Hacerse la prueba de covid, sin informarse bien, puede traerle desagradables sorpresas

Una enfermera con ChristianaCare ofrece una prueba gratuita para el coronavirus a un conductor en el centro de Wilmington, Delaware. Foto: https://whyy.org.

Una enfermera con ChristianaCare ofrece una prueba gratuita para el coronavirus a un conductor en el centro de Wilmington, Delaware. Foto: https://whyy.org.

De la redacción

En medio del estrés provocado por la pandemia de Covid-19, algunas personas enfrentan nuevas y desagradables sorpresas con las facturas de cobro por las pruebas de coronavirus supuestamente gratis, que podrían ir “desde unos pocos dólares hasta ¡más de mil dólares!”, dice un estudio de la firma de datos de salud, Castlight.

Las recomendaciones médicas para saber si tiene el coronavirus han sido hacerse la prueba diagnóstica. Y en marzo el Congreso redactó reglas para que éstas fueran gratuitas a todos los estadunidenses, con o sin seguro. Pero algunos pacientes han encontrado lagunas legales en esas reglas, que las compañías privadas han sabido aprovechar para su beneficio.

Se trata de las “facturas sorpresa”, que han afectado tanto a los estadunidenses sin seguro como a los que tienen una sólida cobertura, afirma Castlight, y estima que “el 2.4 por ciento de las facturas de las pruebas de coronavirus dejan una parte del cargo a los consumidores, lo que significa que podría haber millones de pacientes enfrentando tarifas que no esperaban”, reporta The New York Times.

Ahora, ¿cómo reducir las posibilidades de recibir una factura sorpresa? Esto es lo que debe saber, de acuerdo con recomendaciones del sitio de noticias de investigación, ProPública:

  • Si puede, hágase la prueba en un sitio público, donde muy pocos pacientes que han informado haber recibido facturas médicas sorpresa (aunque nada es imposible).
  • Por lo general, puede usar el sitio web del Departamento de Salud de su estado para encontrar opciones de pruebas públicas.
  • Si un sitio de prueba público no es una opción donde vive, puede considerar a su médico de atención primaria o una clínica de salud calificada a nivel federal.
  • Las mayores facturas sorpresa de las prueba de coronavirus tienden a provenir de pacientes que se someten a pruebas en hospitales y salas de emergencia independientes.
  • Esos lugares a menudo facturan a los pacientes por algo llamado “tarifa de instalación”, que es el cargo por ingresar a la habitación de un hospital o clínica y buscar servicio.
  • Muchos pacientes están descubriendo que dichas tarifas pueden aparecer incluso cuando en realidad uno no pone un pie en las instalaciones.
  • Cuando una persona recibe una factura médica sorpresa relacionada con una prueba de coronavirus, los cargos que enfrentan a menudo no son por la prueba en sí.
  • Estos lugares, por lo general, no cobran tarifas de instalación por pruebas de coronavirus ni ningún otro tipo de atención, pero muchas facturas por pruebas de coronavirus tienen tarifas por la visita al médico que las acompaña.
  • Si se realiza la prueba con un proveedor de atención primaria o en un sitio de prueba público, no debería tener que preocuparse por ese tipo de facturación.
  • Otros cargos tienen menos sentido, como los que incluyen exámenes de detección de enfermedades de transmisión sexual que no tienen nada que ver con el coronavirus.
  • En cambio, son para otros servicios de los que el paciente puede no haber tenido conocimiento. Por eso, es sumamente importante preguntar a su proveedor por qué le facturarán.
  • Esas tarifas adicionales parecen ser un  más comunes en las salas de emergencia o cuando los proveedores de salud envían sus muestras a laboratorios externos.
  • Para evitar cargos adicionales a la prueba de coronavirus, pregúntele a su proveedor qué enfermedades detectará en el examen.
  • Tener una mejor comprensión de eso desde el principio le permite tomar una decisión informada sobre qué atención realmente necesita.
  • Si sus proveedores no pueden decirle cuánto facturarán, eso puede ser una señal de alerta, o sea que debe buscar atención en otro lugar.
  • Y si no tiene seguro médico, pídale a su médico que le facture al gobierno. Porque ese tipo de facturación que le cobran es legal: los proveedores de atención médica no están obligados a proporcionar pruebas gratuitas de coronavirus a los estadunidenses que carecen de seguro médico.
  • Pero no necesariamente tienen que facturar a los pacientes directamente. El gobierno federal ha establecido un fondo de ayuda para pagar a proveedores (aunque debe revisrse antes de usar): los proveedores de salud pueden solicitarle al gobierno el reembolso de las pruebas y el tratamiento del coronavirus que se brinda a quienes no tienen cobertura.

Una vez más: vale la pena preguntar con anticipación cómo manejan los proveedores a los pacientes sin seguro y si se someten al fondo del gobierno. Desafortunadamente, no están obligados a hacerlo y si no se informa bien, usted podría continuar con la deuda. También debe tener en cuenta que 17 estados han autorizado sus planes estatales de Medicaid para cubrir los costos de las pruebas de coronavirus a los estadunidenses sin seguro. Esto significa que su gobierno estatal puede pagar la factura en lugar de usted. Puede averiguar si vive en uno de estos estados consultando aquí

Personal médico realiza pruebas gratuitas de Covid19 a personas en condición de indigencia en calles de Miami, Florida.

Personal médico realiza pruebas gratuitas de Covid19 a personas en condición de indigencia en calles de Miami, Florida.

Términos sobre las pruebas de Covid-19 que debe conocer:

  • Anticuerpo: una proteína producida por el sistema inmunológico que puede reconocer y adherirse con precisión a tipos específicos de virus, bacterias u otros invasores.
  • Prueba de anticuerpos / prueba serológica: prueba que detecta anticuerpos específicos contra el coronavirus. Los anticuerpos comienzan a aparecer en la sangre aproximadamente una semana después de que el coronavirus ha infectado el cuerpo.
  • Debido a que los anticuerpos tardan tanto en desarrollarse, una prueba de anticuerpos no puede diagnosticar de manera confiable una infección en curso. Pero puede identificar a las personas que han estado expuestas al coronavirus en el pasado.
  • Prueba de antígeno: esta prueba detecta fragmentos de proteínas del coronavirus llamadas antígenos. Las pruebas de antígenos son rápidas, tardan tan solo cinco minutos, pero son menos precisas que las pruebas que detectan material genético del virus.
  • Coronavirus: cualquier virus que pertenezca a la familia de virus Orthocoronavirinae. El coronavirus que causa Covid-19 se conoce como SARS-CoV-2. Covid-19: la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus. El nombre es la abreviatura de enfermedad por coronavirus 2019.
  • Aislamiento y cuarentena: El aislamiento es la separación de las personas que saben que están enfermas con una enfermedad contagiosa de las que no están enfermas.
  • La cuarentena se refiere a restringir el movimiento de personas que han estado expuestas a un virus. Hisopo nasofaríngeo: un palito largo y flexible, con un hisopo suave en la punta, que se inserta profundamente en la nariz para obtener muestras del espacio donde la cavidad nasal se encuentra con la garganta.
  • Las muestras para las pruebas de coronavirus también se pueden recolectar con hisopos que no penetran tan profundamente en la nariz, a veces llamados hisopos nasales, o hisopos bucales o de garganta.
  • Reacción en cadena de la polimerasa (PCR): los científicos usan la PCR para hacer millones de copias de material genético en una muestra. Las pruebas que utilizan PCR permiten a los investigadores detectar el coronavirus incluso cuando es escaso.
  • Carga viral: la cantidad de virus en el cuerpo de una persona. En las personas infectadas por el coronavirus, la carga viral puede alcanzar su punto máximo antes de que comiencen a mostrar síntomas, si es que aparecen.
This entry was posted in Coronavirus/COVID-19, Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.