores’. “La máquina de ejecución de deportaciones del presidente Obama ha criminalizado continuamente a nuestra comunidad, y sus políticas fallidas como Comunidades Seguras continúan desgarrando a nuestras familias”.

El movimiento de reforma de la inmigración y sus aliados están unidos en la necesidad de que el presidente Obama tome medidas ejecutivas para ofrecer socorro y ejercer reformas positivas, dicen los jóvenes. “Aquellos que nos piden esperar están negando la crisis moral que existe en nuestra comunidad y la urgencia de contar con el Presidente para moverse ahora”, sostienen en el comunicado.

“Decir que podemos esperar es ser complaciente con las más de 60 mil deportaciones que van a suceder de aquí a agosto”, prosiguen los dreamers en el documento enviado a esta redacción. Hasta el momento estos grupos de ‘soñadores’ que se movilizan por todo el país se ha revelado como una de las vanguardias del movimiento por la reforma migratoria, cuyas tácticas y estrategias han conseguido resultados tangentes, como DACA y el reingreso a este país o la reunificación familiar de algunos -muy pocos si se quiere- inmigrantes deportados, entre otras de las batallas libradas que “han puesto en las cuerdas al presidente”, por usar una metáfora boxística.

“Decir que podemos esperar es decirle OK a Jeh Johnson; que es aceptable que a nuestros padres los saquen de sus centros de trabajo o de sus hogares para enviarlos a un centro de detención a miles de kilómetros de distancia de sus familias, amigos y abogados, a la espera de la deportación”.

“No podemos esperar. Juntos Soñamos mantiene su compromiso de apoyar a nuestras familias, y vamos a aumentar la presión y a mantener a ralla a cualquier políticos y organizaciones responsables que se interpongan en el camino de la justicia y la dignidad de nuestras comunidades”, advirtió Lorella Praeli.

Se prevé que otras organizaciones se sumen a la respuesta de los dreamers en las horas por venir, así como otras que encuentren pertinente la medida presidencial.

This entry was posted in Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo