Gran movilización de votantes a las urnas genera entusiasmo a pesar de las largas filas

En una casilla de votación en un área rural de Nuevo México. Foto: https://searchlightnm.org.

En una casilla de votación en un área rural de Nuevo México. Foto: https://searchlightnm.org.

De la redacción

Sólo faltan 7 días para la más importante elección en la vida de muchos votantes estadunidenses, que a pesar de las persistentes campañas de los republicanos para suprimir el voto de las minorías, no han mermado el entusiasmo de la gente, que parece cada vez más vigoroso a medida que se acerca el 3 de noviembre. Lamentablemente esta entusiasta participación tropieza por lo general con largas filas y muchas horas de espera para votar. Con todo, esta elección ya alcanzó la mitad de participación electoral de 2016 y todavía falta una semana de votación.

Se anticipa una vigorosa movilización a las urnas de grandes volúmenes de votantes, muchos de ellos latinos. Varias organizaciones de base en Nuevo México se han dedicado a movilizar este voto. Hay un cambio en la mentalidad de muchos latinos naturalizados y de otros nacidos aquí con familias de estado migratorio mixto.

Nuevo México por ejemplo tiene una gran población de ciudadanos naturalizados, muchos de los cuales se naturalizaron después de la elección de Donald Trump, dice la introducción de Línea Abierta, que hoy abordó este tema. Se cree que podrán llegar a influir en el resultado de importantes elecciones estatales.

A esta noble  a las urnas diversas organizadoras se han dado a la tarea de alentar el voto latino. Buscan “galvanizar dicho voto en torno a temas como la atención médica, la licencia por enfermedad y el rescate económico para las familias afectadas por la pandemia del coronavirus”. Además, quieren colocar a miembros de la comunidad latina en puestos importantes de elección popular, para que impulsen agendas enfocadas en el mejoramiento de la propia economía.

Vale señalar quede 2014 a la fecha se han naturalizado 5 millones de personas en todo el país, y que tres de esos 5 millones lo hicieron después de la elección de Donald Trump, dice Samuel Orozco, Director de Noticias de Radio Bilingüe y habitual conductor de este programa de Línea Abierta.

Él entrevistó a tres avezadas organizadoras que están movilizando el voto latino en Nuevo México, quienes creen que si los latinos salen a votar pueden llegar a tener un impacto enorme en las elecciones locales y estatales, y también en las del Congreso federal.

Estas tres mujeres son Fabiola Landeros, organizadora de Derechos Civiles para el Centro ‘Poder y Acción’, quien se une a la plática en Línea Abierta desde Albuquerque. También está María Elena Romano, de Somos Acción, en Homs; y Sulema Chavero, organizadora también de Somos Acción pero en Santa Fe, todas en Nuevo México.

Escuche:


Recibiendo las boletas del voto termprano por correo en una oficina postal en Nuevo México. Foto: https://www.hcn.org.

Recibiendo las boletas del voto termprano por correo en una oficina postal en Nuevo México. Foto: https://www.hcn.org.

“Sabemos que nuestra comunidad está considerada como de trabajadores esenciales, y estamos peleando por tener el derecho a días pagados por enfermedad, salarios dignos, atención médica, mantener a nuestras familias unidas… yo voy a ser esa voz, o una de esas voces, para la comunidad, que en este momento muchos no tienen ese privilegio de votar”, dijo Fabiola Landeros en el segmento de arriba. Y admite que está votando y movilizando el voto por su familia y su comunidad. “Más de 562 mil nuevomexicanos ya salieron a votar, así que es un 4.2%… Estamos viendo que la gente está lista”.

Fabiola añade que por el momento en Nuevo México cuentan con 18 mil nuevos ciudadanos recién naturalizados. “55 por ciento de esos, somos mujeres. Arriba las mujeres porque movemos cielo o montañas con tal de que nuestras familias estén bien”, y agrega que “5.3 millones estimados más o menos de nuevos ciudadanos pueden ser parte de los cambios en estas elecciones”.

María Elena Romano sostuvo en su oportundad que en su región se ha movilizado mucho el voto por correo, en la votación temprana, “porque aquí es una zona rural. Lo estamos haciendo en la frontera con el sur de Texas, donde la gente sale a votar temprano, y nosotros los estamos imitando, e invitando a la gente también a que manden su voto por correo. Y estamos viendo mucha participación”, de mucha gente que está siguiendo el protocolo sanitario, por la pandemia, dice. “A diferencia de las grandes ciudades aquí no hay filas, están solos los lugares donde van a ir a votar, pero lo están haciendo así horita, previendo que el día de las votaciones -3 de noviembre- va a estar lleno de personas que pueden estar enfermas”.

Sulema Chavero, en Santa Fe, Nuevo México, apuntó que también allá se miran las colas para votar. “Pero fíjate que acá en Santa Fe la gente ha decido votar temprano, como también está pasando en Albuquerque y en el sureste de Nuevo México; vemos que la gente está muy motivada para votar, lo que nos da mucho gusto. Porque es necesario. Es necesario que salgamos a votar y hagamos que nuestra voz sea escuchada”.

Y agregó: “Todas las circunstancias para votar aquí en Nuevo México son favorables para nuestra comunidad… también quisiera comentar que en áreas rurales, como el sureste de Nuevo México hay gente muy conservadora. Y nuestra comunidad inmigrante ha apostado mucho. A las escuelas, a los negocios, a la economía de nuestras ciudades. Y queremos cambiar esas circunstancias, en las que vivimos. Necisitamos sacar a nuestra gente a votar, porque queremos estar bien representados políticamente”■

Download
This entry was posted in Hacia el Voto 2020, Homepage Feature, Inmigrantes. Bookmark the permalink.

Encuéntranos en Facebook

Síguenos en Twitter

Suscríbete

Suscríbete a nuestra lista de correo