Hablar español, orgullo de muchos y vergüenza de otros, xenófobos y racistas

maxresdefault

De la redacción

Nuevamente el uso del idioma español en Estados Unidos vuelve a emerger a la superficie de un añejo debate en torno a la falsa idea de que existe un solo lenguaje oficial en este país. El periódico Los Angeles Times, por ejemplo, trae de nuevo el tema al centro de la discusión pública, señalando recientes incidentes de personas que reclaman a latinas estadunidenses que además de saber inglés prefieren hablar públicamente en español con sus hijos y amigos. Esta idea, como en otras ocasiones, está alimentada por el odio de grupos que cíclicamente arriban al poder político, como hoy lo demuestra la situación actual con la administración Trump.

Varios ejemplos de intolerancia y racismo se han hecho virales por estos días en las redes sociales, y apuntan todos a un viejo e infundado reclamo de grupos angloestadunidenses, caucásicos, que promueven la idea del English Only como metáfora de su verdadero deseo de deshacerse de los inmigrantes, indocumentados y no.

El español es la primera lengua europea que se arraigó en América del Norte, afirma recientemente el L.A. Times (LAT), coincidiendo con el reconocido lingüista y ex catedrático de Stanford, Tomás Ybarra-Frausto, quien en una reciente conversación con el director de Noticias de Radio Bilingüe, Samuel Orozco, en una transmisión que hizo el programa Línea Abierta que él mismo conduce, durante la celebración del 37th Festival de Conjunto Tejano que coprodujo Radio Bilingüe Con el Centro Artístico y Cultural Guadalupe, en San Antonio, Texas.

Echando mano a la historia de Texas, que por estos días celebra los 300 años de su fundación, y recurriendo a las preguntas fundamentales de la literatura -y podría extenderse a la filosofía-, “¿quién soy, de dónde vengo y hacia dónde voy?”, Ybarra-Frausto, reflexiona sobre la problemática actual.

Tomás Ybarra-Frausto ha sido Director Asociado de Creatividad y Cultura de la Fundación Rockefeller, antes de trabajar en la Fundación, era profesor titular de la Universidad de Stanford en el Departamento de Español y Portugués. Foto: www.hemisphericinstitute.org.

Tomás Ybarra-Frausto Foto: www.hemisphericinstitute.org.

El reconocido intelectual Tomás Ybarra-Frausto ha sido Director Asociado de Creatividad y Cultura de la Fundación Rockefeller, y antes de trabajar en la Fundación, era profesor titular de la Universidad de Stanford en el Departamento de Español y Portugués. Sostiene que durante la fundación de Texas por ejemplo, “fuimos nosotros los que invitamos a los colonos a este territorio, porque México quería que vinieran a poblar estos terrenos vacíos… y esta gente que vino, tenía que ser fiel a las leyes mexicanas; tenían que aprender a hablar español, mantener la cultura de esta región durante unas dos o tres generaciones. Pero por ‘movidas’ y cosas chuecas, empezaron a robarse las tierras, los ranchos que era de mexicanos, y comenzaron a convertirse de los gringos…”.

Escuche:


Pero aunque la mayoría de la gente en Estados Unidos habla en inglés, “No hay un idioma oficial designado para la nación, donde “Se hablan al menos 350 idiomas en los hogares de todo el país”, dice el LAT (550, dice Wikipedia).

Wikipedia señala que en 1965, “a través de la Ley de Inmigración el español fue decretado el segundo idioma más hablado en Estados”, pero esto de ninguna manera quiere decir que haya un idioma oficial en este país.

Hace dos décadas se desencadenó un debate emocional en California, continúa el LAT, sobre la prohibición de la educación bilingüe; “un tema que incluso dividió a las familias latinas. Durante la fuerte inmigración a California y otros estados fronterizos, el español fue el idioma preferido en todos los vecindarios”.

Ahora, la presidencia de Donald Trump ha vuelto a zanjar la brecha lingüística. “Trump ha criticado la inmigración ‘ilegal’, atacó a las personas que cruzan la frontera y dijo de una vez que ‘este es un país donde hablamos inglés, no español’”.
Al mismo tiempo, “el español está incursionando en la cultura pop estadunidense. El éxito global de Luis Fonsi, ‘Despacito’, batió numerosos récords en las listas pop y se convirtió en el primer video de YouTube en llegar a los 5 mil millones de visitas”, afirma la fuente.

Estados Unidos no tiene un idioma oficial, pero algunos gobiernos estatales reconocen idiomas específicos. “Por ejemplo, el gobierno estatal de Luisiana ofrece servicios y documentos en francés, al igual que Nuevo México en español. Hay muchos idiomas nativos de América del Norte o de Estados Unidos o de posesiones en la región del Pacífico. El Hawaiano, aunque tiene pocos hablantes nativos, es un idioma oficial junto con el inglés en el estado de Hawai. Alaska oficializa el inglés y veinte idiomas nativos”.

Volviendo a Texas, en la conversación con Ybarra-Frausto, Samuel Orozco señala que existe una versión diferente de la historia entre los angloestadunidenses y los latinos en este país. Aquí Orozco se refirió a una exposición de pintura que vio recientemente en el Centro Artístico y Cultural Guadalupe, en San Antonio, titulada “La otra historia del Alamo”, o el arte contra el mito, en relación al histórico conflicto militar que fue crucial en la Revolución de Texas, y que consistió en un asedio de 13 días, desde el 23 de febrero y hasta el asalto final el 6 de marzo de 1836 en el fuerte de el Álamo.

Foto: Tejano Conjunto Festival.

Foto: Tejano Conjunto Festival.

En dicho suceso se enfrentó al Ejército Mexicano, encabezado por el presidente Antonio López de San Ana, contra una milicia de secesionistas texanos, en su mayoría colonos europeos naturalizados mexicanos, en San Antonio de Béjar, entonces provincia mexicana de Coahuila y el actual estado de Texas. En el enlace de abajo Orozco también se refiere al evento histórico de la secesión, cuando los separatistas ganaron, le arrancaron el territorio a México y sumaron a Texas a la confederación de los estados secesionistas, o mejor dicho esclavistas. Por su parte Ybarra-Frausto habla del pasado, y el presente mexicanos, de su poder cultural y económico, y del futuro latinoamericano de Texas, que incluye al bilingüismo y que está recuperando su historia.

Escuche:

En el artículo del LAT, el periódico se mofa de otros incidentes también virales en las redes sociales, y hoy en los principales medios nacionales de comunicación de Estados Unidos, donde ignorando precisamente la historia, europeos estadunidenses nacidos en este país pero que desconocen su propio origen fustigan a personas porque hablan español en público.

Cito dos casos. El primero es el del abogado de Nueva York, Aaron Schlossberg, que les gritó a los trabajadores de restaurante latinos en un establecimiento de cocinas-comedores en Manhattan, por hablar en español. “Y amenazó con denunciarlos ante el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), si seguían hablando español”. Además reclamó falsamente sostener a los inmigrantes con sus impuestos, cuando estudios recientes demuestran que las cosas podrían ser al revés, como publicamos recientemente en este espacio.

El LAT se refiere también al agente de la Patrulla Fronteriza en el poblado de Havre, Montana, frontera con Canadá, donde un agente de la patrulla detiene durante 35 minutos a dos mujeres méxico-estadunidenses por hablar en español en un supermercado. También ha sido la comidilla de todos en las redes sociales, para vergüenza de los estadunidenses educados que sí conocen la historia, que son decentes y no racistas.

Y por último, la fuente cita el penoso incidente cuando en el otoño de 2016, Jobana Townsend estaba en el pasillo de los cereales de un Walmart, en Susanville, California, “cuando un par de mujeres escucharon que hablaba en español con sus dos hijos”. Townsend, nacida en Hermosillo, México, es una ciudadana mexicana naturalizada estadunidense .

“Al principio, una de las mujeres simplemente dijo en voz alta que odiaba cuando las personas hablaban español. Townsend la ignoró y siguió hablando con su hijo y su hija”, pero luego, una de las mujeres que habían dicho odiar oír hablar en español, se volvió y le dijo directamente a Townsend: “Necesitas hablar inglés. Esto es América. Hablamos inglés”.

Townsend se retiró sin decir nada, pero cuando estuvo en su automóvil con su familia, les dijo a sus hijos que “nunca se avergüencen de quiénes son. Su padre es un ciudadano nacido en Estados Unidos y un veterano militar que luchó para que todos aquí tengan el derecho de hablar cualquier idioma”■

This entry was posted in Arte y Cultura, Homepage Feature, Inmigración and tagged . Bookmark the permalink.