Haitianotijuanense da cuenta de la zaga histórica de su diáspora

Evens Presendeaux de Haití, habla con compañeros de trabajo en el piso de una fábrica en Tijuana, México. Foto: The Seattle Times.

Evens Presendeaux de Haití, habla con compañeros de trabajo en el piso de una fábrica en Tijuana, México. Foto: The Seattle Times.

De la redacción

La diáspora haitiana ha echado raíces en Tijuana, Baja California. Llegó con la intensión de internarse a Estados Unidos por la frontera con San Diego, California, cuando las políticas de inmigración se endurecían y el paso se cerraba para los inmigrantes pobres y de color; a un año del intento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para acabar con el Programa de Acción Diferida, DACA.

Tras luchar contra los prejuicios y las dificultades económicas, viéndose atorados en la frontera, pronto comenzaron a integrarse poco a poco con los tijuanenses, no sin muchas dificultades. Y ahora los cerca de cuatro mil haitianos que se asentaron en esa esquina del noroeste de México, a través de una forzada adaptación los haitianos comenzaron a sentirse como “en casa” en Tijuana. Para entonces eran ya “ciudadanos del mundo”.

De este difícil proceso de adaptación brotó el primer fruto de la interacción cultural, con el libro que lleva el sugestivo título, “Sobrevivientes”, del señor Ustin Pascal Dubisson, quien se considera ya un haitianotijuanense, y quien narra esta zaga en un video que usted puede ver en el enlace de abajo, producido por Manuel Ocaño, nuestros colaborador independiente -freelance- que cubre ambos lados de California en la frontera de Tijuana-San Diego:

https://www.facebook.com/manuel.ocano.7/videos/10155955413012753/

This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo