Guía de la marihuana de la abuela: el estado lanza un sitio informativo

Por Ana B. Ibarra
California Healthline, Sacramento, CA

Dispensario en el estado de Montana, que aprobó la marihuana medicinal hace más de una década. Foto: cannabisnow.com

Dispensario en el estado de Montana, que aprobó la marihuana medicinal hace más de una década. Foto: cannabisnow.com

Todos los días, Anna Denny se encuentra con personas que conocen bien su negocio. Denny es propietaria de “Elevated 916”, una tienda en el norte de Sacramento, CA, que vende productos de tabaco y accesorios para fumar. Pero muchos de sus clientes no limitan su hábito a sólo fumar tabaco.

Debido a que están acostumbrados a consumir marihuana, Denny no los puede imaginar navegando un nuevo sitio web estatal que ofrece recursos -y un montón de advertencias- sobre justamente la marihuana, ahora que su uso recreativo es legal en California.

“Esto sólo es útil para una abuela que podría estar interesada [en marihuana] y está recibiendo información de su nieto”, dijo Denny. “En ese caso, este sitio web probablemente es una fuente mejor”.

Las abuelas y todos los demás californianos ahora pueden visitar el sitio web, “Let’s Talk Cannabis”, lanzado el mes pasado por el Departamento de Salud Pública del estado. El sitio es el primer paso de una campaña educativa para informar a los residentes del estado sobre la droga, a medida que se usa más y está más ampliamente disponible.

No es una guía del usuario. En cambio, está dirigido a jóvenes, padres y conductores, centrándose principalmente en los riesgos y daños potenciales de la hierba.

La investigación sobre sus efectos ha tenido resultados mixtos, pero la marihuana se ha relacionado con posibles deterioros cognitivos y accidentes de autos; y puede ser peligrosa para el desarrollo fetal. La droga de hoy es entre dos a siete veces más fuerte de lo que era en los años 70, según los investigadores de la Universidad de Washington.

En noviembre pasado los votantes aprobaron la Proposición 64, la Ley de Uso de Marihuana para Adultos, convirtiendo a California en uno de los ocho estados -más el Distrito de Columbia- que ha legalizado la droga para uso recreativo. La medida recreativa de California inmediatamente hizo que sea legal para adultos mayores de 21 años tener hasta 1 onza o 28.5 gramos de cannabis.

En algunos lugares, incluyendo Washington, D.C. y Massachusetts es legal poseer marihuana recreativa pero no venderla. California retrasó las ventas legales de minoristas con licencia hasta el comienzo del próximo año.

California no es ajena a la marihuana

El estado fue el primero en prohibirla en 1913. En las décadas de los 30 y 40 las referencias culturales anti-hierba tuvieron gran alcance e incluso afiches de películas que advertían contra el “humo del infierno”, la vinculaban con crimen y “orgías extrañas”.

Desde entonces, el uso ilegal ha sido generalizado. Experimentó un renacimiento en los años 60 cuando los hippies alegres “se encendían” fumando la hierba. Ahora, la industria de la marihuana de California, legal e ilegal, moviliza miles de millones de dólares.

En 1996, con la aprobación de la Proposición 215 California se convirtió en el primero de 29 estados, más el Distrito de Columbia en permitir el uso de la marihuana con fines médicos, con la autorización de un doctor.

En 2004, el estado comenzó a emitir tarjetas médicas de identificación de marihuana, que permiten a los pacientes comprarla en dispensarios. Hasta ahora se han emitido cerca de 95 mil tarjetas.

“Conseguir una tarjeta no es tan difícil”, dijo Denny, cuyos clientes han recibido tarjetas médicas de marihuana para dolencias como cólicos menstruales, dificultad para dormir y depresión.

Devonte Legaspi, de 20 años y estudiante del Sacramento City College está de acuerdo: “Incluso hay aplicaciones que permiten consultar con un médico a través de FaceTime”, dijo.

Muchos de sus amigos han utilizado sitios web y aplicaciones telefónicas para obtener las suyas. “Es muy fácil”, dijo.

Legaspi no ha conseguido obtener su propia tarjeta. Pero cumple 21 años en febrero, aproximadamente un mes después de que los minoristas licenciados puedan vender al público.

“Justo a tiempo”, dijo.

La boleta de votación sobre marihuana medicinal de California no requirió una campaña de educación pública, pero esta ley más amplia sí.

“Estamos comprometidos a proporcionar a los californianos información basada en la ciencia, para asegurar opciones seguras e informadas”, dijo en un comunicado Karen Smith, directora del Departamento de Salud Pública.

El nuevo sitio web proporciona detalles sobre lo que es legal comprar, vender y dar a otros.

No es abiertamente antidrogas como el infame anuncio de los 80: “Este es su cerebro con drogas”, que le advertía a los jóvenes que sus cerebros se freían como huevos si se drogaban.

El sitio, sin embargo, aconseja a las mujeres embarazadas que, si fuman marihuana, sus bebés pueden nacer con bajo peso, poniéndolos en riesgo de todo tipo de problemas médicos. A los dueños de mascotas se les advierte que su querido animal podría asustarse -y en casos raros, sufrir envenenamiento potencialmente mortal- si accidentalmente prueba la hierba.

Y los padres que descubren que su hijo adolescente está consumiendo –algo que sigue siendo ilegal- se los insta a “mantener la calma. La reacción exagerada puede llevar a los jóvenes a rebelarse, sentir resentimiento o correr mayores riesgos”, aconseja el Estado.

El Estado también ayuda a enumerar los muchos sinónimos con los que se conoce a la marihuana a lo largo de los años, incluyendo, “hierba, ganga, droga, crónica, brote, árboles, brócoli, nuggets, skunk, kief, Mary Jane”.

El sitio web tiene una página de recursos específicos para los jóvenes, pero Legaspi no piensa que será una página popular para los adolescentes curiosos y adultos jóvenes:

“Primero uno le pregunta a sus amigos, luego a Google”, dijo. “Creo que hemos estado expuestos a la marihuana por un tiempo… Sabemos casi todo lo que hay que saber al respecto”.

Sin embargo, hay cosas que algunos jóvenes quieren ver en el sitio web. Aatiqah Murdoc, de 22 años, es amigo de Legaspi. Quiere información sobre posibles ingredientes en productos de marihuana, como brownies y dulces.

El sitio no ofrece eso. Pero advierte que “los comestibles pueden tener concentraciones más altas de tetrahidrocannabinol (THC). Si come demasiado, demasiado rápido, estás en mayor riesgo de envenenamiento”.

El THC es el producto químico (natural en la planta) responsable de proporcionar la sensación de “volar” de la marihuana.

Tamara Cross, quien trabaja en el Broham Smoke Shop, en Sacramento, dijo que podría compartir el enlace del sitio web con los clientes que entran con preguntas, sobre todo en torno a la legalidad.

“Tengo muchas preguntas, así que es bueno saber que esto existe”, dijo Cross, de 24 años. Algunos clientes ya le preguntan cuándo podrán comprar marihuana para uso recreativo, o si su acceso a la marihuana medicinal va a cambiar con la nueva ley.
Sharon Duplechan, de 65 años, quien ayuda a cuidar a cuatro de sus nietos, votó en contra de la legalización el año pasado, dijo.

Mientras observaba a sus nietos jugando en un parque de Sacramento, dijo que hubiera deseado que las precauciones que se ofrecen en el sitio web del estado hubieran estado más disponibles cuando los californianos tenían que decidir cómo votar. Ahora ella está preocupada que sus nietos estén creciendo en una era en la que la marihuana es aceptada y está más disponible.

“Las advertencias están un poco tarde”, dijo. “No pones el carro delante del caballo”■

This entry was posted in Homepage Feature, Salud. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Más Noticieros

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo